•  SP header 
  •  

    Turismo

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 3/2001 

    Se estima que en 2000 el turismo mundial creció en 7,4%, la mayor tasa en un decenio y casi el doble del aumento registrado en 1999. Directa o indirectamente, el turismo ofrece unos 245 millones de puestos de trabajo y aporta más de US$ 5 billones a la economía mundial; de este total, los PMA captan US$ 2.300 millones.

    El mercado se transforma El ocio y la recreación constituyen el 62% del turismo internacional, y los viajes de negocios combinados con recreación, el 18%; el 20% restante se reparte en visitas a amigos y familiares, viajes por motivos religiosos y peregrinajes, tratamientos médicos, etc. Por otra parte, el mercado del turismo se está fraccionando en segmentos que incluyen el turismo cultural, el ecoturismo y los deportes de aventura. Las visitas a bellezas naturales, inclusive el ecoturismo, representan ya más del 10% del mercado; el turismo cultural es la principal atracción del mercado europeo. En el sector "sol y arena" también están creciendo algunos segmentos importantes: familias, ancianos y viajes de incentivo. El turismo de deporte (golf, navegación a vela y buceo, entre otros) comienza a cobrar importancia en los Estados Unidos, Europa y Japón. Impacto del comercio electrónico El comercio electrónico tiene hoy un profundo efecto en la industria turística. Las reservas en línea han aumentado con mayor rapidez que las transacciones electrónicas en otros sectores. Para 2003, las reservas de viajes de recreación deberían superar los US$ 29.000 millones (12% de la facturación del sector). Día a día aumenta la promoción gráfica virtual del ambiente y los productos ofrecidos por los destinos turísticos, para ayudar al cliente a hacer su elección. El consumidor actual también espera poder hacer en un mismo sitio web las reservas de viaje, alojamiento y transporte local. Ingresos de los PMA bajan un 15% Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), en 1998 los países en desarrollo (incluidos los PMA) captaron sólo el 53% de los ingresos generados por el turismo internacional, a pesar de haber acogido cerca del 61% de las llegadas turísticas. El ingreso medio por llegada fue de US$ 609 para los países en desarrollo y US$ 502 para los PMA, pero de US$ 827 para los países desarrollados. De entre los PMA, sólo la República Unida de Tanzanía es un destino turístico importante, con ingresos de US$ 570 millones. Camboya, Nepal y Uganda son los otros PMA que logran ingresos turísticos de más de US$ 100 millones. Zambia tiene un número de visitantes similar, pero sus ingresos por llegada son muy inferiores, debido a que muchos turistas sólo van a visitar las Cataratas de Victoria durante un día. Excelente potencial, múltiples problemas Sin embargo, muchos PMA tienen un gran potencial turístico, gracias a la riqueza y diversidad de sus recursos naturales, culturales y de otra índole. Desgraciadamente, como ocurre en la República Unida de Tanzanía, gran parte de estos recursos no son aprovechados y ofrecidos a los visitantes. Con todo, se prevé que los PMA harán con el tiempo progresos que los colocarán entre los primeros destinos del mundo. Por ahora, su oferta se desconoce y el sector turístico sigue poco desarrollado debido a sus carencias estructurales:

    • Falta de una promoción eficaz de los destinos y los productos ofrecidos.
    • Deficiente administración del turismo.
    • Falta de instalaciones básicas, de infraestructuras adecuadas y de servicios sociales.
    • Falta de inversiones en estructuras turísticas y productos afines (atracciones, entretenciones, locales comerciales, etc.).
    • Falta de recursos humanos calificados, formados y competentes.
    • Gran fragilidad y vulnerabilidad ecológica.
    Informar y captar clientes Una de las tareas primordiales de los PMA es comunicar sus ofertas a los visitantes potenciales. Casi todos los PMA carecen de una comisión turística experimentada que promueva los destinos nacionales. El sector privado no tiene las competencias técnicas ni los recursos para presentar sus productos a los profesionales del sector y al público por medio de internet. Las reservas en línea son difíciles o imposibles, debido a las limitaciones de la infraestructura telefónica y de internet. La información propuesta no permite distinguir claramente entre las distintas ofertas. En la mayoría de los PMA, la formación impartida al personal de "primera línea" (taxistas, guías, intérpretes, personal de hoteles y restaurantes, personal de atracciones) sobre normas de servicio a la clientela ha sido escasa. Los PMA también han descuidado dos aspectos primordiales para el visitante extranjero: la salud y la seguridad. De ahí que muchos turistas prefieran las fórmulas de viaje organizado, en que un intermediario asume la responsabilidad de lograr un servicio de calidad, lo que tiende a perpetuar los bajos niveles en los países visitados. Pero lo más importante es tal vez que muchos PMA no han hecho suyo el concepto del turismo sostenible. La hotelería tradicional, restringida a las playas, no es sostenible, y constituye a menudo un motivo de resentimiento entre la población local. Para más detalles, véase el artículo "El turismo de negocios", enForum 3/1999 (disponible en http://www.forumdecomercio.org/news/fullstory.php/aid/134.html). Para solicitar asistencia técnica del CCI, diríjase a Doreen Conrad, Jefa de la Unidad del Comercio de Servicios del CCI (conrad@intracen.org)