•  SP header 
  •  

    Las comunidades pobres pueden ofrecer productos de calidad

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 2/2004

    Para los productores de países de escasos recursos, las transacciones internacionales pueden ser un puente hacia mercados más grandes y ricos.

    El comercio genera beneficios, pero éstos no llegan necesariamente hasta los más pobres. De ahí que sea importante encontrar soluciones para reducir los desfases que hay entre el crecimiento económico generado por el comercio y la reducción de la pobreza.

    El papel del comercio

    El Programa de Reducción de la Pobreza a través de las Exportaciones del CCI adopta un enfoque complementario con respecto a las estrategias macroeconómicas en este campo, centrándose en la movilización directa y participativa de las comunidades pobres. Sus proyectos piloto dan prioridad a productos y servicios cuya exportación puede impulsarse a corto plazo, generando beneficios significativos.

    He aquí algunos ejemplos:
    • Café gourmet de El Salvador. En noviembre de 2002, el CCI inició un proyecto en la Cordillera de Apaneca (región suroccidental), destinado a mejorar las condiciones de vida de unas 400 familias de cafetaleros pobres. Primero se determinó que el Japón era un mercado meta adecuado para la exportación del café de alta calidad cultivado en Apaneca. En 2003, a pesar de la baja general de los precios, estos agricultores colocaron casi una tonelada de café gourmet en el Japón, a precios muy rentables.
      Este café, comercializado bajo la marca "Café Monte Sión", ha recibido la certificación de conformidad medioambiental y social otorgada por la Rainforest Alliance. También es miembro de la Asociación de Cafés Sostenibles de El Salvador. El proyecto ha tenido otras repercusiones positivas, como la reparación de los caminos de la zona por las autoridades, la construcción de una escuela primaria y el nombramiento de un maestro.
    • Productos de seda de Camboya. Los tejedores de seda de la provincia de Takeo confeccionan hermosos productos, como pañoletas, bolsos de mano y fundas de cojines. Sin embargo, estos productores rurales - casi todos mujeres - no conocían el valor de sus productos ni la forma de realzarlos con diseños más atractivos o tintes de mejor calidad. Además, su desconocimiento de las condiciones de acceso a los mercados los dejaba a merced de los intermediarios. En julio de 2003, la Corporación de Artesanos de Camboya y el CCI ayudaron a restructurar la actividad de 40 familias. Un consultor les da formación y asesoramiento para:
    - formar grupos de producción;
    - mejorar las técnicas de producción;
    - crear y adaptar productos al gusto del consumidor;
    - calcular costos y precios;
    - encontrar mercados, y
    - coordinarse con otras asociaciones de artesanos.
    La seda camboyana está despertando interés en el extranjero. Un comprador europeo organizó hace poco una visita comercial para establecer relaciones con las tejedoras. También fueron invitadas - gastos pagados - a una feria comercial en el Japón (junio de 2004).

    La meta del proyecto es que 100 familias dispongan de los conocimientos y las estructuras necesarias para responder adecuadamente a las exigencias del mercado. El CCI y la Corporación de Artesanos de Camboya reproducirán esta experiencia en comunidades de orfebres y alfareros.
    • Turismo comunitario en el Brasil. El turismo está en pleno auge en este país, especialmente en el Estado de Bahía. En octubre de 2003, el CCI inició un proyecto de creación de puestos de trabajo y mejora del nivel de vida de las 10.000 personas que viven alrededor de la estación de turismo de Costa do Sauípe. Se trata de integrar a los productores pobres en las cadenas de valor generadas por el turismo, en el marco del Programa Social Sostenible Berimbau impulsado por los operadores hoteleros de la estación.
    Se han desarrollado así la agricultura familiar, los productos artesanales y los servicios. El proyecto piloto establecerá:
    - una unidad de reciclaje de desechos orgánicos para la producción agrícola;
    - la producción orgánica de frutas y verduras;
    - un almacén de comercialización y otros medios logísticos para la producción agrícola, y
    - un centro comunitario con instalaciones para el desarrollo de productos artesanales, la capacitación y las actividades de grupos culturales
    Formación de una red El CCI puso en marcha su Programa de Reducción de la Pobreza a través de las Exportaciones en julio de 2002, basándose en una experiencia de varias décadas en el fomento del comercio en los países en desarrollo y en transición. El Programa ha sido apoyado por entidades como la Unión Europea, el Banco Mundial, la OIT y el Fondo Mundial para la Naturaleza, y también por empresas y ONG que se interesan por la relación entre el desarrollo sostenible y el comercio (como Carrefour, Max Havelaar, Walmart, Twin y el Centro de Estudios Aplicados sobre las Negociaciones Internacionales).



