Exportaciones para un desarrollo sostenible

 
Países / Territorios

Reglamentos de conciliación y mediación (2000)

  • Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá

      

    REGLAMENTOS DE CONCILIACION Y MEDIACION

      

      

    PRESENTACIÓN 

    El Decreto Ley N° 5 de 8 de julio de 1999, establece los principios jurídicos y éticos que 

    guían los procesos de arbitraje, conciliación y mediación en Panamá. 

    En este sentido, el Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá (CeCAP), bajo los 

    auspicios del banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Cámara de Comercio, Industrias y 

    Agricultura de Panamá, y otros gremios empresariales del país, elaboró y aprobó los 

    reglamentos de arbitraje, conciliación y mediación, así como los Códigos de Ética para 

    Árbitros, Mediadores y conciliadores, que hoy ponemos en sus manos. 

    Estos procedimientos estatuyen de forma sencilla y de fácil comprensión, el desarrollo del 

    arbitraje institucionalizado, así como las reglas básicas que rigen las conciliaciones y 

    mediaciones institucionalizadas, ofreciéndole a empresarios abogados, y demás usuarios del 

    Centro, la certeza del fiel cumplimiento de ellas, a través de las Secretarías Generales de 

    Arbitraje, Conciliación y Mediación y Administrativa. 

    El Reglamento de Arbitraje, conforme las facultades conferidas por la Ley, otorga 

    competencia al CeCAP para conocer de las solicitudes de arbitrajes institucionalizados en 

    derecho o equidad, nacionales e internacionales, así como la organización de arbitrajes adhoc, 

    cuando así le soliciten sus servicios. 

    Este Reglamento, desarrolla además, cada una de las etapas del procedimiento arbitral 

    institucionalizado, pasando por una etapa preliminar de solicitud y contestación de las partes, 

    la Constitución del Tribunal Arbitral, formalizaciones de la solicitud y contestación, la fijación 

    de la causa, la etapa probatoria, alegaciones y dictamen del laudo; recogiendo los modernos 

    principios que, en materia de arbitraje, contiene nuestra legislación nacional y los convenios 

    suscritos por la República. 

    En estricto orden, los reglamentos precisan lo referente a la presentación y postulación 

    procesar basados en el principio de la autonomía de la voluntad de las partes. El reglamento 

    fija plazos y la forma de computarlos; indica con claridad cuándo se inicia el arbitraje, el 

    momento de la integración del tribunal y subsiguientes fases procesales hasta alcanzar el 

    laudo mediante el cual se resuelve la controversia. 

    Estos procedimientos son sencillos, es decir, de fácil comprensión y aplicación, no hay 

    ritualismo procesal; las partes no pueden valerse de técnicas dilatorias ni de recursos ni de 

    apelaciones para una segunda instancia, viéndose compelidos los árbitros en un término 

    2 

    máximo de cuatro meses, prorrogables únicamente por dos mese adicionales. El laudo 

    alcanza valor de cosa juzgada y de ejecutabilidad. 

    Los reglamentos viabilizan la práctica del arbitraje, no sólo interno sino también internacional, 

    lo cual es una nota de singular importancia para el desarrollo de la institución arbitral, que 

    viene siendo potenciado con la globalización y la reversión del Canal de Panamá. 

    El reglamento incluye también un Código de Ética para árbitros, conciliadores y mediadores, 

    lo que constituye una innovación que viene a satisfacer los requerimientos del manejo del 

    acceso a la justicia privada. 

    Dentro de los parámetros que guía el acceso a la justicia privada, vía conciliación y 

    mediación, se establecen los requisitos de cualificación para actuar como facilitador, a fin de 

    asegurar un entendimiento imparcial, guiado por un tercero neutral, que al alcanzar el 

    acuerdo mediante acta firmada por las partes y el facilitador, dicho acuerdo tiene el valor de 

    una sentencia, cuando se trata de Conciliación y mérito ejecutivo para la Mediación. 

    Abre un ámbito profesional nuevo en Panamá que permite alcanzar, bajo una nueva cultura 

    de paz, el entendimiento pacífico de las partes en controversia. 

