•  SP header 
  •  

    Rudimentos de un nuevo comercio

     

     
     
    Entrevista con Arnaud Dufour, autor de un libro de gran venta sobre la Internet publicado en la colección francesa Que sais-je? y traducido a cinco idiomas.
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 1/1999

    P. A su juicio, ¿qué abarca el concepto "comercio electrónico"?

    R. En términos generales, comprende todas las transacciones comerciales que se efectúan por un medio electrónico, y en particular por la Internet.

    Abarca tanto las transacciones entre empresas y consumidores como las que tienen lugar entre empresas, que no se limitan a la mera compraventa. Queda incluida la oferta de informaciones y servicios a los clientes por intermedio de la red, ya sea en la etapa que precede a la compra o en la de posventa y apoyo.

    Esta forma de comercio puede afectar profundamente la estrategia de la empresa, ya que transforma la interacción entre ésta y sus clientes, proveedores, asociados, personal e inversores. El entorno virtual difiere considerablemente del medio comercial tradicional, ya se trate de los copartícipes en el intercambio, la competencia, las normas o el espacio físico. Las empresas tienen que adaptarse y integrar la red en sus estrategias de negocios.

    P. ¿Qué recomienda al empresario de un país en desarrollo que espera reforzar su potencial exportador comerciando en la Internet?

    R. Construya su sitio web para servir a los clientes. Imagine la forma de darlo a conocer y de facilitar su acceso. Ya no basta con instalarse en la red. Para prosperar en ella, hay que ofrecer servicios útiles en-línea, pero también hay que asegurar la notoriedad del sitio.

    La utilidad del sitio web depende directamente de sus metas y propósitos. Si propone un producto para la venta, debe presentarlo junto con la información que el cliente necesita para evaluar la oferta, decidir si confía en el fabricante, comprender el procedimiento de compra y, finalmente, adquirirlo ya sea en-línea o por medios más corrientes.

    La notoriedad es esencial. Hay de dar a conocer el sitio y asegurar su presencia en los principales motores de búsqueda, repertorios y sitios de orientación. Tal notoriedad dependerá de su contenido y de los recursos que facilitan su recorrido (texto, títulos, palabras clave, etc.).

    Sin duda alguna, la Internet ofrece grandes posibilidades a los países en desarrollo, al favorecer, por ejemplo, el acceso a nuevos mercados. Los exportadores ya no están sujetos a los límites del mercado tradicional, ya que en la red pueden presentar virtualmente sus productos y forjar nuevos vínculos comerciales.

    Para conocer más detalles sobre los avances de la Internet en los países en desarrollo, consulte la página de estudios por zona geográfica incluida en el sitio de la empresa NUA.

    Cada día aparecen nuevos sitios revistas y diarios de países en desarrollo. Al respecto, véase en el sitio Webdo un repertorio por región.

    Arnaud Dufour, Consultor en Internet, reside en Lausana, Suiza.