•  SP header 
  •  

    Neutralidad climática: Entre deseos y realidades la experiencia del ITC

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 1/2010

    Reducir las emisiones de carbono y mitigar el cambio climático son prioridades internacionales y del ITC. Siendo una agencia de desarrollo, el ITC va camino a la neutralidad climática.

    La sostenibilidad ambiental es uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y una de las máximas prioridades de las Naciones Unidas (ONU). El Grupo de Gestión Ambiental creado por el Secretario General es el principal mecanismo de "ecologización" para lograr la neutralidad climática de la institución.

    ¿Qué hacer al respecto y cómo? No hay respuestas fáciles. En cualquier caso, tendrán que adoptarse algunas decisiones difíciles, formular nuevas políticas sostenibles, ampliar las capacidades y conocimientos técnicos, y dotarse de suficientes recursos humanos y financieros.

    Medición de la huella de carbono

    La primera prioridad del ITC fue determinar el impacto ambiental de sus operaciones. Se constató que había tres ámbitos con alta incidencia ambiental: los viajes oficiales, la construcción de instalaciones y el transporte del personal. Con aprobación de la ONU y conforme a las normas internacionales en la materia, se procedió a una auditoría de esos tres ámbitos que permitió establecer las medidas de mitigación prioritarias.

    Impacto de los viajes oficiales

    Aunque los viajes del personal sean esenciales para una organización, la huella de carbono del transporte aéreo es muy elevada.

    En el caso del ITC, los viajes oficiales generan casi el 90 por ciento de los GEI imputables a su actividad y, por lo tanto, tienen un verdadero potencial para reducir considerablemente la huella de carbono. Los viajes son un aspecto importante de toda organización internacional de desarrollo y la reducción de emisiones es una cuestión transversal que requiere una firme voluntad de cambio.

    A raíz de su constante uso de servicios de viaje, el ITC depende de la capacidad y rapidez con que el sector logre transformarse y ofrecer soluciones, servicios y procesos operativos más ecológicos. La actual política de viajes de la ONU ("la ruta más directa") permite minimizar escalas y desvíos innecesarios y, por ende, las emisiones de GEI.

    Hacia el viaje ecológico

    Nuestra primera meta consiste en revisar las modalidades de nuestros viajes y restringirlos a lo indispensable. A tales efectos, nos hicimos las preguntas siguientes.

    • ¿Utilizamos la videoconferencia cada vez que es posible para mantener reuniones y entrevistar candidatos?
    • ¿Nuestros planes de viaje están suficientemente coordinados para optimizar el número de funcionarios que viajan a un mismo lugar ("agrupación" de viajes y misiones)?
    • A la hora de elegir el lugar de una actividad, ¿tenemos en cuenta la distancia y las emisiones de CO2 que generará el viaje hasta allí?

    En segundo lugar, adoptamos sistemas de información para optimizar las decisiones sobre la forma de viajar más ecológica. Por ejemplo, el agente de viajes del ITC ahora indica los datos de emisión de CO2 en los billetes y la cantidad total de CO2 imputable al ITC se cuantifica en términos monetarios.

    Tal como indicado anteriormente, reducir las emisiones de viaje requiere un fuerte respaldo de la organización para fijar prioridades y aportar recursos de apoyo. Toda estrategia de viajes sostenible debería incluir los elementos que siguen.

    • Una política coherente y el firme compromiso de reducir el impacto ambiental de los viajes
    • La adopción de decisiones y la formulación de políticas para reducir los viajes o elegir opciones de viaje más eficientes.
    • La creación de mecanismos para aplicar las decisiones de la institución.
    • Una definición clara de responsabilidades, modalidades de funcionamiento y recursos financieros.
    • La gestión, el seguimiento y la presentación de informes.

    Ecologización del edificio del ITC: Hoja de ruta

    La gestión de las instalaciones incluye tanto el edificio del ITC como los diversos servicios de apoyo y restauración, la red de fotocopiadoras, los servicios de limpieza, el tratamiento de desechos y los suministros de oficina. A continuación se indican algunos proyectos del ITC para ahorrar energía.

