•  SP header 
  •  

    Los primeros pasos del exportador

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2004

    El idioma es esencial: las traducciones y adaptaciones de La Clave del Comercio aseguran que los pequeños exportadores dispongan de este recurso en sus propias lenguas.Foto: CCI

    El éxito exportador de las pequeñas y medianas empresas (PYME) puede ser determinante para proporcionar una mayor prosperidad a los países en desarrollo, estimular la vitalidad económica a nivel de las comunidades y crear medios de subsistencia para los asalariados y sus familias. Ahora bien, aunque la globalización de los mercados ofrece nuevas oportunidades, las pequeñas empresas que tratan de llegar a los mercados de exportación tropiezan con una abrumadora maraña de reglas, normativas y otras barreras comerciales. La serie de manuales del CCI titulada La Clave del Comercio les ofrece datos útiles para implantarse en los mercados internacionales.

    Descifrar el comercio para los pequeños exportadores

    Superar los obstáculos comerciales es una prueba particularmente ardua para quienes comienzan a exportar en los países en desarrollo. Los datos prácticos a su disposición son escasos, y a menudo están disimulados en documentos académicos, técnicos o burocráticos de difícil interpretación.

    Para explicar claramente el proceso de exportación, el CCI concibió La Clave del Comercio (en inglés Trade Secrets), serie de guías que ofrecen respuestas concisas y completas a las preguntas más frecuentes en materia de comercio internacional. El manual La Clave del Comercio: Libro de respuestas para las PYME exportadoras ya ha sido publicado en diez idiomas en 50 países, adaptado a las condiciones nacionales por las organizaciones asociadas del CCI.

    Una obra única en su género

    "Antes de la publicación de las versiones nacionales de La Clave del Comercio, el 94% de los países interesados no disponían de obras especializadas escritas para PYME exportadoras por expertos familiarizados con las pequeñas empresas", indica R. Badrinath, Director de la División de Servicios de Apoyo al Comercio del CCI. Con estos manuales, "el CCI ha ayudado a sus asociados a colmar el déficit de información para los nuevos exportadores y para quienes prevén exportar".

    Entre sus aspectos más destacados figuran los siguientes:
    • Uso de un módulo de 100 preguntas genéricas clave para las PYME exportadoras, en un formato normalizado, de fácil lectura y uso. Los asociados del CCI puede adaptarlo en función de las circunstancias nacionales, regionales y sectoriales.
    • La colaboración del CCI con organizaciones fidedignas y comprometidas, como las entidades de promoción de las exportaciones, cámaras de comercio, confederaciones sectoriales y bancos.
    • La modalidad de coedición, preconizada por el CCI para publicar las versiones nacionales; los asociados aceptan una metodología específica y contribuyen a sufragar los costos, asegurando así una responsabilización y una agregación de valor nacionales.
    • La producción rápida y barata de cada versión nacional, en un plazo que suele ser de seis a siete meses por un costo de unos US$ 25.000.
    El CCI y las organizaciones asociadas han adaptado el modelo original de La Clave del Comercio a segmentos específicos de exportación, como los alimentos frescos y alimentos procesados, los componentes automotrices y los servicios. En cada manual suelen figurar temas comunes, como la gestión de la calidad, la propiedad intelectual, el comercio electrónico y las normas del sistema de la Organización Mundial del Comercio.

    La Clave es mucho más que una simple recopilación de respuestas a las 'preguntas más frecuentes' sobre el comercio, ya que obliga también a tomar en consideración las preocupaciones de las PYME. Además de ser utilizados en cursos de formación, los manuales sirven para prestar asesoramiento a los exportadores. La publicación de las ediciones nacionales y sectoriales ha dado origen a una red de La Clave del Comercio, integrada por cerca de 100 países que potencian sus capacidades a través del intercambio de información y saber hacer.

    A continuación, se presentan dos ejemplos de cómo las instituciones de apoyo al comercio utilizan el concepto del CCI para responder a las exigencias del nuevo mercado mundial. En México, el asociado nacional del CCI está divulgando conocimientos y análisis sobre mercados en la versión mexicana de La Clave del Comercio. En Brasil, una versión para profesionales ha ayudado a orientar a los exportadores en el campo de la gestión de la calidad.