    INDICE 

    Capítulo I. Disposiciones Generales 

    Artículo 1 

    Capítulo I. De la Conciliación 

    3 

    Artículo 2 Definición 

    Sección Primera Del Conciliador 

    Artículo 3 Requisitos 

    Artículo 4 Cualificación del Conciliador 

    Artículo 5 Capacitación Adicional a la básica 

    Artículo 6 Lista de Conciliadores 

    Artículo 7 De la Designación del Conciliador 

    Artículo 8 De las Funciones del Conciliador 

    Sección Segunda Del Procedimiento Conciliatorio 

    Artículo 9 De la Solicitud de Conciliación 

    Artículo 10 Requisitos de la Solicitud de Conciliación 

    Artículo 11 Traslados 

    Artículo 12 Gestión de la Conciliación 

    Artículo 13 Notificaciones 

    Artículo 14 De las Sesiones Conciliatorias 

    Artículo 15 Sesiones Adicionales 

    Artículo 16 Del Lugar de la Conciliación 

    Artículo 17 Del Acuerdo Conciliatorio 

    Artículo 18 

    Artículo 19 De la Conclusión del Proceso Conciliatorio 

    Artículo 20 Suspensión de Acciones Judiciales o Arbitrales 

    Artículo 21 De los Peritajes 

    Capítulo III. De la Mediación 

    Artículo 22 Definición 

    Artículo 23 Objeto 

    Sección Primera Del Mediador 

    Artículo 24 Requisitos 

    Artículo 25 Co - Mediación 

    Artículo 26 Cualificación del Mediador 

    4 

    Artículo 27 Capacitación adicional a la básica 

    Artículo 28 Lista de Mediadores 

    Artículo 29 De la Designación del Mediador 

    Artículo 30 De las Funciones del Mediador 

    Sección Primera Del Mediador 

    Artículo 31 De la Solicitud de Mediación 

    Artículo 32 Requisitos de la Solicitud de Mediación 

    Artículo 33 De la Mediación Judicial 

    Artículo 34 Traslados 

    Artículo 35 Gestión de la Mediación 

    Artículo 36 Notificaciones 

    Artículo 37 Desarrollo de la Sesión de Mediación 

    Artículo 38 Número de Sesiones de Mediación 

    Artículo 39 Del Lugar de la Mediación 

    Artículo 40 Del Acuerdo de Mediación 

    Artículo 41 De la Conclusión del Procedimiento de Mediación 

    Artículo 42 Suspensión de Acciones Judiciales o Arbitrales 

    Artículo 43 De los Peritajes 

    Capítulo IV. Código de Ética para Conciliadores y Mediadores 

    REGLAMENTOS DE CONCILIACION Y MEDIACION 

    Capítulo I 

    Disposiciones Generales 

    Artículo 1.En cumplimiento y desarrollo del Decreto Ley y las facultades que el Estatuto 

    otorgan al Consejo Directivo del Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá, quien en 

    adelante se denominará el Centro, se adopta el Reglamento de Conciliación y Mediación. 

    Capítulo II 

    De la Conciliación 

    5 

    Artículo 2. Definición 

    De acuerdo con lo dispuesto en el Decreto Ley 5 de 1999, en adelante Decreto Ley, y el 

    presente Reglamento, se establece la Conciliación extrajudicial como un método alterno de 

    solución pacífica de conflictos, de conformidad con la competencia del Centro. 

    Sección Primera 

    Del Conciliador 

    Artículo 3. Requisitos 

    En concordancia con las exigencias del Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999, en adelante 

    el Decreto Ley, los Conciliadores del Centro deberán ser profesionales titulados y estarán 

    asistidos por la Secretaría de Conciliación y Mediación, previamente al desarrollo de la 

    Conciliación. 

    Artículo 4. Cualificación del Conciliador 

    El Centro, de conformidad con el numeral 1 del artículo 59 del Decreto Ley, expedirá la 

    certificación que le acredite para ejercer como Conciliador, cuando el interesado cumpla con 

    uno de los siguientes requisitos: 

    1. Haber aprobado el curso general diseñado para tal efecto por el Centro, el cual no podrá 

    tener una intensidad horaria inferior a 80 horas y pasantía en el mismo por un término no 

    inferior de 20 horas. 

    2. Cuando el Centro avale una capacitación recibida por el aspirante a Conciliador, 

    proveniente de una Entidad Educativa de enseñanza superior. 

    3. De manera discrecional para aquellos casos en que el aspirante demuestre experiencia 

    superior a los mínimos requeridos y no responda a los criterios anteriormente 

    mencionados. 

    Parágrafo: Quien tenga la calidad de conciliador del Centro antes de la entrada en vigencia 

    del presente Reglamento, no requerirá de la acreditación referida. 

    No se podrán considerar, para los efectos de este Artículo, los cursos que sobre la 

    materia desarrollen las temáticas de los pénsum básicos, de pre-grado o Licenciatura de las 

    Universidades, ni se entenderá el derecho inmediato de pertenecer a la lista de conciliadores 

    por acreditar la capacitación básica. 

