•  SP header 
  •  

    Turismo de Bahía - Cinco estrellas en sostenibilidad

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 1-2/2008 
     

    El Proyecto de la Costa de los Cocoteros en Bahía, Brasil, apoyado por el ITC, no se limita al turismo ni a productos de primera calidad, también da resultados de primer orden para la comunidad local.

    El hecho de que los turistas que viajan a Bahía tengan acceso a los productos y servicios de alta calidad que ofrecen conocidos complejos turísticos como Costa do Sauípe, Super Club Breezes, Reserva Imbassaí, Iberostar, Ecoresort Praia do Forte y Vila Galé Mares Hotel Guarajuba, no es novedad.

    Ahora bien, las experiencias que hay tras los hechos son otros tantos motivos por los que vale la pena escribir sobre el tema. Son vivencias de cientos de personas de la región cuyas vidas se vieron radicalmente transformadas por iniciativas destinadas a fomentar el empleo, mejorar los salarios, preservar el acervo cultural, integrar a las mujeres y contribuir al desarrollo de los pequeños productores.

    Todo el mundo sabe que a la hora de hacer negocios, los pobres pueden adolecer de falta de instrucción y no tener contacto alguno con quienes puedan ayudarles a ampliar sus negocios en la economía formal.

    Mediante el programa del ITC se vincula a las comunidades locales con las cadenas de valor de los productos y servicios que pueden suministrar. También se trabaja con las comunidades para ayudarlas a organizarse en el plano local o regional y mejorar sus capacidades ofreciéndoles formación y asistencia comerciales. Desde la puesta en marcha de este proyecto en 2003, se crearon más de 2.000 puestos de trabajo en la región. Los ingresos de la comunidad procedentes del turismo aumentaron un 500% y la asistencia a las escuelas primarias, ocho veces.

    El programa está diseñado para capacitar a hoteles y turistas a contribuir conjuntamente a un turismo inclusivo. Los resultados fueron impresionantes ya que por un lado, las necesidades de los turistas se suplen con mayor eficiencia y, por el otro, la población local se beneficia directamente de ese mismo turismo del que antes se resentía.

    El turismo inclusivo realza la experiencia de los huéspedes que consideran satisfactorio el hecho de que los mismos lugares turísticos que les ofrecen estándares internacionales de comodidad también contribuyen directamente al desarrollo de la comunidad local.

    El ITC, con apoyo de varios socios locales, estimula la participación de la comunidad en las cadenas de valor relacionadas directa o indirectamente con el turismo. Varias iniciativas en preparación generarán más de 20.000 nuevos puestos de trabajo en los próximos cuatro años. Poco a poco, la situación de la gente del lugar va mejorando y eso influye positivamente en cada familia. Citemos el ejemplo de la cooperativa de 60 mujeres que se creó para confeccionar uniformes del personal hotelero. El número puede parecer pequeño, pero 60 mujeres son 60 esposas y madres que ahora tienen mejores posibilidades de criar a sus hijos con dignidad.

    En la primera escuela hotelera de Bahía, creada con apoyo del ITC, cada año se capacitará a 950 vecinos de comunidades locales y personal hotelero, lo que reforzará la base de competencias profesionales.

    En el sector agrícola, 500 familias de pequeños productores reciben asistencia técnica y financiera para producir verduras destinadas a los hoteles con el incentivo añadido de usar tecnología de producción limpia. También se apoya la agricultura orgánica para estimular la recuperación del suelo mediante el uso de fertilizantes orgánicos que se producen a partir de la biodegradación acelerada de los residuos orgánicos que generan los propios hoteles. Además, eso permite que más de 500 agricultores adquieran fertilizantes orgánicos a precios subvencionados.

    Se construyó un depósito para productos agrícolas cuya gestión está a cargo de una cooperativa que cuenta con 105 miembros y también venden miel y otros productos orgánicos de la región.

    Por otra parte, el turismo de Bahía se propone fomentar el empresariado cultural mediante el patrocinio a pequeñas empresas de cultura y esparcimiento con mirar a ampliar la experiencia cultural en los hoteles. Se espera que esta iniciativa genere más empleo y oportunidades de negocio para unos 350 empresarios locales.

    Actualmente, el abastecimiento local de productos relacionados con el turismo abarca frutas y hortalizas, jabones y champúes, ropa, mariscos, arte y artesanía.

    La capacitación técnica también se está ampliando a la informática y a los servicios de construcción civil relacionados con el desarrollo de complejos turísticos.

    Estos avances no sólo redundan en una mejora de los recursos financieros de la región, también ofrecen posibilidades de una vida mejor a la comunidad local.