•  SP header 
  •  
  • Número 2/2009

                                                                                                                                                 2/1999  

  •  
  • Patricia Francis, Directora ejecutiva del itc, habla con franqueza de la Ayuda para el comercio, las oportunidades en esta crisis financiera y el papel del ITC.

    El economista principal del ITC evalúa el impacto de la crisis financiera mundial en los países en desarrollo y recomienda algunas respuestas políticas, tanto nacionales como internacionales.

    El Segundo Examen Global de la Ayuda para el Comercio, que tuvo lugar en Ginebra los días 6 y 7 de julio de 2009, fue un hito importante para evaluar los avances desde el Primer Examen Global de 2007. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se enorgullece de participar en esta iniciativa en la región de América Latina y el Caribe.

    "La crisis tiene un rostro humano", declaró Pascal Lamy, Director General de la OMC, en el encuentro del Segundo Examen Global de la Ayuda para el Comercio, y añadió: "Los objetivos de alivio de la pobreza, tanto en el marco de los ODM como en otros ámbitos, han pasado a ser más difíciles de alcanzar debido, entre otras cosas, a la disminución de la demanda de exportación de mercancías.

    El Segundo Examen Global de la Ayuda para el Comercio que acogió la OMC a comienzos de julio reveló esferas de consenso sobre el camino por delante. Uno tras otro, los jefes de organizaciones internacionales exhortaron a que se pasara a la fase de aplicación, resistencia al proteccionismo, más financiación para el comercio y mayor intervención del sector privado, así como a que se concluyera la ronda de Doha. Fortalecer la dimensión regional de la Ayuda para el Comercio, alentar la responsabilización de los países y evaluar mejor el impacto también fueron puntos destacados del orden del día. "Si, en 2007, la Ayuda para el Comercio era urgente, hoy es esencial: es la inversión que permitirá a muchos países en desarrollo prepararse para salir de la crisis mejorando su capacidad comercial", declaró en el evento Pascal Lamy, Director General de la OMC.Creemos en la importancia de la Ayuda para el Comercio para operar un cambio positivo en los países. Nuestra tarea consiste en convertir imperativos comerciales más amplios en realidades para el sector privado en el terreno y asegurar que generen beneficios para quienes más los necesitan.

    Las publicaciones y recursos en línea que se reseñan en la columna de la derecha contienen los resultados del Segundo Examen Global de la Ayuda para el Comercio y los ejemplos más destacados de las actividades de Ayuda para el Comercio en los planos nacional y regional.

    Desde hace mucho tiempo se reconoce que la Ayuda para el Comercio es una vía segura de empleo, inversión y desarrollo sostenible. Según la UNCTAD, hoy más que nunca, los países en desarrollo dependen de la orientación de dicha ayuda.

    Con ayuda de exportadores del sector privado, los países en desarrollo pueden salir de la pobreza. Tal es la convicción del ITC, cuyos proyectos están abriendo brecha allí donde cuenta: en el terreno.

    En la carrera de encontrar nueva inspiración y fuentes exclusivas de productos para la línea de complementos de moda ética de la próxima temporada, los diseñadores internacionales miran cada vez más hacia África, sus diseñadores y sus comunidades.En 2008, el ITC se puso en contacto con líderes y distribuidores de la comunidad de la moda de Italia y el Reino Unido para hacer una prueba del mercado potencial de bolsos y accesorios fabricados en África. El objetivo era establecer una conexión directa con una gran firma de moda.Luisa Laudi, Directora Creativa de MaxandCo. (Grupo Max Mara), decidió usar algunas muestras de los materiales presentados para crear una pequeña colección de bolsos y bufandas. Unas semanas después, se recibieron de Nairobi las primeras muestras para la colección: bolsos, cinturones y brazaletes de ganchillo, tejidos con hilo de algodón.

    Gracias al crecimiento impulsado por las exportaciones, la región de Asia y el Pacífico prosperó inmensamente en los últimos 40 años, pero en muchos países subsisten el retraso económico y la extrema pobreza. El Banco Asiático de Desarrollo (BAsD) estima que 900 millones de personas viven con menos de $EE.UU. 1,25 por día en el Asia en desarrollo. Incluso en los países más prósperos coexisten regiones ricas y pobres, retrato de las dos caras de la estremecedora realidad de Asia.

    En una reunión de expertos ad hoc sobre el aporte de los trabajadores migrantes al desarrollo, acogida por la UNCTAD el 29 de julio, funcionarios de alto nivel reconocieron las pérdidas sufridas por millones de trabajadores migrantes en el mundo entero y el potencial del recurso a la mano de obra migrante como herramienta de recuperación de la crisis financiera.

    El Segundo Examen Global de la Ayuda para el Comercio congregó a jefes de organizaciones internacionales, altos dignatarios de países donantes y beneficiarios, y expertos de los sectores público y privado. En esta conferencia convocada por la Organización Mundial del Comercio (OMC) los días 6 y 7 de julio, se pasó revista a los avances y se trazó el futuro de la iniciativa Ayuda para el Comercio frente a la crisis económica y financiera mundial.

    El 16 de julio, se firmó un Memorándum de entendimiento para el Marco Integrado Ampliado (MIA) como muestra del firme empeño internacional de asegurar que los PMA se beneficien del comercio.

    Cuando su marido cayó enfermo, Kim Arut no tuvo más alternativa que dejar su trabajo y ocuparse de la gestión de la empresa familiar. Tres años después, el hostal Kumul Lodge en Papúa Nueva Guinea va viento en popa.

    A medida que la crisis económica evoluciona, surge al menos una tendencia promisoria: cada vez se conocen mejor la Ayuda para el Comercio y el papel que desempeña en la promoción del crecimiento económico mundial.

    La Ayuda para el Comercio suscitó controversia desde un principio. Ahora que se enfrenta al reto adicional que supone la crisis económica, es esencial crear nuevos mecanismos progresistas.Desde sus inicios, la Ayuda para el Comercio avivó el debate entre las partes interesadas a un punto que sólo otros pocos acontecimientos podrían haberlo hecho. Hoy, cuatro años después que se instituyera en la Declaración Ministerial de Hong Kong en 2005, dicha ayuda sigue polarizando opiniones de líderes políticos y economistas del desarrollo de todo el mundo.

    El análisis comparativo muestra que los programas inducidos por las exportaciones contribuyen a mitigar la pobreza en países en desarrollo.

    Empeñada en ampliar su empresa de moda, Jackie Loheni aprovecha al máximo cada oportunidad y marca el camino en la mejora de las condiciones de las trabajadoras.

    Las empresas de Tonga, al igual que las de otros pequeños Estados insulares, afrontan muchos retos comerciales. 'Ofa Tu'ikolovatu, que nunca se da por vencida, está transformando obstáculos en oportunidades para mejorar las empresas y el desarrollo de su país.