•  SP header 
  •  

    Spinners and Spinners "cubre" el mercado humanitario

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2001

    El caso de Spinners and Spinners, con sede en Nairobi (Kenya), ilustra tanto las oportunidades como las dificultades que los proveedores de países en desarrollo tienen en su trato con los organismos internacionales.

    Durante nueve años, el fabricante de mantas Spinners and Spinners (Nairobi, Kenya) ha suministrado sus productos a distintos organismos de ayuda internacional. En la actualidad, la empresa tiene acuerdos de abastecimiento a largo plazo con el ACNUR, la FICR y el CICR. En 1999, fue uno de los principales proveedores de mantas a los organismos de ayuda presentes en la crisis de Kosovo.

    Spinners and Spinners ha exportado mantas a toda África, y en particular a Sudán, Namibia, Burundi, Etiopía, Somalia, Uganda, Liberia y la República Unida de Tanzanía. El mercado de la manta es muy competitivo (nada más que en Kenya hay otros seis fabricantes) y la demanda, limitada. El éxito de Spinners and Spinners se explica por dos factores: calidad y precios competitivos.

    Antes de 1995, hacer negocios con los organismos internacionales en la región era muy distinto. Las normas existían en la teoría, pero no se aplicaban con rigor. Como consecuencia, el mercado se inundó de mantas de poca calidad. Tras el genocidio de Rwanda, en 1994, el mercado de las compras humanitarias se hizo mucho más formal y reglamentado. La mayoría de los organismos de ayuda internacional, como el ACNUR y el Movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, adoptaron normas y especificaciones estrictas. Spinners and Spinners vio esto como una oportunidad para promover sus productos entre los organismos de asistencia. La convocación local de algunas licitaciones permitió que la empresa participara directamente en el proceso de presentación de ofertas.

    Hoy, Spinners and Spinners tiene acuerdos marco con tres organismos - ACNUR, CICR y FICR. La necesidad de mantener volúmenes de existencias adecuados de sus productos terminados y de las materias primas necesarias acarrea un peso financiero considerable. Las utilidades se reducen en función de la permanencia de las reservas en los depósitos. Para hacer frente a estos problemas, la empresa se ve obligada a buscar créditos sometidos a altas tasas de interés. Las empresas africanas son perjudicadas por la deuda en dólares, que aumenta con cada devaluación de las monedas locales, de manera que sus utilidades suelen esfumarse en el momento del reembolso. Spinners and Spinners propone que, como una forma de ayudar a la supervivencia de las empresas de países en desarrollo, los países donantes otorguen créditos blandos (en condiciones preferenciales), de ser posible en moneda nacional y con intereses reducidos. Estos créditos blandos pueden ayudar también a mantener los grandes volúmenes de existencias de materias primas necesarios.

    Otro motivo de inquietud es la corta duración de los acuerdos. Normalmente, los organismos proponen contratos de dos años. Spinners and Spinners es partidario de suscribir acuerdos de mayor duración, con cláusulas de revisión de precios cada dos años. Así, todos saldrían beneficiados: los organismos internacionales, que tendrían un abastecimiento continuo de productos de calidad, a precios y plazos negociados; los fabricantes, que tendrían tratos seguros y, lo más importante, los beneficiarios, que obtendrían productos de calidad óptima cuando más los necesitaran.

    Chandu Dodhia es Director Gerente de Spinners and Spinners Ltd (spinners@form-net.com).