Exportaciones para un desarrollo sostenible

 
Países / Territorios

WEDF 2011 - Resumen del taller 1: Integración de la horticultura en la cadena de suministro del sector turístico

  • Foro Mundial para el Desarrollo de las Exportaciones 2011

    COMPROMISO DEL SECTOR PRIVADO CON LOS PMA PARA EL CRECIMIENTO PROPULSADO POR EL TURISMO Y UN DESARROLLO INCLUSIVO Y SOSTENIBLE

    blue line

     

    Resumen del taller 1: Integración de la horticultura en la cadena de suministro del sector turístico

    La industria del turismo posee un gran potencial de mercado para los productos agroindustriales de los países menos adelantados (PMA) africanos y de otros lugares. No obstante, existen indicios de que son muy pocas las agroindustrias africanas, sobre todo del subsector de la horticultura, que están integradas actualmente en las cadenas de valor/suministro que sirven a las empresas hoteleras, de restaurantes y de supermercados locales y regionales. Los Gobiernos de los PMA se están esforzando en conectar a los pequeños agricultores productores de frutas y verduras con las operaciones agroindustriales comerciales lideradas por las empresas multinacionales y dando servicio a la industria turística, cada vez más importante. Para ello es necesario elaborar modelos empresariales para vincular a estos agricultores con las empresas turísticas que creen un valor compartido a lo largo de la cadena de suministro/valor y generen ingresos y beneficios para todos los participantes.

    El objetivo del taller sobre la integración de la horticultura en la cadena de suministro del turismo era mantener debates sobre los métodos efectivos que se están utilizando en los países para abordar este problema e identificar las soluciones más apropiadas para los PMA. Se utilizó el caso de Tanzanía como caso de estudio para identificar métodos para crear cadenas de suministro susceptibles de alcanzar una integración significativa de la horticultura en el turismo. El taller aunó a las partes interesadas y los líderes empresariales más importantes en la materia: agricultores, intermediarios, transformadores y operadores hoteleros.

    El señor Felix Mosha, Presidente del Consejo de Desarrollo de la Horticultura de Tanzanía, afirmó que el turismo ha desbancado a la agricultura como sector principal de Tanzanía y constituye actualmente el sector con mayor crecimiento del país. Paradójicamente, el país tiene que importar a menudo productos hortícolas de otros países, mientras que los suyos propios terminan siendo desperdiciados si no se venden en los mercados. El gobierno está realizando importantes inversiones con objeto de incrementar la cuota de mercado del sector de la horticultura del 10 al 20 %. Para que los propietarios de pequeñas explotaciones agrícolas salgan de la pobreza, es necesario establecer vínculos directos entre el turismo y la horticultura. Para ello, se han de crear capacidades institucionales y coordinar ambos sectores, que trabajan actualmente de forma aislada. El gobierno debe participar y fomentar estos vínculos directos, en lugar de únicamente el turismo.

    Desde el punto de vista de la industria, se comentó que la experiencia con los agricultores locales demuestra que el hecho de mantener la calidad, el suministro y la variedad es un reto. A pesar de varios intentos por animar a los agricultores locales a mejorar su calidad, su variedad, etc., los hoteles tuvieron que importar productos. La conclusión fue que no resulta rentable trabajar directamente con los agricultores locales y, por ende, es necesario crear cooperativas y centros que satisfagan sus necesidades básicas, por ejemplo, en términos de apoyo técnico y financiero. Es necesario ayudar a los propietarios de pequeñas explotaciones agrícolas a fundar cooperativas. 

    Las principales conclusiones extraídas del taller fueron las siguientes: 

      1. Las experiencias de diversas partes del mundo, por ejemplo de Colombia y Turquía, indican que es posible, aunque en absoluto fácil, crear cadenas de valor viables que engloben desde los agricultores comerciales de pequeña escala hasta el sector hotelero. La experiencia indica asimismo que no existe ningún modelo único y universal y que la creación de sistemas de la cadena de valor viables, predecibles y fiables es un proceso que lleva tiempo (años). 
      2. Es necesario contar con la participación de todas las partes interesadas desde que se inicie la formulación del proyecto, pues exige un compromiso a largo plazo (plurianual) y el consiguiente acuerdo sobre "las reglas del juego" entre todas las partes: compradores, proveedores e intermediarios. El proyecto debe empezar por comprender el mercado/la demanda y, posteriormente, deliberar sobre las estrategias necesarias para satisfacer la demanda. 
      3. El hecho de poder abastecer a la industria hostelera internacional, además de brindar una oportunidad de mercado, sirve como sello de garantía de calidad y, potencialmente, puede permitir a los proveedores abastecer a otros segmentos de mercado (internacionales) exigentes. 
      4. Se necesita la participación de intermediarios (consolidadores) para mitigar los riesgos que conlleva la cadena de valor (fluctuaciones en el suministro, garantía de calidad, pérdidas ocasionadas por el transporte y el almacenamiento, etc. (que hacen que los precios no resulten competitivos), fondos comunes de productos procedentes de diversas fuentes pequeñas, etc.). No obstante, la participación de un consolidador también entraña riesgos, pues los intermediarios también se mueven motivados por los beneficios y podrían exprimir a los agricultores a la vez que exigen precios elevados a los hoteles. Estos consolidadores pueden ser empresas comerciales independientes y también, por ejemplo, una sección de una cooperativa de agricultores o de una asociación. 
      5. La calidad y la coherencia (así como unos precios competitivos) son parámetros esenciales de la industria hostelera. El intermediario tiene que satisfacer esas demandas y, por ende, superar los problemas relacionados con la estacionalidad, la calidad, la variedad, la regionalidad con respecto a dónde se puede cultivar qué, etc. 
      6. No todos los grupos de clientes hoteleros internacionales tienen los mismos requisitos, por lo que la base de clientes de hoteles individuales repercutirá en las exigencias de cada hotel concreto. La valoración del producto local no tiene la misma importancia para todos los grupos de clientes. 
      7. Normalmente se necesita una asociación entre los sectores público y privado para facilitar el desarrollo de cadenas de valor viables, que engloben desde los pequeños agricultores hasta la industria internacional de la hostelería y para superar los retos conexos, por ejemplo, en términos de infraestructuras (falta de centros de refrigeración donde poder almacenar y distribuir los productos), ampliación de los servicios ofrecidos a los agricultores, facilitación de crédito/medidas de financiación del comercio, legislación de apoyo relevante, etc.