•  SP header 
  •  

    Sudáfrica y Brasil: fomento del comercio Sur-Sur

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 2/2010 

    La considerable expansión del comercio Sur-Sur, sobre todo en la década pasada, se considera un nuevo fenómeno alentador en el que varios países en desarrollo figuran entre los principales socios comerciales. Los vínculos de comercio e inversión entre Sudáfrica y Brasil se vieron fortalecidos y apuntalados por la riqueza y la influencia de la que gozan ambos países en el respectivo continente. A pesar de los reveses a corto plazo debido a la crisis financiera mundial, las distintas ventajas comparativas de productos de ambos países ofrecen muchas oportunidades de expansión en los dos sentidos, así como de comercio e inversión regionales.

    Factores de crecimiento 

    El crecimiento y la importancia del comercio Sur-Sur se atribuyó a varios factores: el rápido avance económico de determinados países en desarrollo, incluidos Brasil y Sudáfrica; la mejora de la facilitación del comercio y la infraestructura del transporte; el fortalecimiento de la integración regional, así como las redes y transacciones empresariales, interempresariales y sectoriales. Dichos factores, junto con el aumento de programas de liberalización del comercio y las finanzas contribuyeron a la prominencia de Brasil y Sudáfrica en las relaciones internacionales. El comercio entre ambos países también creció significativamente en estos últimos años y Brasil es hoy el mayor socio comercial de Sudáfrica en América Latina. Habida cuenta de la importancia regional de Sudáfrica y Brasil, la relación comercial entre ambos países revista a su vez vital importancia para el avance del desarrollo más amplio de África y Sudamérica. Sudáfrica es uno de los mayores inversores en los sectores de minería, electricidad, servicios financieros y telecomunicaciones del África subsahariana y Brasil la fuerza motriz del continente sudamericano.

    No obstante, el comercio entre Brasil y Sudáfrica, así como con otros países africanos, disminuyó entre diciembre de 2008 y diciembre de 2009 debido principalmente a la crisis económica y financiera mundial. En ese período, Brasil importó sobre todo productos minerales de Nigeria y exportó alimentos y productos animales a Egipto y Angola. Aunque también disminuyó en 2009, durante el período 2005-2009 el comercio entre Brasil y países africanos (salvo Sudáfrica) aumentó un 9%. En 2009 la relación comercial entre Sudáfrica y Brasil contabilizó el 1% del total del comercio de Sudáfrica y, a pesar de la disminución comercial de 2009, sus exportaciones a Brasil aumentaron un 3% en el período 2005-2009. Sudáfrica exporta principalmente maquinaria, productos minerales y productos químicos a Brasil e importa alimentos, productos animales y productos tabacaleros.

    En términos de tarifas de importación de Brasil y del valor de las exportaciones sudafricanas, Sudáfrica exporta altos volúmenes de productos minerales y químicos a varios países, pero no a Brasil que importa grandes cantidades de otros países. Por lo tanto, existe la oportunidad de que exportadores sudafricanos aumenten el comercio con Brasil de productos tales como gasolina de aviación, aceites de petróleo y ácido fosfórico. Otros productos que muestran el mismo potencial son el aluminio, los camiones de volteo y el papel no estucado. Ahora bien, existen barreras no arancelarias que tal vez comprometan la exportación de esos bienes al mercado brasileño.

    Programas de liberalización del comercio y cooperación

    Varios programas de finanzas, liberalización del comercio y cooperación contribuyeron a fomentar la relación comercial entre Sudáfrica y Brasil. Uno de los proyectos más importantes es la iniciativa trilateral de desarrollo denominada IBSA que vincula las economías de la India, Brasil y Sudáfrica con el objetivo de promover la cooperación Sur-Sur para explorar oportunidades de comercio e inversión, así como de intercambio de información, tecnología y competencias. A través de esa iniciativa se crearon oportunidades para empresas sudafricanas, en particular de los sectores de biocombustibles, servicios y turismo. El foro empresarial Brasil-Sudáfrica no sólo refuerza los lazos de ambos países en materia de comercio e inversión, sino también los lazos con empresas sudafricanas de tecnología de la información, minería, finanzas, infraestructura y el sector farmacéutico interesadas en aprovechar la oportunidad de ampliar sus negocios con Brasil. En términos de cooperación financiera, la Corporación de Desarrollo Industrial de Sudáfrica y el Banco Brasileño de Desarrollo firmaron un acuerdo que incluye el fortalecimiento de las relaciones comerciales y económicas entre ambos países mediante la cooperación en una serie de proyectos que abarcan el sector automotriz y de componentes automotrices, así como los sectores farmacéutico y de elaboración de alimentos.

    En estos últimos años, algunas empresas e industrias sudafricanas penetraron con éxito en el mercado brasileño. Empresas mineras como AngloGold Ashanti y el Standard Bank, uno de los bancos sudafricanos más grandes, establecieron operaciones exitosas en Brasil. Por su parte, la industria farmacéutica sudafricana cuenta hoy con una presencia internacional en Brasil y una empresa común de compañías farmacéuticas sudafricanas y brasileñas se propone desarrollar y fabricar productos a escala mundial. Bosch, la empresa de maquinaria y consultoría del sector azucarero, abrió una sucursal en Brasil y Naspers, gigante sudafricano de comunicación en línea e Internet, adquirió acciones de la mayor editorial de revistas brasileña.

    A pesar de que actualmente Sudáfrica exporta a América Latina sólo una pequeña proporción del total de sus exportaciones, esa proporción aumentó en estos últimos años. Sudáfrica y Brasil se centran cada vez más en la importancia del comercio Sur-Sur y eso, junto con el aumento de programas de finanzas, liberalización del comercio y cooperación bilateral, significa que Brasil tiene el potencial de ofrecer vastas oportunidades de inversión y exportación a empresas sudafricanas.