•  SP header 
  •  

    Mejor acceso de las PYME a las compras públicas

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2000

    Con un gasto situado entre el 9% y el 13% del producto interior bruto (PIB), los gobiernos son el principal comprador de bienes y servicios en muchos países en desarrollo. ¿Es posible utilizar esta capacidad para "internacionalizar" a las pequeñas empresas, crear nuevas oportunidades comerciales a nivel regional y concebir estrategias para que compitan en mejores condiciones en el mercado mundial?

    Una nueva publicación del CCI analiza la forma de mejorar el acceso de las PYME al mercado de las compras públicas.

    Los países que aplican métodos de gestión global a la contratación pública se encuentran en mejores condiciones para conquistar posiciones de fuerza y proponer estrategias en este campo, tanto a nivel nacional como regional e internacional. La reforma de las compras públicas podría favorecer el crecimiento de las empresas nacionales, en particular si dicho mercado se utiliza para abrir nuevos segmentos comerciales regionales.

    Compras del sector público y comercio internacional

    La mundialización ha generado fuertes presiones sobre las empresas de ámbito nacional. Desde la conferencia de Seattle, en que muchos miembros de la OMC manifestaron sus inquietudes, se ha reforzado la convicción de que los acuerdos comerciales internacionales deberían abarcar medidas favorables al desarrollo local. No cabe duda de que el mercado de las compras públicas será objeto de una controversia cada vez más intensa entre partidarios y críticos del acceso irrestricto a los mercados. La eficacia de la estrategia de comercio internacional de cada país dependerá en cierta medida de su comprensión de esta problemática.

    Papel de las autoridades

    Las políticas de compras públicas pueden afectar a las PYME en cuatro niveles.

    Eliminación de obstáculos a la participación

    En primer lugar, hay consenso sobre la necesidad de suprimir las desventajas o barreras que impiden la participación de las pequeñas y medianas empresas (PYME) en las compras públicas. Dado que estas empresas disponen de pocos recursos, toda facilidad o reducción de los costos les será favorable. Las reformas podrían ser radicales, y propiciar el establecimiento de un entorno empresarial y normativo que permita la participación y la libre competencia de todas las empresas, grandes o pequeñas. Ello implica garantizar el ejercicio de los derechos contractuales y de propiedad, así como un acceso más amplio a la información. En síntesis, se trata de asegurar la competencia efectiva entre las empresas mediante la reducción de los costos de transacción.

    Asistencia a las PYME

    En segundo lugar, las autoridades pueden prestar asistencia a las PYME en materia de compras públicas. Este apoyo podría ser neutro (sin recurrir a subsidios), en cuyo caso no constituiría una ventaja específica para las PYME, o subvencionado. Esta última opción brindaría ventajas a las PYME, pero al mismo introduciría un factor de distorsión en los procedimientos de contratación pública.

    Trato preferencial a las PYME

    Como tercera posibilidad, los gobiernos podrían dar un trato preferencial a las PYME, esencialmente en forma de subsidios.

    Cuotas de mercado para las PYME

    Por último, en un plano más polémico, los organismos estatales pueden disponer que determinadas compras se hagan a las PYME.

    La contribución del CCI

    A diferencia de casi todas las organizaciones internacionales, el CCI ha enfocado la reforma de las compras públicas concentrándose en el logro de cambios mundiales en sus aspectos jurídicos, orgánicos y profesionales. La guía para las PYME se suma a los esfuerzos desplegados por el CCI con el fin de capacitar a los países en desarrollo y en transición para instaurar programas transparentes y viables que recurran en forma equilibrada al apoyo de entidades locales y al establecimiento de vínculos más estrechos con los acuerdos comerciales internacionales.

    El CCI está dialogando con organismos nacionales e internacionales a fin de impulsar la reforma de las compras públicas. En particular, colabora con su personal y expertos locales en la prestación de asistencia, la que comprende una serie de instrumentos y obras de apoyo a los proyectos de cooperación técnica, como esta guía. A continuación, se esbozan algunos de los proyectos del CCI en curso.

    Uganda: el Ministro de Hacienda dicta nuevas normas

    El Ministro de Hacienda ugandés promulgó recientemente una normativa revisada sobre compras del sector público, que fue elaborada por el CCI, en estrecha cooperación con las autoridades nacionales y el Banco Mundial. En virtud de estas normas se reestructuró la Comisión Central de Licitaciones, con el objeto de dar coherencia al sistema de compras públicas y racionalizar su gestión. Hoy, las entidades compradoras deben rendir cuentas de sus operaciones. El sistema también incluye nuevos modelos de documentación contractual, formación profesional, compras electrónicas, mejoras en los sistemas de gestión de la información y un mecanismo más receptivo para tramitar las quejas de los proveedores. También se está promoviendo la subcontratación de trabajos a empresas locales.

    Guinea-Bissau: Revisión de las normas sobre donaciones y compras públicas

    El CCI está ayudando al Gobierno a armonizar las normas que rigen las donaciones y la contratación pública, con el fin de crear un sistema diligente y eficaz. Estas normas se han formulado con la contribución de interlocutores nacionales y extranjeros. La nueva oficina central de compras formulará políticas, organizará programas de formación, inspeccionará contratos adjudicados e instalará sistemas de gestión de la información.

    Conferencia del Magreb: Hacia una armonización regional

    Tras la Conferencia sobre Reforma de las Compras Públicas (Abiyán, diciembre de 1998), varios países magrebinos solicitaron asistencia para armonizar sus políticas de compras a nivel regional. En febrero de 2000, el CCI ayudó a organizar una reunión de estos países (Marruecos, Argelia, Túnez, Mauritania y la Jamahiriya Árabe Libia) con donantes y otras entidades. En dicha oportunidad se acordó elaborar un mecanismo para armonizar las normas y procedimientos financieros de la contratación pública, actualizar los sistemas nacionales y elaborar programas de formación. En breve se celebrará en Argel una reunión de seguimiento, que debería poner en marcha estos mecanismos y sistemas.

    Wayne Wittig es Asesor Principal en Compras Públicas, del CCI (wittig@intracen.org). Se le puede solicitar más información sobre el programa de reforma de las compras públicas.