•  SP header 
  •  

    Por las mallas de la Internet: Explorando los mercados internacionales

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 1/1999

    ¿Necesita información comercial oportuna y por un costo moderado? Muchas empresas y entidades de apoyo al comercio (organizaciones de fomento comercial, asociaciones profesionales, consultores) están adoptando la Internet para mejorar su acceso a las fuentes de información, ampliar el campo de acopio de datos y colmar sus lagunas sobre algunos mercados internacionales.

    Independientemente del tamaño de la empresa, su personal puede obtener una gran diversidad de informaciones a través de esta herramienta. La Internet funciona como una «biblioteca virtual»: los «lectores» pueden estar en África, visitar una «sala de lectura» en Estados Unidos, y disponer de pasajes o «enlaces» hacia otros «sitios» en América, Europa o Asia. Aunque las conexiones y la descarga de datos pueden ser todavía lentas (lo que depende de la computadora, el módem y la red telefónica), visitar la red requiere menos tiempo que ir a la biblioteca pública o solicitar información por correo.

    Según el último informe World Telecommunications Development Report, de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), los usuarios de la Internet son cerca de 100 millones. La red es utilizada no sólo en los grandes centros industriales, sino también en regiones apartadas y países en desarrollo. Algunos países que hoy tienen un alto índice de usuarios de Internet - como Finlandia, Chile, Sudáfrica o Australia - estaban hace unos años perjudicados por su aislamiento geográfico y la información fragmentaria que recibían sobre los principales mercados de exportación. Las distancias siguen influyendo en el tráfico de mercancías, pero la Internet ha facilitado el acceso a la información.

    Abrirse paso en la «selva virtual»

    Encontrar su camino en la red no es cosa fácil. Son miles los sitios con información de interés económico, pero están dispersos y son difícilmente identificables a partir de la dirección electrónica. Dado que la Internet es una estructura descentralizada, con una gran libertad en cuanto al registro y el nombre de los sitios, la búsqueda de fuentes se transforma en una verdadera odisea para el usuario sin experiencia.

    Varios servicios pueden ayudar a comprender el tráfico en esta selva virtual:

    • Repertorios impresos. Existen varias «Páginas amarillas». Gale, el mayor repertorio de bases de datos, las clasifica por tema e indicando además los soportes disponibles (en-línea y/o CD-ROM).

    • Motores de búsqueda. Estos ayudan a identificar las fuentes por medio de algunas palabras clave, como el país, el sector o el tema. (Las direcciones de los principales «buscadores» se indican en la pág. 23.). Con todo, las búsquedas pueden arrojar resultados poco satisfactorios o parciales, o extensas listas de fuentes que deben verificarse una tras otra.

    • Megasitios. Tradeport, Trade Compass y WTC son megasitios especializados en comercio internacional. Proponen menús complejos y enlaces con sitios web que ofrecen descripciones de empresas, oportunidades de negocios y otras informaciones comerciales.

    • Repertorio del CCI de fuentes en la Internet (http://www.intracen.org, opción "Infobases"). Con 1.500 fuentes, repartidas en categorías, es la prestación más solicitada del sitio web del CCI. Inaugurado en 1997, el Repertorio es actualizado periódicamente gracias a la cooperación de muchas entidades de fomento comercial.

    Preguntas más frecuentes

    Los países en desarrollo plantean al CCI muchas consultas sobre el comercio y la Internet, en el marco de seminarios, proyectos de cooperación técnica o mediante la red.

    P. ¿Dónde puedo encontrar un asociado comercial?

    R. Muchas bases de datos empresariales y organizaciones de fomento comercial nacionales usan la Internet para poner sus registros a disposición de un público mundial, que incluye a un número creciente de economías en desarrollo y en transición, como Argentina, Brasil, Chile, la República de Corea, Eslovenia, Malasia, Malta, Mauricio, México, Polonia, Tailandia y Túnez. (Véase el Repertorio del CCI sobre Fuentes en la Internet.)

    Algunos de los sitios web con grandes bases de datos de alcance internacional son los siguientes:

    • Wer liefert was Business Network (http://www3.wlwonline.de/wlw/us), que comprende 223.000 proveedores de 10 países.

    • European Business Directory (http://www.europages.com), repertorio de libre acceso en el que figuran más de 500.000 firmas de 36 países.

    • Kompass International Database (http://www2.kompass.com), probablemente la mayor fuente de descripciones de empresas, abarca 1,5 millones de empresas de 60 países, 23 millones de productos y 400.000 marcas comerciales (consulta gratuita; no lo es, en cambio, la recuperación de los resultados de las búsquedas).

    • World Trade Centers Association. Con 300 miembros en 180 países, ofrece un repertorio de 140.000 importadores, exportadores y empresas conexas.

    P. ¿Dónde puedo exhibir mis productos? ¿En qué ferias comerciales se puede reunir información interesante sobre mercados y tomar contactos útiles?

    R. Muchas organizaciones comerciales publican en la Internet su calendario de actividades sectoriales. Además, las fuentes que siguen ofrecen gratuitamente información sobre numerosas reuniones:

    • Eventsource contiene una base de datos sobre 55.000 exposiciones comerciales, reuniones diversas y seminarios (http://Eventsource.com).

    • Expo Base ofrece un repertorio plurilingüe que abarca 15.000 ferias comerciales y más de 25.000 proveedores de servicios (http://www.expobase.com).

    • Trade Show Centre abarca 20.000 exposiciones comerciales, 35.000 conferencias y seminarios y 5.000 vendedores (http://www.tscentral.com).

