•  SP header 
  •  

    Reunión anual del CCI: Prioridad a Doha

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2002

    El respaldo al Programa de Desarrollo de Doha fue el tema central de la reunión anual del CCI (Grupo Consultivo Mixto), celebrada en Ginebra del 15 al 19 de abril de 2002. El Grupo examinó las actividades del CCI el año pasado y también su programa de trabajo futuro, en el contexto de la serie de negociaciones de Doha iniciada recientemente.

    Ayudar a los países en desarrollo a aumentar sus ingresos de exportación y tener una participación fructífera en la nueva serie mundial de negociaciones comerciales es una de las máximas prioridades del CCI. Tanto los donantes como los clientes elogiaron la orientación de los servicios del CCI, organización única en el sistema international por cuanto se consagra enteramente a las empresas de los países en desarrollo.

    Colaboración y complementariedad

    La complementariedad es esencial para las relaciones del CCI con sus asociados. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) se concentra en políticas comerciales, la OMC, en normativas comerciales y el CCI, en la competitividad de las exportaciones. Los servicios del CCI responden a tres tipos de interrogantes planteados habitualmente por las empresas: ¿Son competitivas? ¿Cuáles son las tendencias del momento y qué oportunidades abren? y ¿Qué incidencia tiene el sistema multilateral de comercio en las empresas?

    Las tres organizaciones resaltaron la genuina cooperación que las une. Según J. Denis Bélisle, Director Ejecutivo del CCI, el cometido de su organización es hoy más preciso. "Estamos focalizados en uno de los factores decisivos para mejorar de forma duradera el rendimiento de las exportaciones, a saber, el desarrollo de capacidades para alcanzar una competitividad de nivel internacional", dijo.

    Rubens Ricupero, Secretario General de la UNCTAD, indicó que la cooperación técnica relacionada con el comercio debía proporcionarse por medio de una red integrada: "La UNCTAD, la OMC y el CCI han ideado nuevas formas de cooperación, que combinan un enfoque holístico con un gran aporte de competencias individuales y ventajas comparativas."

    Ablassé Ouedraogo, Director General Adjunto de la OMC, hizo notar que los países en desarrollo habían logrado influenciar en un grado sin precedente los resultados de esta conferencia ministerial de la OMC. Para contribuir a dicho proceso, la OMC tendría que colaborar estrechamente con otras organizaciones hermanas, como la UNCTAD y el CCI. En este contexto, había que apoyar el excelente trabajo del CCI. "Pido encarecidamente a los donantes que sean tan abiertos con el CCI como lo han sido con la OMC, de manera que podamos obrar juntos y disponer de recursos seguros para aumentar la capacidad de los países en desarrollo", declaró.

    Carlos Magariños, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), se refirió al Memorándum de Entendimiento suscrito por el CCI y la UNIDO a finales de 2001 y destacó algunos ejemplos recientes de cooperación.

    Apoyar el Programa de Doha

    El Grupo Consultivo Mixto observó que el CCI seguía siendo un actor clave en la asistencia técnica relacionada con el comercio.

    Su contribución al fomento del comercio y al desarrollo en general era considerable. El GCM elogió la metodología ejemplar usada por el CCI para formar asociaciones nacionales y regionales.

    El Grupo aprobó el proyecto del CCI de equilibrar su apoyo tradicional - superación de los problemas de la oferta, identificación de oportunidades comerciales y fortalecimiento de las instituciones de apoyo comercial - con nuevos programas, como los que fomentan el comercio por medios electrónicos.

    También se indicó que el Programa de Desarrollo de Doha encontraba un apoyo particular en algunos programas del CCI (World Tr@de Net, Programa Integrado Conjunto de Asistencia Técnica, Marco Integrado de asistencia técnica relacionada con el comercio a los países menos adelantados, Puentes para el e-Comercio y Promoción del Comercio Sur-Sur).

    Muchos países en desarrollo manifestaron interés por participar en los programas del CCI sobre comercio de servicios e información empresarial. Según el Sr. Bélisle, los TradeMaps basados en la internet (véase el artículo de la pág. 36), que ofrecen valiosos análisis de mercado, son tal vez "el conjunto de servicios de mayor potencial propuesto por el CCI a los países en desarrollo" para respaldar el Programa de Desarrollo de Doha.

    El Sr. Bélisle señaló que el comercio de servicios "es un mundo nuevo". Precisó que "para los países en desarrollo, la exportación de servicios es a la vez una fuente de oportunidades y una amenaza. Si no se suben rápidamente a este tren, corren el riesgo de quedar marginados. Si los países en desarrollo aprovechan su reconocido capital de creatividad e imaginación, las nuevas posibilidades que se abren en los servicios les permitirán dar un gran salto cualitativo". El año pasado, la facturación del comercio de servicios superó los US$ 1,4 billones, un 6% más que el año anterior, y correspondió a cerca de un cuarto del valor del comercio mundial.

    Contribuciones voluntarias

    Varios gobiernos anunciaron contribuciones voluntarias al CCI: Alemania, Canadá, China, Dinamarca, Finlandia, Francia, India, Irlanda, Italia, Noruega, Países Bajos, Suecia y Suiza. El Reino Unido indicó que estudiaba la posibilidad de hacer una contribución para 2002 (que posteriormente confirmó).

    El CCI fue felicitado por la gestión eficaz de su limitada base de recursos y por la mejora de su tasa de ejecución. Varios donantes se comprometieron a aportar fondos repartidos en varios años.

    Para más detalles, consúltese el informe del Grupo Consultivo Mixto y el informe anual del CCI (http://www.intracen.org).