    Artículo 5. Capacitación adicional a la básica 

    Para los casos en que los conciliadores o aspirantes a conciliadores pretendan actuar en 

    materias especializadas, éstas deberán acreditarse mediante una capacitación de 60 horas 

    6 

    adicionales a la básica en el área específica, caso en el cual se podrá resolver conforme a 

    los numerales 2 y 3 del artículo anterior. 

    Artículo 6. Lista de Conciliadores 

    1. Integración: la lista de conciliadores deberá integrarse para periodos de 2 años por 

    especialidades, y contará con un número variable de integrantes para atender de manera 

    ágil y eficiente la prestación del servicio. 

    2. El interesado en pertenecer a la lista de conciliadores del Centro, deberá hacer la 

    solicitud correspondiente ante la Secretaría de Conciliación y Mediación, acompañada de 

    la hoja de vida, acreditando la capacitación básica en el tema de solución alternativa de 

    conflictos, la capacitación adicional, si fuere el caso, o la acreditación como conciliador 

    expedida por un centro autorizado para tal efecto. 

    3. Procedimiento para la inclusión en la lista: Una vez verificado el cumplimiento de los 

    requisitos antes mencionados, el Director procederá a la presentación del candidato ante 

    el Consejo Directivo; en caso de ser aceptado, se compromete a cumplir con el 

    Reglamento y el Código de Ética del Centro. 

    Artículo 7. De la Designación del Conciliador 

    La designación del conciliador para la atención del caso objeto de trámite conciliatorio, se 

    hará de la siguiente manera: 

    1. En la Conciliación prevalecerá la voluntad de las partes, de tal forma que éstas mismas 

    podrán designar al Conciliador que a bien consideren para la intervención como 

    facilitador en la solución de su controversia. 

    2. En caso de discrepancia entre las partes respecto de la selección del conciliador, la 

    impugnación o incapacidad de este, la Secretaría de Conciliación y Mediación procederá 

    de la siguiente manera: 

    Una vez elaborada la lista de conciliadores por orden alfabético, y ponderando la 

    especialidad, de conformidad con los requerimientos de la Conciliación, la designación se 

    hará en estricto orden de prevalencia en la lista, haciendo cada vez la rotación respectiva 

    y obviando, para continuar, aquellos casos en que el Conciliador que debió ser 

    reemplazado por inasistencia, haya presentado la excusa debida. 

    3. Cuando el interesado o los interesados propongan varios Conciliadores, el Conciliador o 

    Conciliadores, se seleccionarán mediante sorteo. 

    Parágrafo: La Secretaría de Conciliación y Mediación podrá reemplazar o sustituir, previo 

    acuerdo con las partes, al Conciliador designado, cuando éste no se presentare a tiempo en 

    el día y hora señalado para la sesión. 

    Artículo 8. De las Funciones del Conciliador 

    Además de aquellas que le asigna el Decreto Ley, el Conciliador tendrá las siguientes 

    funciones: 

    7 

    1. Presentar, en cualquier etapa del procedimiento conciliatorio, sugerencias para la 

    solución de la controversia. No es preciso que esas sugerencias se presenten por 

    escrito ni se explique el fundamento de ellas. 

    2. Ayudar a las partes de manera independiente e imparcial en sus esfuerzos por lograr un 

    arreglo amistoso de la controversia. 

    Sección Segunda 

    Del Procedimiento Conciliatorio 

    Artículo 9.De la Solicitud de Conciliación 

    La solicitud de Conciliación podrá ser presentada de forma oral o escrita, ante la Secretaría 

    de Conciliación y Mediación, manifestando la voluntad de lograr una acuerdo extrajudicial a 

    través de la Conciliación, en virtud de la intervención y gestión del Centro. La anterior 

    solicitud podrá ser presentada por una de las partes interesadas de manera individual, por 

    ambas de común acuerdo o por sus representantes legales debidamente facultados con o 

    sin apoderado. 

    Artículo 10. Requisitos de la Solicitud de Conciliación. 

    La solicitud de Conciliación deberá contener: 

    1. Identificación de las partes y de sus representantes legales, si fuere el caso, indicando 

    nombre, domicilio, dirección y teléfonos. 

    2. Las causas o razones que motivan la Conciliación. 

    3. Los conflictos que pretenden conciliar. 

    4. La estimación del valor de las pretensiones o la manifestación de que carecen de un 

    valor determinado. 

    5. Las pruebas que considere pertinentes. 

    Parágrafo: Cuando la solicitud de Conciliación se haga en forma oral, el contenido propuesto 

    será obtenido por parte de la Secretaría en los formularios diseñados para estos propósitos. 