    • Instalación de un sistema de calefacción mixto (gas y gasóleo), más ecológico que los sistemas tradicionales.
    • Utilización de energía eléctrica limpia, energía verde o energía hidroeléctrica.
    • Adopción de un programa de reciclaje completo (40 toneladas de papel por año).
    • Uso de papel con etiquetado del Consejo de Administración Forestal, fabricado a partir de bosques sostenibles, y papel reciclado al 100 por ciento.
    • Impresión recto-verso e incorporación de un dispositivo de apagado automático de la red de fotocopiadoras fuera del horario de oficina.
    • Reemplazo de los vehículos del ITC por vehículos híbridos o 100 por ciento eléctricos.
    • Estandarización de los suministros de oficina para reducir la cantidad de embalajes y desechos del consumo.
    • Instalación de sistemas de videoconferencia para reducir el número de viajes.
    • Comunicación al personal de las medidas de ahorro y las directrices para reducir el consumo de energía
    • Promoción de buenas prácticas ambientales entre proveedores y contratistas del ITC, mediante requisitos obligatorios en lo que respecta al medio ambiente.

    Transporte: Desplazamientos más ecológicos

    Se hizo un estudio exhaustivo de los desplazamientos del personal para cuantificar la huella de carbono del ITC derivada del transporte y determinar las necesidades relativas a la ida y vuelta del trabajo. Gracias a ello, en el futuro se podrá ahorrar aún más carbono.

    La única forma de avanzar

    Nuestra experiencia muestra que la adopción y aplicación de políticas y prácticas institucionales de carácter sostenible para el medio ambiente, no es un proceso simple. Aun así, frente a la urgente necesidad de mitigar el cambio climático, debemos invertir recursos para incorporar la sostenibilidad ambiental en todas nuestras operaciones.

    PNUMA

    Recursos

    El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ofrece muchos recursos y publicaciones sobre "ecologización", entre ellos, Deje el hábito: Guía de las Naciones Unidas para la neutralidad climática que contiene un panorama de los retos del cambio climático, referencias y consejos útiles.

    http://www.unep.org/spanish/ (Publicaciones)

    Exploración de oportunidades en el mercado ambiental

    El programa Comercio, Cambio Climático y Medio Ambiente del ITC tiene por objetivo potenciar la competitividad de los países en desarrollo en los mercados ambientales y superar los obstáculos que puedan dimanar de las normas en la materia. De ahí que las pequeñas y medianas empresas y las instituciones de apoyo al comercio que se ocupan de esos mercados, reciban ayuda del ITC para desarrollar capacidades, sobre todo en lo que respecta a productos orgánicos, productos de la biodiversidad y normas sobre carbono aplicables a las exportaciones agrícolas.

    El comercio de esos productos ofrece oportunidades de exportación a los países en desarrollo y desempeña un papel importante en la reducción de la pobreza rural. La producción sostenible también conlleva considerables beneficios ambientales, como el secuestro de carbono y el aumento de la biodiversidad, y ayuda a los agricultores a mitigar el cambio climático y adaptarse al mismo. Ahora bien, los exportadores tropiezan con diversos obstáculos debido a las exigencias de los compradores en materia de calidad, la falta de información sobre requisitos y normas, la obtención de certificaciones y el establecimiento de relaciones con los compradores. Otra dificultad radica en las etiquetas con datos sobre la huella de carbono de los productos, pues los métodos de cálculo de las emisiones son complejos y costosos.

    El ITC busca medios de superar esos obstáculos y mejorar el acceso de los países en desarrollo a los mercados internacionales, prestando asistencia técnica. Esta última consiste en impartir formación sobre el cumplimiento de las normas a exportadores, pequeños propietarios y recolectores de países en desarrollo e instruirles en la preparación para participar en ferias como BioFach que es la más grande del mundo en el sector de productos orgánicos.

    Por otra parte, el ITC ofrece información y análisis de mercado, y publica investigaciones y documentos técnicos sobre temas como la agricultura orgánica y el cambio climático o el impacto ambiental del transporte aéreo de frutas y verduras. Inaugurado en 2007, el portal Organic Link demostró su validez como medio de contacto entre compradores y vendedores de productos orgánicos.

    Además, el ITC ayuda a los gobiernos a formular políticas más coordinadas y favorables a la agricultura orgánica y la exportación de productos de la biodiversidad (recientemente lo hizo en Rwanda y Tailandia). Asimismo, apoya la participación de los países en desarrollo, y se esfuerza por aumentar su influencia, en el proceso de elaboración de normas.

    Más información en inglés en: www.intracen.org/organics