    P. ¿Dónde y cómo puedo encontrar información sobre normas técnicas, reglamentos fitosanitarios, cuestiones medioambientales y protección de los consumidores?

    R. Los gobiernos y otros usuarios están descubriendo que difundir documentación oficial por medio de la Internet es más fácil y barato que hacerlo en soportes impresos. Además, pueden recuperar resúmenes o textos completos sirviéndose de repertorios temáticos de gran capacidad.

    Por ejemplo, las normas de la Organización Internacional de Normalización (ISO), la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) y la UIT están disponibles el World Standards Service Network (http://www.wssn.net/WSSN), sitio que también ofrece enlaces con numerosos institutos normativos nacionales.

    El sector de la alimentación puede encontrar información detallada en el repertorio Codex Alimenta-rius, de la FAO (http://www.fao.org).

    Los grandes servidores con bases de datos de acceso en-línea, como DST, DIALOG y PROFOUND, han creado sitios web para promover sus servicios y establecer vías de acceso más fáciles, sin conexiones de módem especiales ni programas informáticos de comunicación (véase el repertorio impreso del CCI «Selected commercial databases», 1998).

    (El CCI recibe muchas consultas en materia de compras. En las páginas 27-28 se dan más indicaciones al respecto.)

    Valor añadido gracias a la Internet

    La red tiene otras ventajas en las esferas de la comunicación, la traducción, la compra y la entrega, las que se analizan con mayor profundidad en otra sección de este número.

    En cuanto a la traducción, cabe hacer notar que los servicios de la Internet están mejorando. Por ejemplo, Newsbase Russia (newsbase.co.uk) difunde a sus suscriptores, vía e-mail, diversos boletines diarios y semanales en inglés sobre Rusia y Europa Central y Oriental.

    También es posible solicitar por e-mail, mediante pago, artículos completos traducidos al inglés (Véase: CCI, «Information keys to the Russian Federation», 1998).

    Valga destacar los avances en el uso de material gráfico. Las empresas y organizaciones comerciales están empleando imágenes para ilustrar sus catálogos y revistas electrónicas (véanse en especial los sitios http://www.asiansources.com y http://www.asiaone.com). A los mensajes por e-mail se pueden adjuntar archivos gráficos, para, por ejemplo, describir un producto o definir detalladamente las condiciones de una licitación.

    Los sitios web dedicados a la información comercial están ofreciendo en forma creciente enlaces directos de e-mail para pedir una publicación, suscribirse a un boletín, establecer contacto con un cliente potencial o cumplimentar formularios de inscripción.

    En la Internet funcionan también una gran variedad de «grupos de noticias» o de «debate», que difunden información entre públicos específicos. Como lo destaca el experto en cybermarketing Arnaud Dufour (véase en página 30), la red se está convirtiendo en un poderoso mecanismo para la concepción y aplicación de estrategias de mercadotecnia.

    Inconvenientes del sistema

    Las principales deficiencias que todavía tiene la Internet son:

    • Desequilibrios de contenido. En uchísimos sitios web los proveedores son considerablemente más numerosos que los compradores o importadores. También abundan los indicadores macroeconómicos, pero hay muy pocos aranceles o estadísticas comerciales detalladas.Debido al gran volumen de datos y a la complejidad de la recuperación, los editores de estas bases de datos prefieren publicarlas en CD-ROM. Por ejemplo, el CCI publica cada año en CD-ROM una versión actualizada de la base PC-TAS, fuente esencial de estadísticas sobre comercio internacional. (Véanse más detalles en la página 36.)

    • Desequilibrio geográfico. Muy pocos sitios se ocupan de los países en desarrollo. Si bien en Asia y América Latina se observa un rápido aumento, África y los Estados árabes están quedando a la zaga. Proporcionalmente, son escasas las fuentes que tratan del comercio Sur-Sur.

    • Insuficiente fiabilidad y pertinencia. Demasiados sitios son de escaso interés, y las fuentes básicas suelen quedar ocultas en la masa. El control de la calidad de los datos es a veces suficiente.

    • Lentitud de la búsqueda de datos. Un recorrido por los sitios web puede llevar mucho tiempo, debido al diseño complejo o mediocre de los menús y a la escasa potencia de sus motores de búsqueda.

    • Costo. En algunos países, el acceso a la Internet sigue siendo caro. Según la UIT, el costo medio mensual de la conexión telefónica con un servidor es de US$ 75 en África, US$ 15 en el Reino Unido y apenas US$ 10 en los Estados Unidos. Además, muchas bases de datos comerciales está abiertas sólo a suscriptores o a quienes pagan una «entrada».

    La Internet como factor de competitividad

    En los países en desarrollo, el crecimiento de los sitios web sigue una curva exponencial. Los costos - que aún difieren enormemente según los países - disminuyen gracias a la modernización de las telecomunicaciones, el apoyo de los gobiernos y la competencia entre los proveedores de la red.

    Esta evolución debería ayudar a los países en desarrollo y en transición a remediar sus deficiencias en materia de información sobre mercados internacionales. Más importante aún, ello debería permitirles impulsar su propio sector de la información, y fomentar las exportaciónes.

    La Internet abre las puertas al intercambio de información y el incremento del comercio electrónico. En el contexto de la mundialización, el uso de la red se ha convertido en un importante factor de competitividad.

    Bernard Ancel es Jefe de la Sección de Información Comercial del CCI..
    (Véase en Forum núm. 2/1997, «Las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación y el desarrollo de mercados», de Bernard Ancel y Michel Borgeon.)