    En todo caso, la solicitud de Conciliación deberá estar acompañada de los respectivos 

    anticipos de costos administrativos. 

    Artículo 11. Traslados 

    Cuando la solicitud de Conciliación haya sido presentada por una de las partes 

    involucradas en la controversia, el Centro procederá a dar traslado de dicha solicitud a la (s) 

    otra (s) parte (s), teniendo ésta(s) un término de cinco (5) días calendarios para contestar si 

    acepta(n) o no el procedimiento conciliatorio. 

    En caso de no recibir contestación en el término señalado, se considerará como no 

    aceptado el procedimiento conciliatorio. 

    Artículo 12. Gestión de la Conciliación. 

    8 

    Aceptada la solicitud de Conciliación, la Secretaría General de Conciliación y 

    Mediación designará al conciliador, de acuerdo a lo establecido en el presente Reglamento, 

    e invitará a las partes a la sesión de Conciliación. 

    Artículo 13. Notificaciones 

    Las notificaciones o comunicaciones se considerarán válidamente hechas, siempre 

    que se dirijan al domicilio o dirección postal, por vía telefónica, telegráfica, o fax. 

    Cuando se hagan notificaciones por vía fax, vía postal, telegráfica, se darán éstas por 

    surtidas cinco (5) días después de enviadas. 

    En caso de notificaciones al extranjero, será válido el término de quince (15) días 

    para dar por surtidas dichas notificaciones. 

    Artículo 14. De las Sesiones Conciliatorias 

    En el día y hora señalados para la sesión, el conciliador procederá de la siguiente manera: 

    1. Explicará a las partes del procedimiento a seguir, implicaciones y efectos. 

    2. Escuchará con igualdad de oportunidad las argumentaciones de las partes, razonará de 

    forma imparcial sobre estas y las estimulará a que presenten las fórmulas de arreglo 

    respecto de la controversia. 

    3. Si las partes no presentaren alternativas de solución, el conciliador las propondrá basado 

    en criterios de neutralidad y equidad. 

    4. En caso de lograrse un acuerdo entre las partes, el conciliador suscribirá el Acuerdo de 

    Conciliación conjuntamente con las mismas. 

    5. De todo lo acontecido durante la sesión, el conciliador guardará estricta reserva. 

    Artículo 15. Sesiones Adicionales 

    Cuando no se llegare a un acuerdo en la primera reunión, la sesión de Conciliación podrá 

    continuar en sesiones subsiguientes, las cuales podrán ser determinadas según las 

    necesidades a juicio del conciliador y con la anuencia de las partes. 

    Artículo 16. Del lugar de la Conciliación 

    El lugar donde se realizará la Conciliación será en la sede del Centro de Conciliación y 

    Arbitraje de Panamá, o cualquier otra sede que designen las partes. 

    Artículo 17. Del Acuerdo Conciliatorio 

    Si las partes llegaren a un acuerdo total o parcial, se suscribirá un acuerdo conciliatorio, que 

    contendrá como mínimo: 

    9 

    1. Identificación de las partes y del conciliador. 

    2. Materias objeto de la disputa, con relación sucinta de los hechos y pretensiones de la 

    Conciliación. 

    3. El acuerdo expreso de manera clara y definida, determinando las obligaciones a cargo de 

    cada parte, el lugar, las condiciones y plazos para su cumplimiento. En caso de que la 

    Conciliación fuere parcial, se determinarán los puntos de desacuerdo, expresando en el 

    documento que las partes quedan en libertad de acudir a otros mecanismos alternativos 

    de solución de conflictos o la vía judicial. 

    4. La expresión sobre los efectos de inmutabilidad del acuerdo con alcance de cosa juzgada 

    y mérito ejecutivo. 

    5. Las firmas de las partes y el conciliador. 

    Del acuerdo conciliatorio se expedirán tantas copias como partes hubiere, más una, que 

    deberán estar debidamente firmadas por el Conciliador y las partes. 

    Parágrafo: En virtud del principio de confidencialidad, el acuerdo conciliatorio no incluirá las 

    argumentaciones de las partes. 

    Artículo 18.Cuando las partes convengan reconocer y ejecutar el acuerdo conciliatorio en 

    el extranjero, podrán solicitar al Conciliador, que eleve la decisión a laudo. A tal efecto, las 

    partes deberán nombrar al (los) Conciliador (es) como árbitro (s) en documento aparte 

    suministrado por el Centro, donde firmarán las partes y el conciliador que actuará como 

    árbitro, en señal de aceptación. En estos casos el árbitro nombrado redactará el laudo 

    cumpliendo con las formalidades señaladas para el mismo en el Reglamento de Arbitraje. 

