•  SP header 
  •  

    Negocios en biodiversidad

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 1-2/2008 
     

    La palabra 'biodiversidad' es una contracción de 'diversidad biológica' y se refiere a todas las formas de vida (plantas, animales y microorganismos) que existen en un determinado ecosistemaIlustración de Giles Kershaw 

    Las oportunidades comerciales de inversión e iniciativa empresarial en la biodiversidad van más allá de la mera agricultura, según da a entender un importante estudio reciente

    'La idea de beneficiarse de la conservación de la biodiversidad puede parecer extraña, pero de hecho esa es una condición esencial para movilizar la inversión privada en la conservación. Sin rentabilidad, el comercio muere y los mercados se anquilosan', se señala en el importante estudio, Building Biodiversity Business publicado recientemente por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN) y Shell Internacional.

    De la pesca a la silvicultura, pasando por la bioprospección y el ecoturismo, la conservación de la biodiversidad puede ser rentable, según sugiere este estudio de 164 páginas en el que se enumeran oportunidades de negocio y propuestas de interés para exportadores haciendo hincapié en los mercados venideros.

    Silvicultura

    Una oportunidad cada vez mayor para muchas empresas consiste en gestionar recursos forestales de manera a optimizar toda una gama de fuentes de ganancias tales como vender productos de madera certificados y aprovechar los mercados emergentes de servicios ambientales, productos forestales no madereros, ecoturismo y otros productos y servicios 'verdes'. 

    Productos forestales no madereros (PFNM)

    Los PFNM, incluida la carne de animales salvajes, son importantes fuentes de subsistencia e ingresos y revisten singular importancia para la población rural pobre. Estamos hablando de nueces comestibles, hongos, frutas, hierbas, especias, miel, gomas y resinas, ratán, bambú, nipa, corcho, flores y plantas ornamentales, así como de toda una gama de productos vegetales y animales que se usan con fines medicinales, cosméticos, culinarios, culturales y demás. 

    Al margen de los usos locales, muchos PFNM se comercializan a escala internacional. Por ejemplo, la Red Internacional del Bambú y el Ratán (www.inbar.int) estima que el comercio mundial asciende a US$ 5.000 millones anuales. Tan sólo las exportaciones de brotes de bambú de Taiwán se cifran en unos US$ 50 millones e Indonesia exporta ratán por valor de US$ 700 millones (70% del comercio mundial).

    Las oportunidades de negocio concretamente vinculadas con los PFNM incluyen:

    • invertir en una cartera de empresas de PFNM, ya sea en un pequeño número de mercados de productos con elevado potencial o bien, en 'cestas de mercado' más amplias de productos que promueven prácticas como la recolección sostenible y el apoyo a comunidades locales;
    • invertir en los fondos de PYME existentes que apoyen negocios de PFNM mediante financiación en régimen de capital mixto y/o crédito; alternativamente, crear nuevos fondos destinados a empresas de PFNM, sobre todo en regiones con un mercado y un potencial de conservación que no cubren los fondos existentes, como es el caso en partes de África y Asia, y
    • apoyar la adopción más amplia de certificación PFNM, la creación de sistemas de costo inferior y la investigación sobre medición del impacto de la recolección de PFNM en lo que respecta a cada producto o especie, así como al hábitat o el paisaje.

    Pesca y acuicultura

    La acuicultura está creciendo muy rápido, sobre todo en Asia, y cada vez se la considera más como una solución potencial a la sobrepesca de reservas naturales, aun si trae aparejada su propia carga de cuestiones ambientales. Aunque se procede a establecer varios sistemas de certificación para promover la pesca de captura y la acuicultura sostenibles, actualmente, sólo se utilizan prácticas respetuosas del medio ambiente en una pequeña fracción de esas actividades a escala mundial. Es preciso ampliar la certificación de la pesca sostenible para abordar problemas tales como la 'captura accesoria' y extender el ámbito de aplicación a los países en desarrollo donde la certificación sigue siendo muy limitada. 

    Compensaciones de biocarbono

    Según el Banco Mundial, 'se estima que el valor del mercado del carbono aumentó a unos US$ 30.000 millones en 2006, es decir, tres veces más que el año anterior'. Ahora bien, aunque determinados proyectos de agricultura y silvicultura pueden vender créditos de carbono en virtud del Mecanismo para un Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto, hasta la fecha se han aprobado pocas transacciones. La mayor parte de la actividad que vincula el carbono con la biodiversidad tuvo lugar en el creciente mercado voluntario, ya que tanto empresas como particulares entienden compensar las emisiones para cumplir con sus propios objetivos de reducción. 

    Es indispensable seguir experimentando en el mercado de carbono voluntario, lo que incluye apoyo para evitar la deforestación y otras iniciativas afines que engloben pagos para toda una gama de bienes y servicios ambientales, incluidos el carbono y beneficios para la biodiversidad.

    Pagos por protección de cuencas fluviales

    Cada vez se aplican más los pagos por protección de cuencas fluviales, ya se trate de usuarios privados que pagan a organismos y ONG ambientales o bien, de pagos directos de gobiernos centrales a terratenientes privados. 

    Encontrar compradores de servicios de protección de cuencas fluviales suele ser la principal barrera para incorporar esos sistemas o mantenerlos a largo plazo. La clave está en identificar a usuarios corriente abajo para quienes estos pagos son una opción más rentable que invertir en costosos tratamientos de las aguas o la creación de nuevas instalaciones de abastecimiento.

