•  SP header 
  •  

    Las empresas se unen contra el soborno

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 1/2004

    Las empresas y las organizaciones multilaterales se movilizan contra la corrupción en el ámbito empresarial, y respaldan los esfuerzos nacionales por erradicar el soborno.

    Según el Banco Mundial, la corrupción es el mayor obstáculo al desarrollo económico y social. Para el Presidente de Ecuador, Lucio Gutiérrez, "la corrupción es un robo, de la riqueza de nuestro pueblo, de puestos de trabajo y de los recursos necesarios para la atención de salud. Por culpa de la corrupción, la gente pierde la confianza en los gobernantes, y evidentemente pierde también confianza en la democracia"

    Por su parte, Augusto López Claros, Economista Jefe y Director del Programa de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, recuerda que durante muchos años instituciones como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) prohibieron a sus funcionarios el uso de la palabra "corrupción" en los documentos oficiales. Desde inicios de los años 1990, el FMI, el Banco Mundial y los bancos regionales de desarrollo, así como importantes instituciones internacionales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con sede en París, han ampliado el debate sobre el desarrollo incluyendo temas delicados como la lucha contra la corrupción, la calidad de los gobiernos y el uso eficaz de la ayuda para el desarrollo. El CCI también promueve la transparencia en las compras públicas, como una forma de ayudar a los pequeños exportadores a competir por contratos internacionales (véase el recuadro).

    Perjudicados: los pobres

    "Los efectos perniciosos de la corrupción son especialmente graves para los pobres", indica el Banco Mundial en su documentación oficial desde el comienzo de sus campañas anticorrupción. Los pobres "resultan más perjudicados por la recesión económica, dependen más de los servicios públicos y tienen una menor capacidad para asumir los costos suplementarios derivados del soborno, el fraude y la apropiación indebida de privilegios económicos".

    Desde 1997, el Instituto del Banco Mundial (WBI) ha impulsado una serie de programas contra la corrupción, incluidos el soborno y los abusos en su propio sistema de adjudicación de contratos. Por ejemplo, ha preparado una carpeta anticorrupción destinada a las empresa, y ha impartido formación a periodistas sobre la forma de combatir el fraude y otras prácticas delictivas en la vida pública. "Sólo en la ex Unión Soviética, más de 200 periodistas han sido asesinados por sus reportajes de investigación sobre funcionarios corruptos o bandas criminales", informa el WBI en su sitio web site sobre la corrupción ( http://www1.worldbank.org/publicsector/anticorrupt/index.cfm).

    En dos años, el Banco declaró irregulares cerca de 40 contratos, por una cuantía total de US$ 40 millones. Ahora, publica una lista de las empresas que por su comportamiento indebido han quedado excluidas de la adjudicación de contratos. El WBI precisa que el Banco suscribe cerca de 45.000 contratos al año, por valor de unos US$ 45.000 millones a US$ 50.000 millones.

    Fin de una mala tradición

    "Estimamos que la corrupción 'factura' un billón de dólares en todo el mundo", dice Daniel Kaufmann, Director de Gobernanza Global en el Instituto del Banco Mundial. El WBI considera que el costo del soborno equivale a un impuesto de 20%. Pero el Sr. Kaufmann también observa que se está produciendo un cambio fundamental en la postura de las empresas de cara al soborno, que ya no es visto como un aspecto más de todo negocio.

    Responsabilidad social de la empresa

    Un signo de este cambio de actitud es el anuncio hecho a finales de enero por un grupo de importantes empresas de ingeniería y construcción, sector que arrastra a nivel mundial una turbia reputación en cuanto a su honestidad en materia de contratos. Con todo, 19 empresas internacionales, con una cifra de negocios anual de US$ 70.000 millones, se han comprometido a practicar una "tolerancia cero" ante el soborno, según explicó el Presidente Director General de Fluor Corporation, Alan L. Boeckmann, en una sesión interactiva sobre corrupción organizada durante la Reunión Anual del Foro Económico Mundial, en Davos.

    Jermyn Brooks, del Consejo de Dirección de la organización alemana Transparencia Internacional (TI), dijo que esta iniciativa marca un cambio de perspectiva. Tradicionalmente, se ha considerado que las empresas son víctimas de funcionarios corruptos, que reclaman pagos y tratos especiales a cambio de favores. "Pero cuando alguien recibe, alguien da", sostiene Brooks. A su juicio, la cuestión que deben responder las empresas internacionales es: "¿No es hora de que las empresas asuman un papel de vanguardia en la lucha contra la corrupción?"

    La iniciativa del sector de la construcción y la ingeniería fue saludada por una destacada dirigente sindical, Anita Normark, Secretaria General de la Federación Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera, que agrupa a unos 10 millones de personas. La Sra. Normak dijo que estaba "orgullosa" de que las empresas se pusieran a la cabeza de este movimiento, y esperaba que otros sectores - como el transporte y la logística - se sumaran al mismo.

    Una "mejora" salarial

    Los directivos que participaron en los debates de Davos dijeron que una de las dificultades de la lucha contra la corrupción era que muchos funcionarios de países en desarrollo y economías emergentes recurrían a la corrupción para "mejorar" sus sueldos. Un ministro de Europa Oriental indicó que a la mayoría de los organismos públicos les resultaba imposible ofrecer una alternativa equivalente al "ingreso" que los funcionarios obtenían del soborno.

