•  SP header 
  •  

    Vinculación empresarial con mercados de exportación

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 2/2007, © Centro de Comercio Internacional

    El turismo rumano tiene un gran potencial exportador.© Ministerio de Economía y Comercio de Rumania

    La estrategia de exportación de Rumania conecta regiones, ciudades y pueblos para ampliar la base de exportadores y crear exportaciones que respondan a la demanda de nuevos mercados, especialmente de la Unión Europea.

    El método rumano de desarrollo de las exportaciones puede resumirse así: aunar fuerzas a escala nacional y definir acciones locales para luego esforzarse por conseguir beneficios para los actores en cuestión mediante una estrategia nacional y una institución que se ocupe del proceso.

    Las exportaciones solían promoverse y desarrollarse de manera fragmentaria e incoherente. Los exportadores estaban excesivamente concentrados en Bucarest, la capital, y otras grandes ciudades, pero en los pueblos, la base de exportación era ínfima.

    Por consiguiente, nos dimos cuenta de que ese modelo ya no era viable. Al igual que en muchos países, aquí había una tendencia a la dualización de la economía. A los exportadores consolidados no les interesa forzosamente que la base exportadora se amplíe, pues refuerzan sus ventajas aprovechando recursos que deberían destinarse a promover las exportaciones. Esta "coalición" sólo se puede contrarrestar con medidas estratégicas y procesos democráticos.

    Por lo tanto, en lugar de crear una asociación público-privada, optamos por establecer el Consejo Nacional de Exportaciones (CNE) para actuar en el plano local, mejorar la condición de los pobres e integrarlos al proceso democrático de toma de decisiones sobre estrategias de exportación.

    Cimentar la confianza

    Este proceso fue precedido por un análisis exhaustivo de nuestra situación económica, llevado a cabo por 21 equipos y más de 400 personas en toda Rumania. Ello nos sirvió para decidir qué rumbo queríamos tomar y qué exportaciones serían sostenibles como motor de desarrollo y prosperidad. Nuestra meta para 2009 consiste en cambiar radicalmente las condiciones de hacer negocios y exportar, lo que implica intervenir verdaderamente en el plano local y ofrecer servicios a las respectivas comunidades empresariales. Se trata de apoyar la creación de aglomeraciones de empresas emergentes, establecer vínculos entre distintas cadenas de valor y ramas de actividad, e impulsar campañas de sensibilización a escala local. Ante todo, nos esforzamos por granjearnos la confianza de todos los interesados y también de los políticos para que el proceso sobreviva a distintos regímenes demostrando una firme asociación con el sector empresarial. Gracias a estos esfuerzos, todos los partidos políticos de Rumania reconocieron que el CNE contribuiría a reforzar la cooperación público-privada en el desarrollo de las exportaciones. En 2003, las empresas hicieron suya la idea de crear una entidad exportadora nacional, idea que se materializó en abril de 2004 con el CNE integrado por 14 representantes del sector privado y 14 del sector público. A fines de 2004, formulamos la estrategia nacional de exportación, basada en la metodología del CCI, y a fines de 2005, Rumania la aprobó.

    En el marco de nuestro programa Exportaciones 2006, nos entrevistamos con numerosas autoridades locales para convencerlas de cambiar de mentalidad y estudiar las posibilidades de crear exportaciones sostenibles. A tales efectos, nos esforzamos por fomentar vínculos entre industrias locales pues son importantes para reducir la pobreza y desarrollar exportaciones sostenibles en sectores como el turismo, el mobiliario, la agricultura orgánica y la artesanía. En un mundo globalizado, las empresas extranjeras buscan destinos adecuados para deslocalizar actividades, lo que nos abre nuevas oportunidades y para aprovecharlas, impulsamos alianzas locales; por ejemplo, entre diseñadores y fabricantes de muebles, o entre granjas de producción orgánica y agencias de turismo rural. En total, nuestra estrategia se aplica en 400 iniciativas.

    Tenemos ocho proyectos piloto de acceso a Internet en zonas rurales. También establecimos consejos exportadores en los condados. Por último, recabamos información sobre experiencias exitosas de otros países y la comunicamos a nuestros productores. Por ejemplo, los vinicultores se constituyeron en asociación y crearon una marca para comercializar su producción, que ahora exportan. Rumania, que concibió y construyó la primera computadora de Europa oriental en 1957, sigue dando prioridad a las TI y tiene la mayor densidad de diplomados en este campo. Una empresa extranjera explota un telecentro donde personal rumano ofrece servicios en 15 idiomas europeos.


    © Ministerio de Economía y Comercio de Rumania
    La estrategia rumana se centra en incorporar empresas locales en los nuevos mercados internacionales.


    Óptimos resultados

    Al cabo de un año, la tasa de realización de la estrategia quinquenal es de 70% (índice obtenido según la metodología del cuadro de mando integral, adaptada por el CCI a las estrategias nacionales de exportación), lo que implica que responde a las expectativas. ¿Cuáles fueron los logros principales? Estimulamos la cooperación en redes entre las instituciones y el sector privado, ampliamos la base de exportadores y diversificamos las exportaciones a nuevos sectores tales como la agricultura orgánica, el turismo rural y la producción audiovisual. En lo que respecta a información comercial, gestión y financiación de las exportaciones no nos desenvolvimos tan bien, pero cabe señalar que no todos los plazos de evaluación estaban fijados para el primer año.

    En la próxima etapa, que corresponde a las estrategias regionales de exportación, se alentará a cada región del país a definir sus propias prioridades y actuar en consecuencia. También se aumentará el número de prestadores de servicios a las empresas. Necesitamos programas de formación a escala local para capacitar a las comunidades pobres, ampliar la red de asociaciones femeninas, propiciar la cooperación entre conglomerados empresariales y crear bienes públicos en términos de servicios para todo el sector empresarial. Es primordial impulsar la comercialización territorial y promover la imagen de marca de las regiones. Ahora que nuestras actividades de promoción se orientan más bien a los exportadores potenciales que a los reconocidos, tenemos que completar esa transformación mediante servicios de información y consultoría concebidos expresamente para ellos. 


    © iStockphoto
    Crear marcas para los vinos rumanos forma parte de la nueva estrategia de exportación.

    Dirección-e del Sr. Lianu
    :
    costin.lianu@dce.gov.roVéase tambiénhttp://www.dce.gov.ro