•  SP header 
  •  

    Reducir la pobreza mediante el comercio: Especias para una vida rural más placentera

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2004

    Los esfuerzos de reducción de la pobreza del CCI en la India se han centrado en las campesinas pobres. Junto a entidades como el Consejo de Especias de la India, el CCI ha ayudado a crear medios de subsistencia basados en la exportación de especias.Photo: CCI

    Las iniciativas de reducción de la pobreza a través de las exportaciones abarcan campos tan diversos como el turismo de lujo y el cultivo de especias. Dos proyectos impulsados por el CCI muestran cómo se puede aplicar una estrategia de desarrollo sostenible centrada en el comercio para aumentar los ingresos de las comunidades pobres, fomentar la cooperación en todos los niveles e incluso preservar la cultura tradicional.

    En 2000, la India exportó especias orgánicas y productos derivados de especias por valor de US$ 290.000. En 2003, dichas exportaciones se multiplicaron casi por cuatro, alcanzando US$ 1,13 millones, en gran parte gracias al Consejo de Especias de la India, que se esfuerza por fomentar el cultivo orgánico de especias para la exportación.

    Luego de un cursillo organizado por el CCI sobre producción local para la exportación, en diciembre de 1998, el Consejo decidió ayudar a las comunidades rurales a exportar especias orgánicas. Dicho proyecto, preparado con la ayuda del CCI, fue uno de los 44 programas elegidos por el Banco Mundial entre 1.200 candidatos como beneficiarios de una subvención de US$ 250.000 cada uno, por su "innovador aporte a la reducción de la pobreza". Además, sirvió de proyecto piloto en el marco del Programa de Reducción de la Pobreza a travès de las Exportaciones, del CCI.

    El CCI analizó el mercado potencial para las especias orgánicas en Alemania, Francia, Países Bajos y el Reino Unido, y detectó las variedades con mayor demanda. Conjuntamente con el Consejo de Especias y organizaciones no gubernamentales (ONG) locales, impartió formación a los agricultores sobre preparación de suelos, cultivos orgánicos, certificación, prácticas de higiene en las cosechas y el almacenamiento, control de plagas y enfermedades, rudimentos de comercialización y relaciones con los exportadores



    Desde sus comienzos, este proyecto apoyado por el CCI, que busca mejorar las exportaciones de especias de la India, se centró en los pobres y sobre todo en los pueblos autóctonos y las mujeres. Una vez que se confirmó que el proyecto era bien acogido, se amplió a otros sectores.

    De 335 a 2.160 familias

    En las cuatro localidades del proyecto - dos en Kerala, una en Tamil Nadu y otra en Orissa - participaron inicialmente 335 familias, 135 de las cuales pertenecían a comunidades tribales autóctonas de la India. También se beneficiaron unos 1.800 agricultores de las zonas aledañas. Desde el principio, la participación femenina en el proyecto fue elevada: entre 40% y 50% en Kerala y Orissa, y hasta un 90% en Tamil Nadu (Nilgiris).

    En un principio, se trataba de hacer participar a 350 familias con un total de 309 hectáreas, desde el año 2000 a 2003. En la práctica, en marzo de 2004, el proyecto seguía adelante, con 2.160 familias que cultivaban especias en un total de 1.885 hectáreas. Los seis programas de formación de base previstos concluyeron en noviembre de 2002; a éstos se agregó otro programa, en junio de 2003. Además, se han organizado otros tres cursillos basados en necesidades más específicas. Entre 2000 y 2003, se llevaron a cabo los 36 cursos de capacitación de grupo previstos, a los que se agregaron otros 16 hasta marzo de 2004.

    Una tarea considerable fue la creación de la infraestructura necesaria para la promoción en los mercados y el control del proyecto. Se desarrolló un programa informático destinado a las ONG participantes, se establecieron y actualizaron regularmente varios sitios web, y se creó un laboratorio de ensayo de calidad para efectuar análisis básicos. La ONG local HOPE (acrónimo inglés de Health of People y Environment), estableció un herbario en Nilgiris y produjo especias de marca envasadas conjuntamente con Samanwita, ONG con sede en Orissa. Además, estas ONG han desarrollado sistemas de control interno.

    Importancia de la certificación

    El éxito de los proyectos depende de su sostenibilidad a largo plazo; para conseguir esa sostenibilidad, el Consejo de Especias de la India ha impulsado la certificación de las granjas. Hasta ahora, tres cuartas partes de la tierra cultivada por los agricultores del proyecto han sido certificadas oficialmente como explotaciones orgánicas; el resto podría serlo antes de abril de 2005. Al proceso de certificación se han añadido otros cultivos.

    En el marco de las actividades de publicidad y comercialización del proyecto, las cuatro ONG locales participaron en la BioFach (Feria Mundial de Productos Biológicos), celebrada en Nuremburg (Alemania) en 2002 y 2004, y compartieron un pabellón expositor de productos orgánicos en el Congreso Mundial de las Especias. También se produjo una película sobre el proyecto, la que ha estimulado a muchos cronistas especializados a visitar sus localidades en la India.

     "El proyecto ha demostrado la viabilidad de la reducción de la pobreza por medio de la creación de capacidades empresariales. La experiencia podría repetirse en otros lugares de la India o a nivel internacional", dice K.P. Somasekharan, uno de los directores del Consejo de Especias. Uno de los objetivos del proyecto era alentar a los exportadores privados a suscribir contratos de compraventa con agricultores luego de concluido el proyecto. "Esto ya ha comenzado", indica.

    "El proyecto es importante para los países en desarrollo", comenta Jaime Crespo Blanco, Coordinador del Programa de Reducción de la Pobreza a travès de las Exportaciones, del CCI. "Muestra a las comunidades pobres que las exportaciones pueden reducir su pobreza y, sobre todo, que pueden ayudarles a integrarse firmemente en la economía mundial."

    J. Denis Bélisle, Director Ejecutivo del CCI, observa: "El éxito del proyecto de exportación de especias orgánicas de la India ha servido para diseñar planes de exportación similares de otros productos en 11 países, entre los que figuran China, Brasil, El Salvador, Etiopía, Irán, Kenya, Mongolia y Sudáfrica." El CCI está ejecutando estos y otros proyectos piloto, como el relativo a Brasil infra, con financiación de los Gobiernos de Alemania, Países Bajos, Noruega y Suiza.



    Sitios web sobre especias

    Consejo de Especias de la India:
    http://www.indianspices.com/

    Sitios de las ONG asociadas al proyecto:


    Texto de Peter Hulm

    Organizaciones mencionadas en este artículo:

          
          

    Enlaces con el CCI:

    Programa de reducción de la pobreza a través de las exportaciones
    http://www.intracen.org/eprp/es/welcome.htm