    Un empresario que afirmó practicar la "tolerancia cero al soborno" explicó que los funcionarios de un país en el que tenía actividades imponían exigencias adicionales a las empresas internacionales que pretendían terminar con los pagos no declarados. Otros participantes dijeron que en los países industrializados existía también una "cultura de la corrupción", manifestada en el tráfico de influencias y los acuerdos secretos. Insistieron en la necesidad de colmar los resquicios legales - como las contribuciones a partidos políticos, y no a personas, como precio para conseguir contratos. Carla Cico, Presidenta Directora General de Brasil Telecom, sostiene que los escándalos recientes han restado credibilidad a las potencias comerciales, que mal podrían dar lecciones sobre gobernanza y transparencia a las economías en desarrollo o emergentes.

    Los contratos militares

    Desde 1999, está en vigor una convención contra el soborno adoptada por la OCDE, club de los países más ricos, con el fin de impedir los pagos ilícitos a funcionarios públicos. Mark Pieth, Presidente del Grupo de Trabajo sobre el soborno, de la OCDE, afirma que esta convención ha reducido el tamaño de la "mordida" ilegal en los contratos militares, que ha pasado de un 15% a un 5%. También cree que las iniciativas privadas no podrán erradicar la corrupción. Esta tarea sigue incumbiendo al sector público. Sostiene que los códigos de buena conducta del sector privado no pueden asegurar el cumplimiento de las normas ni tampoco ofrecen medios eficaces para tratar las denuncias. Por tal motivo, la convención puede dar más "garra" a las medidas de prohibición.

    Al presentar el último Índice de Percepciones de la Corrupción, en octubre de 2003, Peter Eigen, Presidente de TI, declaró: "Seguimos esperando que alguno de los 35 países signatarios de la convención interponga el primer juicio por corrupción en sus tribunales." Con todo, la movilización internacional, las investigaciones de la prensa y las iniciativas de las empresas están ganando posiciones contra los adeptos de la corrupción, quienes quisieran que todo siguiese igual.

    Papel de las PYME

    ¿Qué pueden hacer contra la corrupción los exportadores de países en desarrollo y economías en transición?

    Por ejemplo, podrían examinar el curso que en sus países se da a las recomendaciones sobre adquisiciones públicas; conseguir la carpeta anticorrupción del Banco Mundial y difundir su contenido entre los funcionarios; consultar las disposiciones de la Convención de la OCDE, ver qué países la han ratificado y hacer presión para que dichas disposiciones sean incorporadas a la legislación nacional. Por último, podrían unirse a las iniciativas empresariales contra el soborno, tomando contacto con entidades que, como las cámaras de comercio locales, pueden vincularse con las organizaciones internacionales de coordinación, como la Cámara de Comercio Internacional.



    CCI favorece la transparencia

    El fomento de la competitividad exportadora a través de medidas de transparencia puede revestir muchas formas. Los programas de promoción de la transparencia en los trámites de aduana, contratos y tributación son algunos de los muchos medios para ganar eficacia, reducir la corrupción y elevar la competitividad.

    Estas son algunas de las contribuciones que el CCI hace mediante sus programas de asistencia técnica sobre compras públicas y aspectos jurídicos del comercio, y en sus propias adquisiciones:
    • En los encuentros "compradores/vendedores" del programa Comprar a África para África, el CCI pone en contacto a proveedores de artículos de socorro de países en desarrollo con compradores de organismos humanitarios internacionales. Al confrontar a los exportadores con las reglas y procedimientos en materia de compras de las organizaciones internacionales y las ONG se ayuda enormemente a mejorar la transparencia.
    Contacto: Osvaldo Agatiello, Coordinador de Programa, Unidad de Promoción del Comercio Sur-Sur del CCI (agatiello@intracen.org).
    • En el marco de un programa conjunto con el Banco Mundial y la OCDE, sobre Gestión de las Compras Públicas, el CCI ayuda a los funcionarios y proveedores de países en desarrollo a comprender y aplicar los principios y prácticas en este campo, como la rendición de cuentas y la transparencia.
    Contacto: Philippe Helluy, Asesor de Contratación Pública del CCI (helluy@intracen.org).
    • El sitio web de Juris Internacional contiene textos integrales y listas de ratificaciones de los principales tratados internacionales que tratan de comercio ilícito y soborno. Los contratos modelo del CCI proponen condiciones equitativas para todas las partes.
    Contacto: Jean‑François Bourque, Asesor Principal de Aspectos Jurídicos del Comercio Internacional del CCI (bourque@intracen.org).
    • En sus contratos públicos, el CCI aplica la reglamentación financiera de Naciones Unidas. Se trata de ganar transparencia y dar más oportunidades a pequeños proveedores, inclusive de países en desarrollo. La licitación es el procedimiento habitual de adjudicación, basada en: cumplimiento de especificaciones, precios, calidad técnica y aceptabilidad, y plazos de entrega.
    Véase la página web del CCI sobre contratación de servicios y suministros (http://www.intracen.org/gsps/about_cpu.htm).

    Artículos pertinentes deForum de Comercio

    • Compras para la ayuda humanitaria y el desarrollo: Un gran mercado en pleno crecimiento
    • Comprar a África para África
    • E‑compras del sector humanitario
    • Mejor acceso de las PYME a las compras públicas
    • Cómo utilizar los contratos modelo
    Consulte estos y otros artículos en el sitio web de Forum de Comercio (http://www.tradeforum.org).

    PdS



    Peter Hulm ha sido Asistente de Redacción de este número de Forum de Comercio.