    Relacionar el comercio con la reducción de la pobreza

    El CCI se esfuerza por mejorar los niveles de vida de las comunidades pobres a través del fomento del comercio como "vía rápida" para el desarrollo; para ello, sensibiliza a los legisladores para dar prioridad a segmentos de gran rentabilidad y crear vínculos entre los productores pobres y las redes de exportación.
    • Integrar el comercio en las políticas de desarrollo. A menudo, quienes definen las políticas no tienen experiencia por lo que se refiere a integrar el comercio en estrategias generales de desarrollo. El CCI posee vastas competencias en materia de sensibilización sobre el potencial creador de empleo del comercio; cuando las autoridades están convencidas, el CCI aporta capacitación e información. El CCI actúa por medio del Marco Integrado (programa creado por seis agencias de desarrollo para coordinar la asistencia técnica a los países menos adelantados), alentando, por ejemplo, la inclusión de una dimensión comercial en las estrategias nacionales de desarrollo (como los documentos de estrategia de lucha contra la pobreza).
    • Desarrollar el comercio en sectores con potencial de rentabilidad. Muchos países en desarrollo, y en especial los países menos adelantados, poseen ventajas comparativas comerciales en los recursos naturales y en sectores con alto uso de mano de obra.
      El CCI da asistencia técnica para ayudar a estos sectores a aumentar sus exportaciones, crear empleos y elevar sus ingresos. Los sectores predominantes en las comunidades pobres son la agricultura, los textiles y el vestuario, las pieles de animales, el cuero y sus productos, la manufactura ligera y el turismo de base comunitaria (las comunidades pobres venden productos y servicios a visitantes extranjeros).
    • Vincular a los productores más pobres con cadenas exportadoras de mayor valor. Cuando se trata de hacer negocios, los pobres pueden verse perjudicados por sus carencias de educación o la falta de relaciones con quienes podrían ayudarles a ampliar sus actividades en la economía formal. El Programa de Reducción de la Pobreza a través de las Exportaciones del CCI conecta a las comunidades pobres con las cadenas exportadoras de productos o servicios que están en condiciones de suministrar, les ayuda a organizarse a nivel local o regional para conseguir formación y asistencia empresarial, y crea conciencia sobre sus necesidades de perfeccionamiento entre las instituciones de apoyo al comercio. Por último, el CCI relaciona a los productores pobres con exportadores reconocidos.



    El CCI en la UNCTAD XI

    Mesa Redonda de Alto Nivel sobre Comercio y Pobreza -14 de junio. El CCI puso de relieve sus actividades en materia de reducción de la pobreza mediante el comercio, refiriéndose en particular a su Programa de Reducción de la Pobreza a través de las Exportaciones.


    Hendrik Roelofsen es Director de la División de Coordinación de la Cooperación Técnica del CCI. Para más detalles sobre estos y otros proyectos, vea el sitio web del Programa de Reducción de la Pobreza del CCI (http://www.intracen.org/eprp) o diríjase a Jaime Crespo Blanco, Coordinador de Programas (crespo@intracen.org).