Exportaciones para un desarrollo sostenible

 
Países / Territorios

WEDF 2011 - Resumen del taller 4: la recuperación del turismo después de una crisis

  • Foro Mundial para el Desarrollo de las Exportaciones 2011

    COMPROMISO DEL SECTOR PRIVADO CON LOS PMA PARA EL CRECIMIENTO PROPULSADO POR EL TURISMO Y UN DESARROLLO INCLUSIVO Y SOSTENIBLE

    blue line

    Resumen del taller 4: la recuperación del turismo después de una crisis

    El objetivo del taller sobre la recuperación del turismo después de una crisis consistía en debatir cómo puede resucitar un país su industria turística tras un duro golpe, ya sea por la inestabilidad política o un desastre natural. Tras el tsunami de Tailandia, el terremoto del Pakistán y los episodios de inestabilidad política vividos en Egipto y Túnez se ha comprobado que el bienestar económico de algunos países puede aumentar su vulnerabilidad si sus economías dependen en gran medida del turismo. Una crisis puede reducir gravemente las reservas de moneda extranjera de un gobierno, devaluar su moneda y repercutir negativamente en los medios de subsistencia de los más vulnerables, los que viven de la cadena de valor del turismo.

    En las presentaciones y los debates se identificaron tres elementos clave de la gestión de crisis: 

    • Cómo prepararse/plan para la crisis 
    • Cómo gestionar una crisis/gestión de crisis 
    • Qué hacer después de que se haya producido una crisis 

    1.    Planificación
    Habida cuenta de que el turismo es un producto en el que hay que creer y confiar, una experiencia emocional, es importante reaccionar inmediatamente, pues en época de crisis, el turismo es el primer sector que se resiente. Es fundamental elaborar una respuesta para los medios de comunicación e integrar el turismo en la estructura de emergencia, velando por que los agentes clave posean los números de teléfono y demás información necesaria para las situaciones de emergencia. Los países también deberán pensar en crear un fondo para las crisis, tal y como ha hecho Egipto después de la que ha vivido recientemente. Con la gestión de los riesgos y las crisis el turismo podrá convertirse en una actividad sostenible. 

    2.    Gestión inmediata de las crisis
    Los elementos críticos son los siguientes: 

    • Decir la verdad y hablar con unos medios de comunicación respetuosos que vayan a transmitir una información honesta; 
    • Permitir que la gente crea; 
    • Estar a cargo de la situación y transmitir la impresión de que se ha asumido la responsabilidad y se controla la situación;  
    • Acordar un mensaje para evitar la transmisión de mensajes contradictorios; 
    • Redes sociales: reaccionar con rapidez para evitar la difusión de información errónea a través de las herramientas de las redes sociales, por ejemplo YouTube y Facebook. 

    3.    No hay dos crisis iguales. Reconoce lo desconocido y prepárate para ello.   

    • Nunca intentes solucionar los problemas solo; pide ayuda a los demás, incluidos los interlocutores sociales, y aprovecha los efectos positivos que puede tener el boca a boca, por ejemplo, el boca a boca de los primeros turistas que regresan a un enclave turístico después de una crisis. 
    • En épocas de crisis, aprovecha para realizar actividades de capacitación y evitar tener que despedir a la gente. En la medida de lo posible, sustituye a los turistas internacionales por turistas nacionales. 
    • Utiliza la persuasión y no solo la información para recuperar la confianza. Utiliza historias positivas para relanzar la imagen de tu país. 

    Durante los debates mantenidos también se abordaron otros temas, entre ellos los siguientes: 

    • El primer sector al que golpean las crisis es el turismo; 
    • La planificación y la gestión adecuadas de las crisis son necesarias para reaccionar con rapidez y asignar funciones y responsabilidades claras; 
    • La capacidad emocional es importante: demuestra que te encargas de la situación, que la controlas; 
    • No existen dos crisis iguales, una crisis siempre es una experiencia de aprendizaje; 
    • Nadie quiere que se le asocie con un desastre, razón por la cual, casi ningún líder político querrá ser el primero en abordar la crisis; 
    • Los medios sociales y las redes sociales son muy importantes, pues permiten la rápida difusión de las noticias relativas a una crisis, por eso es necesario actuar con rapidez; 
    • Las primeras 48 horas son críticas y es aconsejable pedir asesoramiento profesional acerca de cómo abordar la crisis para evitar que se produzcan daños graves.