    Existe un potencial significativo de apalancar la cofinanciación del gobierno y los organismos de desarrollo y, en algunos sitios, de transferir el sistema a los usuarios. Los aportes a la reducción de la pobreza pueden ser sustanciales, ya que los ingresos de la mayoría de los agricultores de tierras altas suelen ser relativamente escasos en comparación con aquellos de los usuarios del agua corriente abajo.

    Bioprospección

    La bioprospección es la búsqueda sistemática de genes, compuestos, diseños y organismos con potencial de uso económico y que pueden redundar en la creación de algún producto. 

    Hay pocas cifras exactas sobre el tamaño del sector de bioprospección, pero su crecimiento hasta la fecha ha desilusionado a muchos de sus defensores. Por ejemplo, Costa Rica recibió US$ 4,5 millones por concepto de acuerdos de bioprospección, suma pequeña en comparación con los ingresos anuales de unos US$ 400 millones derivados del ecoturismo.

    Una fuente sugiere que el mercado actual oscila entre US$ 17,5 millones y US$ 30 millones, aunque en 2050 podría superar los US$ 500 millones. Los potenciales inversores en bioprospección deben demostrar que tanto la biodiversidad como las comunidades locales se benefician de sus actividades.

    La bioprospección conlleva importantes riesgos comerciales como el probable daño a la reputación por acusaciones de biopiratería (apropiación ilegal de conocimientos de los pueblos indígenas que son sus depositarios).

    Las oportunidades más apropiadas tenderán a darse en los países con acceso claro, políticas de reparto de ganancias y un sólido marco institucional. Sobre esta base se pueden reducir riesgos invirtiendo en empresas que apoyen activamente a las comunidades que suministran las materias primas.

    Los países en desarrollo podrían mejorar sus sistemas de atención de salud pidiendo a importantes empresas farmacéuticas que les ayuden a ampliar su capacidad de investigación y desarrollo de sus propios medicamentos a cambio del acceso a recursos naturales, en lugar de hacer suposiciones irrealistas sobre el monto de beneficios económicos que puede generar la bioprospección.

    Compensaciones de biodiversidad

    El uso de compensaciones de biodiversidad por ley (estipulación de medidas de protección para compensar posibles reducciones) está en aumento y pueden encontrarse ejemplos en Australia, Brasil, Canadá, Estados Unidos y Suiza. La Directiva sobre responsabilidad ambiental que emitiera la Comisión Europea en 2004 podría dar lugar a disposiciones similares en toda Europa. En México, Nueva Zelandia y Uganda, entre otros países, se procede a formular políticas similares. 

    Además de las compensaciones obligatorias, hay un creciente interés por el potencial de las compensaciones voluntarias. Algunas empresas se comprometieron públicamente a ofrecer compensaciones de biodiversidad vinculadas con su 'huella' y varios inversores destacados consideran esas compensaciones como una nueva oportunidad de negocio y un indicador de buen gobierno empresarial.

    Las compensaciones de biodiversidad abarcan las posibilidades siguientes:

    • Crear un 'banco' del ecosistema local donde comprar o alquilar tierras, restaurarlas y vender 'créditos' de hábitat a entes públicos y empresas privadas que necesiten compensaciones, ya sea para cumplir con la normativa o con compromisos voluntarios de 'no pérdida neta'.
    • Pasar a ser un 'corredor' al servicio del ecosistema adquiriendo créditos de biodiversidad de terratenientes (garantizados por los derechos al desarrollo) en lugar de tierras y vender créditos a quienes necesiten compensaciones tal como indicado en el párrafo anterior.
    • Ofrecer 'compensaciones para importaciones'. Identificar prioridades de conservación a escala mundial, definir estándares de compensaciones fiables y establecer un sistema de verificación para las empresas que podrían comprar compensaciones voluntarias para todas aquellas importaciones que no cuentan con la certificación de 'sostenible'. Dichas compensaciones serían suministradas por proveedores acreditados y se someterían a verificación independiente y renovación a intervalos regulares.

    Servicios de gestión de la biodiversidad

    Se espera que este mercado especializado crezca significativamente a medida que los sectores público y privado vean la posibilidad y el riesgo inherentes a los negocios en biodiversidad. 

    Existen varias oportunidades no lucrativas que podrían ser apoyadas por un grupo de reflexión y culminar en la creación de otras oportunidades de inversión (lucrativas) a través de la sociedad civil, la investigación, el corretaje de asociaciones e iniciativas de capacitación del sector público.

    Otras oportunidades lucrativas más directas podrían ser: incorporar la biodiversidad en procedimientos de evaluación del impacto ambiental (EIA); prestar servicios de restauración y rehabilitación de ecosistemas; cotejar indicadores de desempeño en materia de biodiversidad; poner en marcha y certificar planes de acción para la biodiversidad o establecer y certificar compensaciones de la misma.

    Caza recreativa y pesca deportiva

    También existen posibilidades de trabajar con organizaciones de caza recreativa y pesca deportiva que tengan una buena trayectoria de apoyo a la conservación de la biodiversidad en países desarrollados para abrir nuevas vías o establecer relaciones con organizaciones similares de países en desarrollo a las que sirvan de mentoras en programas de conservación.  
       Building Biodiversity Business Report de Joshua Bishop, Sachin Kapila, Frank Hicks, Paul Mitchell y Francis Vorhies.