    Artículo 19. De la Conclusión del Procedimiento Conciliatorio 

    El procedimiento conciliatorio concluirá: 

    1. Por la firma del acuerdo 

    2. Por el desistimiento de una o ambas partes 

    3. Por la inasistencia no justificada a dos (2) reuniones programadas, lo cual será 

    considerado como desinterés en la solución de la controversia 

    4. Por incapacidad de una o ambas partes. 

    Parágrafo: Cuando las partes no hubieren logrado acuerdo alguno en la solución de la 

    controversia objeto de Conciliación, el conciliador redactará un acta haciendo constar la 

    ausencia de acuerdo, mediante la cual se da por concluido el procedimiento conciliatorio. 

    Esta acta no podrá ser utilizada en ningún otro tipo de proceso. 

    Artículo 20. Suspensión de Acciones Judiciales o Arbitrales 

    Las partes se comprometen, durante el trámite conciliatorio, a no iniciar ningún 

    procedimiento arbitral o judicial respecto de una controversia que sea objeto del 

    procedimiento conciliatorio. 

    10 

    Artículo 21. De los Peritajes 

    En el curso del procedimiento conciliatorio en que las partes requieran de un peritaje, 

    la Secretaría de Conciliación y Mediación procederá al nombramiento del perito, de la lista 

    existente en el Centro. 

    El pago de los honorarios del perito aprobado por las partes, deberá ser cancelado por 

    adelantado al Centro. Para ello, las partes tendrán un término de cinco (5) días calendarios 

    para consignar dichos honorarios. Transcurrido este término, el Conciliador podrá suspender 

    o dar por concluido el procedimiento, salvo el acuerdo posterior de las partes, que pueden 

    conciliar sus diferencias sin el nombramiento del perito. 

    Capítulo III 

    De la Mediación 

    Artículo 22. Definición 

    Para los efectos de este Reglamento y de conformidad con el Decreto Ley, se instituye la 

    Mediación judicial o extrajudicial, como un método de solución pacífica de conflictos, cuyo 

    trámite se realiza a través del Centro y con la intervención de uno o un número plural de 

    facilitadores, quienes estarán cualificados como Mediadores para atender las necesidades 

    de concertación de las partes. 

    Artículo 23. Objeto 

    La Mediación, como oportunidad para que las partes exploren las distintas alternativas de 

    solución a sus problemas, se entenderá surtida aún cuando no se llegue a ningún acuerdo. 

    Sección Primera 

    Del Mediador 

    Artículo 24. Requisitos 

    En concordancia con las exigencias del Decreto Ley, los mediadores del Centro deberán ser 

    profesionales titulados y estarán asistidos por la Secretaría de Conciliación y Mediación, 

    previamente al desarrollo de la Mediación. 

    11 

    Artículo 25. Co - Mediación 

    Cuando las partes requieran de la intervención de un número plural de mediadores, el equipo 

    deberá constituirse con profesionales versados en la materia objeto de conflicto. 

    A falta de acuerdo entre las partes, se procederá según lo establecido en el presente 

    Reglamento respecto de la designación del mediador o los mediadores. 

    Artículo 26. Cualificación del Mediador 

    El Centro, de conformidad con el numeral 1 del artículo 59 del Decreto Ley, expedirá la 

    certificación que le acredite para ejercer como mediador, cuando el interesado cumpla con 

    uno de los siguientes requisitos: 

    1. Haber aprobado el curso general diseñado para tal efecto por el Centro, el cual no podrá 

    tener una intensidad horaria inferior a 80 horas y pasantía en el mismo por un término no 

    inferior de 20 horas. 

    2. Cuando el Centro avale una capacitación recibida por el aspirante a mediador, 

    proveniente de una entidad educativa de enseñanza superior. 

    3. De manera discrecional para aquellos casos en que el aspirante demuestre experiencia 

    superior a los mínimos requeridos y no responda a los criterios anteriormente 

    mencionados. 

    Parágrafo: Quien tenga la calidad de mediador del Centro antes de la entrada en vigencia del 

    presente Reglamento, no requerirá de la acreditación referida. 

    No se podrá considerar para los efectos de este artículo, los cursos que sobre la 

    materia desarrollen las temáticas de los pénsum básicos, de pre-grado o Licenciatura de las 

    Universidades, ni se entenderá el derecho inmediato de pertenecer a la lista de Mediadores 

    por acreditar la capacitación básica. 

