•  SP header 
  •  

    Los gobiernos pueden ayudar a innovar

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 3/2003

    Entrevista con Vinod K. Aggarwal, U. de California en Berkeley

    Para crear condiciones favorables a la innovación, las autoridades deberían promover la alfabetización digital y los mercados de capitales, y establecer la infraestructura jurídica y tecnológica adecuada.

    P¿Por qué algunos países, como la India, han logrado implantarse en sectores comerciales en expansión, basados en un capital de consocimientos, mientras que otros han fracasado?

    R Una mano de obra y unas materias primas baratas no son garantía de éxito comercial. De hecho, como lo muestra el caso de la India, hay países que contradicen los principios de la teoría comercial clásica y logran ventajas comparativas recurriendo al sector de nuevas tecnologías. Su rápido éxito depende, en principio, de cuatro factores principales:

    • el fomento de la enseñanza, específicamente en tecnologías de vanguardia;
    • el desarrollo de centros de aprendizaje, como los institutos tecnológicos de la India, que se cuentan entre los más competitivos del mundo, junto con empresas de capacitación, como el Instituto Nacional de Tecnología de la Información, centrado en la formación técnica en gran escala;
    • un nivel óptimo de inglés entre las clases medias, y
    • una importante emigración a Estados Unidos y otros países, lo que ha favorecido la formación de empresas de riesgo compartido y la subcontratación en el sector de las tecnologías de la información (TI).
    P ¿Puede demostrarse con ejemplos que las TI y el capital humano son factores esenciales de las ventajas competitivas en los mercados mundiales?

    R
    El éxito de la India no es un caso aislado. Países como la China, República de Corea, Malasia y Singapur se han basado en las TI y el capital humano para levantar sectores de exportación muy prósperos. Al compararlos con los países que tienen reservas petrolíferas u otros recursos naturales básicos, y dependen de estas exportaciones, queda de manifiesto que los países que han potenciado sus TI y cuentan con una fuerza de trabajo calificada registran tasas de crecimiento muy superiores.

    P ¿Qué deben y pueden hacer los gobiernos para apoyar a los innovadores?

    R Para promover estratégicamente el crecimiento, las autoridades deberían respaldar a los innovadores, y adaptar sus prestaciones. En vez de hacer inversiones directas en empresas estatales costosas e ineficientes, deberían actuar de forma más flexible. Como en los Estados Unidos y los países de Asia Oriental, los gobiernos pueden estimular la innovación levantando las infraestructuras físicas y virtuales que se necesitan.

    Hay que recordar el papel que el Gobierno de Estados Unidos desempeñó en los orígenes de la internet, ya que su precursor fue el ARPA (Advanced Research Projects Agency), proyecto del Ministerio de Defensa que creó el ARPANET. Con el tiempo, la internet se amplió a otros círculos estatales, académicos y empresariales, y no fue monopolizada ni por la influencia ni por la propiedad estatal.

    Los gobiernos de Asia Oriental han orientado su crecimiento económico mediante las infraestructuras. Además de crear zonas francas industriales y construir puertos, caminos e instalaciones, han establecido unos marcos jurídicos y tecnológicos favorables a los nuevos sectores. Singapur es uno de los pioneros, habiendo invertido recientemente al menos US$ 2.300 millones en la construcción de un complejo de investigación y desarrollo biomédico. Se trata de atraer inversiones y personal calificado, mediante la oferta de puestos de trabajo y servicios de alto nivel, así como normativas jurídicas muy poco restrictivas.

    La innovación también puede impulsarse a través de los mercados de capitales. En Japón y la República de Corea se demostró que los créditos directos pueden ser ineficaces e incluso contraproducentes. En cambio, el éxito del capital riesgo en los Estados Unidos indica que una acumulación de recursos económicos más anclada en el mercado es la mejor opción, aunque este tipo de inversión no es en absoluto una garantía, como lo puso de manifiesto el colapso de las puntocom en 2000.

    P ¿Qué enseñanzas prácticas pueden sacarse respecto de la aplicación de las TIC al comercio?

    R
    Los gobiernos deben integrar adecuadamente las nuevas tecnologías, en el marco de un programa de TIC adaptado a sus sectores de exportación. Hay que tomar como referencia a los países que ya emplean TIC en sus políticas de crecimiento, pero procurando ajustar los programas a las necesidades de los exportadores. En vez de transferir la producción a los bienes de TIC, pueden servirse de éstas para favorecer el crecimiento de las industrias de exportación. Las TIC estimulan el comercio al reducir los costos de transacción (despacho, seguros, trámites aduaneros). También facilitan la recolección de información, la promoción de productos, la obtención de contratos y la contratación de personal. Las TIC pueden adoptar diversas formas, pero sus beneficios son los mismos en casi todas las regiones y países.


    Vinod K. Aggarwal (vinod@socrates.berkeley.edu) es Profesor del Departamento de Ciencias Políticas, Profesor Asociado de Estudios Empresariales y Políticas Públicas en la Escuela Haas, y Director del Centro de Estudios sobre Cooperación Económica en Asia y el Pacífico, de la Universidad de California en Berkeley. En la actualidad, es miembro del Centro Woodrow Wilson for International Scholars de Washington, DC. Además es fundador y Redactor Jefe del diario Business and Politics. El Dr. Aggarwal agradece a Janna Bray por su contribución y comentarios.