•  SP header 
  •  

    Uso innovador de las competencias de gestión en la India

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 3-4/2008

    La asociación del ITC con un banco de la India mostró que los prestamistas pueden utilizar en forma segura las competencias como garantía de crédito.


    Habitualmente, ningún prestamista se atrevería a ofrecer crédito a pequeñas y medianas empresas (PYME) sin garantía financiera. Pero eso es precisamente lo que un importante banco de la India comenzó a hacer en 2007. Los resultados fueron sorprendentes ya que en poco más de un año mejoraron las oportunidades para pequeñas empresas, mujeres y comunidades enteras.

    Las competencias de gestión se utilizan como una forma innovadora de garantía de crédito en el marco de una iniciativa del ITC para mejorar el acceso al crédito de las PYME. El Export Import Bank de la India (Exim) puso a prueba el proyecto denominado LoanCom que resultó muy efectivo. Al considerar la capacidad de gestión como "activo no financiero", dicho proyecto permite evaluar con mayor precisión el futuro potencial de una empresa, en lugar de basarse únicamente en su trayectoria. A diferencia de los parámetros financieros que suelen utilizar los prestamistas, las competencias de gestión son un factor determinante para el éxito empresarial.

    En noviembre de 2008, los resultados del año piloto de LoanCom se presentaron en el foro de Exim Bank de la región Asia y el Pacífico que tuvo lugar en Mumbai y en el cual se dedicó una sesión especial al impacto de la crisis financiera mundial en el acceso de las PYME a la financiación. Los resultados fueron sorprendentes para muchos pues subrayaron las ventajas innegables de otorgar préstamos a las PYME en el contexto económico actual.

    Las PYME representan el 95% de los establecimientos manufactureros de la India y generan el 40% de las exportaciones y la producción industrial. También representan más de un tercio del sector manufacturero y aportan importantes beneficios económicos y oportunidades de empleo a comunidades locales.

    Pese al valor de las PYME en la economía, los bancos siempre se han mostrado reticentes a concederles crédito por considerar que éstas conllevan mayores riesgos. Además, a los bancos les resulta difícil identificar a las PYME con verdadero potencial y los costos de sus operaciones bancarias son más altos. De ahí que la situación sea ardua para estas empresas que a falta de crédito no pueden ampliarse. Paradójicamente, por lo general, esa reticencia de los bancos es injustificada, ya que las PYME tienen un 35% de rentabilidad de la inversión y su tasa de incumplimiento de pago no es más alta que la de otros clientes del sector bancario.

    El Exim Bank asignó un fondo de US$ 11 millones para el proyecto piloto y aceptó destinar el crédito principalmente a industrias rurales y agrícolas de las zonas más desfavorecidas. La cifra de negocios anual de los participantes oscilaba entre US$ 250.000 y US$ 1 millón, y sus actividades se orientaban esencialmente a la exportación. Se dio prioridad a las PYME con alto coeficiente de mano de obra, que en su mayoría pertenecen a mujeres o son explotadas por éstas. Tal como previsto, la experiencia incidió en las tasas de empleo y la reducción de la pobreza de las comunidades vecinas.

    El proyecto LoanCom consta de cuatro etapas. En primer lugar, el banco verifica la trayectoria de la empresa mediante un cuestionario detallado; en segundo lugar, examina la solicitud de préstamo en función de parámetros financieros y en tercer lugar analiza la competencia de gestión mediante un cuestionario muy elaborado para luego trazar el futuro plan de crecimiento de la PYME en cuestión. Por último, el banco le ofrece ayuda para cumplir con determinados requisitos.

    De las 120 solicitudes de préstamo recibidas durante el período experimental, se aprobaron casi 60. Alrededor de la mitad de los préstamos se otorgaron a nuevos clientes con pocos antecedentes financieros. Según el Exim Bank, al cabo de un año de funcionamiento, ninguna PYME incumplió los términos del préstamo.

    La mayoría de las PYME que participan en LoanCom fabrica productos de exportación. Los principales mercados son la Unión Europea (Alemania, Bélgica, Francia e Italia), Japón, Israel, Estados Unidos y algunos países de África. Algunos proyectos también registran buenos márgenes de venta local (en particular, la artesanía y los palillos de incienso).

    Casi 30 de los nuevos préstamos están relacionados con iniciativas agroindustriales, como la producción de setas, productos básicos orgánicos, alimentos orgánicos, verduras enlatadas, jugos de frutas, mezclas instantáneas, polvos y especias, y plantas medicinales. Otras 30 propuestas abarcan productos industriales como láminas, adhesivos sintéticos, palillos de incienso, artesanía de cuero y madera, todos los cuales conllevan procesos ligeros desde el punto de vista técnico.

    El éxito del proyecto piloto en la India alentó al ITC a ampliarlo a otros países en desarrollo de África y Asia. Recientemente, LoanCom se puso en marcha en Túnez, en asociación con la Banque de Financement de Petites et Moyennes Entreprises; se está negociando una colaboración con el Banco Africano de Desarrollo para programas conjuntos con Zanaco e Investrust en Zambia y con EcoBank en África central y occidental. Al ampliar sus horizontes, LoanCom puede ayudar a los bancos a liberar el potencial comercial de la mujer y servirse de empresas innovadoras para atravesar estos azarosos tiempos económicos.

    Adaptación del artículo "Small firms to get loans against managerial skills" de Gargi Banerjee,www.livemint.com