    Artículo 27. Capacitación adicional a la básica 

    Para los casos en que los mediadores o aspirantes a mediadores pretendan actuar en 

    materias especializadas, éstas deberán acreditarse mediante una capacitación de 60 horas 

    adicionales a la básica en el área específica, caso en el cual se podrá resolver conforme a 

    los numerales 2 y 3 del artículo anterior. 

    Artículo 28. Lista de Mediadores 

    1. Integración: La lista de mediadores deberá integrarse para periodos de 2 años por 

    especialidades, y contará con un número variable de integrantes para atender de manera 

    ágil y eficiente la prestación del servicio. 

    12 

    2. El interesado en pertenecer a la lista de mediadores del Centro, deberá hacer la solicitud 

    correspondiente ante la Secretaría General de Conciliación y Mediación, acompañada de 

    la hoja de vida, acreditando la capacitación básica en el tema de solución alternativa de 

    conflictos, la capacitación adicional, si fuere en caso, o la acreditación como Mediador 

    expedida por un Centro autorizado para tal efecto y los demás que el Decreto Ley y este 

    Reglamento señalen. 

    3. Procedimiento para la inclusión en la lista: Una vez verificado el cumplimiento de los 

    requisitos antes mencionados, el Director procederá a la presentación del candidato ante 

    el Consejo Directivo. En caso de ser aceptado, se compromete a cumplir con el 

    Reglamento y el Código de Etica del Centro. 

    Artículo 29. De la Designación del Mediador 

    La designación del Mediador para la atención del caso objeto de trámite de mediación, se 

    hará de la siguiente manera: 

    1. En la Mediación prevalecerá la voluntad de las partes, de tal forma que estas mismas 

    podrán designar al Mediador que a bien consideren para la intervención como facilitador 

    en la solución de sus controversias. 

    2. En caso de discrepancia entre las partes respecto de la selección del Mediador, la 

    Secretaría de Conciliación y Mediación procederá de la siguiente manera: 

    3. Una vez elaborada la lista de Mediadores por orden alfabético, y ponderando la 

    especialidad de conformidad con los requerimientos de la Mediación, la designación se 

    hará en estricto orden de prevalencia en la lista, haciendo cada vez la rotación respectiva 

    y obviando, para continuar, aquellos casos en que el Mediador que debió ser 

    reemplazado por inasistencia, haya presentado la excusa debida. 

    4. Cuando el interesado o los interesados propongan varios Mediadores, el Mediador o 

    Mediadores, se seleccionarán mediante sorteo. 

    Parágrafo: La Secretaría de Conciliación y Mediación podrá reemplazar o sustituir, previo 

    acuerdo con las partes, al Mediador designado a la sesión cuando éste no se presentare a 

    tiempo en el día y hora señalado para la sesión. 

    Artículo 30. De las Funciones del Mediador. 

    Además de aquellas que le asigna el Decreto Ley, el Mediador ayudará a las partes de 

    manera independiente e imparcial en sus esfuerzos por lograr un arreglo amistoso de la 

    controversia, sin hacer sugerencias que induzcan a una determinada decisión. 

    Sección Segunda 

    Del Procedimiento de Mediación 

    Artículo 31. De la Solicitud de Mediación 

    13 

    La solicitud de Mediación podrá ser presentada de forma oral o escrita, antes la Secretaría 

    de Conciliación y Mediación, manifestando la voluntad de lograr un acuerdo extrajudicial a 

    través de la Mediación, en virtud de la intervención y gestión del Centro. La anterior solicitud 

    podrá ser presentada por una de las partes interesadas de manera individual, por ambas de 

    común acuerdo o por sus representantes legales debidamente facultados con o sin 

    apoderado. 

    Artículo 32. . Requisitos de la solicitud de Mediación 

    La solicitud de Mediación deberá contener: 

    1. Identificación de las partes y de sus representantes legales, si fuere el caso, indicando 

    nombre, domicilio, dirección y teléfonos. 

    2. Las causas o razones que motivan la Mediación. 

    3. Los asuntos o razones que motivan la Mediación 

    4. La estimación del valor de las pretensiones o la manifestación de que carecen de un 

    valor determinado. 

    Parágrafo: Cuando la solicitud de Mediación se haga en forma oral, el contenido propuesto 

    será obtenido por parte de la Secretaría en los formularios diseñados para estos propósitos. 

    En todo caso, la solicitud de Mediación deberá estar acompañada de los respectivos 

    anticipos de costos administrativos. 

    Artículo 33. De la Mediación Judicial 

    Cuando la Mediación se convenga dentro de un proceso judicial, y se soliciten los 

    servicios del Centro, este aplicará las normas de procedimiento establecidos para la 

    Mediación extrajudicial; siempre y cuando se acredite con la respectiva solicitud, la 

    suspensión del proceso ordenada por el Juez. 

    Artículo 34. Traslados 

    Cuando la solicitud de Mediación haya sido presentada por una de las partes 

    involucradas en la controversia, el Centro procederá a dar traslado de dicha solicitud a la (s) 

    otra (s) parte (s), teniendo ésta(s) un término de cinco (5) días calendarios para contestar si 

    acepta o no el procedimiento conciliatorio. 

    En caso de no recibir contestación en el término señalado, se considerará como no 

    aceptado el procedimiento conciliatorio. 

    Artículo 35. Gestión de la Mediación. 

    14 

    Aceptada la solicitud de Mediación, la Secretaría General de Conciliación y Mediación 

    designará al mediador o mediadores , de acuerdo a lo establecido en el presente 

    Reglamento e invitará a las partes a la sesión de Mediación. 

    Artículo 36. Notificaciones. 

    Las notificaciones o comunicaciones se considerarán válidamente hechas, siempre 

    que se dirijan al domicilio, dirección postal, por vía telefónica, telegráfica o fax. 

    Cuando se hagan notificaciones por vía fax, vía postal, telegráfica o correo 

    electrónico, se darán éstas por surtidas cinco (5) días después de enviadas. 

    En caso de notificaciones al extranjero, será válido el término de quince (15) días 

    para dar por surtidas dichas notificaciones. 

    Artículo 37. Desarrollo de la Sesión de Mediación 

    Para el desarrollo de la Mediación, se atenderá a los principios de confidencialidad e 

    informalidad que rigen la institución. 

    En el día y hora señalados para la sesión, el Mediador explicará a las partes el alcance del 

    procedimiento y sus efectos, tanto jurídicos como prácticos, y las motivará a realizar un 

    diálogo libre y espontáneo en el cual se expresan y analicen las distintas alternativas de 

    solución del conflicto. 

    Artículo 38. Número de Sesiones de Mediación 

    De no llegar a un acuerdo en la primera reunión, la sesión de Mediación podrá continuar en 

    sesiones subsiguientes, las cuales podrán ser determinadas según las necesidades, a juicio 

    del Mediador y con la anuencia de las partes. 

    Artículo 39. Del lugar de la Mediación 

    El lugar donde se realizará la Mediación será en la sede del Centro o cualquier otra 

    sede que designen las partes. 

    Artículo 40. Del Acuerdo de Mediación 

    Cuando se logre un acuerdo entre las partes, el mediador o mediadores suscribirán un 

    acuerdo de Mediación conjuntamente con las partes, en el cual se consignará de manera 

    expresa los puntos de dicho acuerdo; precisando las obligaciones que se generan del 

    entendimiento, el lugar, las condiciones y plazos para su cumplimiento, en los casos en que 

    haya lugar, y la expresión del efecto de mérito ejecutivo que presta el documento. 

    Del acuerdo de mediación se expedirán tantas copias como partes hubiere, más una; y 

    deberá ser firmado por el mediador y las partes. 

    15 

    En caso de que en la Mediación no se alcance la solución definitiva del conflicto se 

    determinarán los puntos de desacuerdo, consignando en el documento que las partes 

    quedan en libertad de acudir a otros mecanismos alternativos de solución de conflictos o la 

    vía judicial. 

    Parágrafo: En virtud del principio de confidencialidad que rige la Mediación, el acuerdo no 

    incluirá las argumentaciones y las propuestas de las partes. 

    Artículo 41. De la Conclusión del Procedimiento de Mediación 

    El procedimiento de Mediación concluirá: 

    1. Por la firma del acuerdo 

    2. Por el desistimiento de una o ambas partes 

    3. Por la inasistencia no justificada a dos (2) reuniones programadas, lo cual será 

    considerado como desinterés en la solución de la controversia 

    4. Por incapacidad de una o ambas partes. 

    Parágrafo: Cuando las partes no hubieren logrado acuerdo alguno en la solución de la 

    controversia objeto de Mediación, el mediador redactará un acta haciendo constar la 

    ausencia de acuerdo, mediante la cual se da por concluido el procedimiento de Mediación. 

    Esta acta no podrá ser utilizada en ningún otro tipo de proceso. 

    Artículo 42. Suspensión de Acciones Judiciales o Arbitrales 

    Las partes se comprometen, durante el trámite de Mediación, a no iniciar ningún 

    procedimiento arbitral o judicial respecto de una controversia que sea objeto del 

    procedimiento en cuestión. 

    Artículo 43. De los Peritajes 

    En el curso del procedimiento de Mediación en que las partes requieran de un 

    peritaje, la Secretaría General de Conciliación y Mediación, procederá al nombramiento del 

    perito de la lista existente en el Centro. 

    El pago de los honorarios del perito aprobado por las partes, deberá ser cancelado 

    por adelantado al Centro.Para ello, las partes tendrán un término de cinco (5) días 

    calendarios, a partir de la designación del perito, para consignar dichos honorarios. 

    Transcurrido este término, el mediador podrá suspender o dar por concluido el 

    procedimiento, salvo el acuerdo posterior de las partes, que pueden conciliar sus diferencias 

    sin el nombramiento del perito. 

    Capítulo IV 

    16 

    CODIGO DE ETICA PARA CONCILIADORES 

    Y MEDIADORES 

    Artículo 44.El presente cuerpo normativo constituye el Código de Etica para los 

    conciliadores y mediadores del Centro de Conciliación y Arbitraje de Panamá. 

    Artículo 45. Las normas éticas que se establecen en el presente Código, establecen las 

    directrices generales impartidas a los conciliadores y mediadores con la finalidad de fijar los 

    principios de actuación profesional. No son limitativas de responsabilidades ni excluyentes 

    de otras reglas más estrictas a que suscriban los mediadores o conciliadores que 

    correspondan a sus profesiones de origen. 

    Artículo 46.El mediador y el conciliador actúan como terceros neutrales.Tienen un deber 

    para con las partes, su profesión y consigo mismo. Deben actuar claramente en su relación 

    con los participantes, debe ser honestos e imparciales, promover la confianza de las partes, 

    obrar de buena fe, ser diligentes y no buscar su propios intereses, ni tener interés en el 

    acuerdo de las partes. Tienen el deber de poner a disposición de los intervinientes todas las 

    habilidades inherentes a su profesión y todos los esfuerzos tendientes a conducir la 

    mediación o conciliación con la mayor excelencia, a fin de asegurar el acceso a la justicia. 

    Artículo 47.Además de las funciones que les asigna el Decreto Ley, los Conciliadores y 

    Mediadores deberán sujetarse a los procedimientos y reglamentos establecido por el Centro. 

    En particular deberán: 

    1. Aceptar los casos que se les asignen, cuando no haya impedimento. 

    2. Asistir a las sesiones de conciliación o de mediación el día y la hora que se establezca. 

    3. Tramitar los casos que les correspondan de conformidad con los principios filosóficos y 

    éticos que rigen la Conciliación y la Mediación, actuando de manera neutral, objetiva, 

    transparente, imparcial, responsable y consecuente con las funciones, que se 

    desarrollan. 

    4. Comunicar al Secretario General de Conciliación y Mediación del Centro si están 

    inhabilitados para ejercer el cargo. 

    5. Aportar la información exacta y fidedigna que se les solicite. 

    6. Participar en los cursos de actualización que exija el Centro. 

    7. Coadyuvar en la aplicación de políticas de seguimiento y control establecidas por el 

    Centro. 

    8. Participar en los proyectos de evaluación e investigación que coordine el Centro y tenga 

    relación con sus funciones. 

    9. Guardar estricta reserva de los casos que se tramitan en el Centro. 

    10. Cumplir con los preceptos de éste Reglamento. 

    11. Deberán abstenerse de actuar como árbitros, representantes arbitrales o judiciales en 

    controversias en las que hubieran actuado como conciliadores o mediadores. 

    12. Cuando las partes no hubieren logrado acuerdo alguno en la solución de la controversia 

    objeto de la Conciliación o Mediación, el facilitador estará en la obligación de redactar un 

    Acta haciendo constar la audiencia de acuerdo, mediante la cual se da por concluido el 

    procedimiento. 

    17 

    Artículo 48.Ante el incumplimiento de alguno de los deberes contemplados en el artículo 

    anterior, la Secretaría General de Conciliación y Mediación convocará al conciliador o al 

    mediador, a efectos de que rinda un informe respecto del hecho suscitado. 

    El Secretario General de Conciliación y Mediación determinará si las circunstancias 

    implican o no el incumplimiento de las obligaciones y del Código de Etica. En caso de 

    incumplimiento, el Secretario levantará un informe y lo remitirá al Director del Centro, para la 

    consideración del Consejo Directivo. 

    Los presentes Reglamentos de Conciliación y Mediación entrará en vigencia a 

    partir de su aprobación por el Consejo Directivo del Centro de Conciliación y 

    Arbitraje de Panamá en marzo de 2000, y deroga los existentes a partir de la 

    misma fecha.