•  SP header 
  •  

    La subcontratación globalizada

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 1/2004

    La subcontratación a nivel mundial está beneficiando a muchas economías en desarrollo y en transición, y también está cambiando sustancialmente la estructura de las empresas.

    Algunas economías en desarrollo y en transición han logrado mejorar sus niveles de vida exportando hacia el mundo industrial productos y servicios cuya producción ya no es rentable en los países con altos costos de mano de obra. Hoy, las empresas de los países industrializados tienden a pasar de la subcontratación o tercerización de actividades a la deslocalización en el extranjero ("offshoring"), e incluso a la subcontratación globalizada ("worldsourcing").

    La subcontratación se refiere a la transferencia de puestos de trabajo a una empresa extranjera, para reducir costos, beneficiarse de sus competencias y concentrarse en las funciones en que la empresa contratante es más eficaz. Este sistema no es nuevo, y se practica en todo el mundo. El término deslocalización (offshoring) designa el cierre de las operaciones de una empresa en un país y su transferencia a otro, estrategia que ha servido generalmente para reducir los costos laborales, pero que las empresas están usando ahora para implantarse en los mercados emergentes o para aprovechar los centros de competencias, como la informática en la India. El Japón, por ejemplo, ha recurrido regularmente a la deslocalización para penetrar en los difíciles mercados de Estados Unidos y Europa.

    Las actuales funciones empresariales que pueden deslocalizarse van desde los centros de atención telefónica a servicios de apoyo, como la contabilidad y la gestión tributaria, e incluso la investigación y el desarrollo. Hasta ahora, el proceso ha sido paulatino. No obstante, gracias a la tecnología, tanto la subcontratación como la deslocalización deberían acelerarse en los próximos años, progresando desde niveles técnicos poco especializados hacia servicios profesionales.

    Convertirse en "productor" de innovaciones

    Los expertos y los directivos de grandes empresas mundiales coinciden en que las economías en desarrollo no deberían esperar beneficios sostenidos de la subcontratación globalizada, a menos de encaminarse por la vía de la innovación.

    "Las tareas que hoy se subcontratan serán reemplazadas por la tecnología en un futuro no muy lejano", dice Michael Fleisher, de Gartner Inc., de Estados Unidos.

    Para John Adams, de la empresa Exult, es probable que los centros de atención telefónica - una de las actividades de subcontratación de mayor nivel tecnológico - sean sustituidos dentro de unos años por las técnicas de "aprendizaje vocal". Soumitra Dutta, profesor y decano de Educación Ejecutiva del Instituto Europeo de Administración de Empresas (INSEAD), de París, sostiene que el reto planteado al sector de la programación informática de la India - paradigma de país en desarrollo que triunfa en la alta tecnología - consiste en emular a la industria automotriz del Japón y dejar de ser un simple proveedor de productos de gran calidad para convertirse en productor de innovaciones por propio derecho.

    Opiniones encontradas

    Mientras, crece la incertidumbre ante la migración de empleos de oficina hacia los países en desarrollo. Algunos líderes empresariales occidentales hablan de un "vuelco histórico", e incluso de un "traslado de la clase media" desde los países ricos hacia los países pobres. Para otros, estos temores son exagerados. Stephen Kobrin, profesor de Gestión Multinacional de la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos), dice: "El tema suscita más atención cuando comienza a incidir en las posibilidades profesionales de nuestros propios licenciados." Nandan Nilekani, de la empresa india Infosys Technologies, hace notar que la tecnología y los procesos utilizados por los programadores indios vienen de Occidente, y que esta transferencia se decide en los países occidentales. Para la economía india, los beneficios no se limitan a la creación de empleos o a los contratos para algunas empresas: "La India fue incitada por Occidente a abrazar el libre mercado", recuerda. Los avances locales podrían redundar en una oferta de productos y servicios competitivos totalmente concebidos en la India.

    El ex Ministro de Hacienda de Francia, Francis Mer, considera que la subcontratación y la deslocalización reducen la pobreza y favorecen el desarrollo. "La comunidad internacional debe aceptar cambios para que otros países se beneficien, pues de lo contrario habrá muchos que no respetarán las reglas multilaterales", dice.

    En fin de cuentas, como ha dicho Jeffrey Joerres, de Manpower, hay un principio que sigue siendo válido: si la subcontratación permite salvar la empresa, la pérdida de algunos empleos vale la pena.

    La nueva empresa: más abierta, más ligera

    La subcontratación globalizada cambiará sin duda la esencia de las empresas. Éstas se reestructurarán al generalizarse los procesos digitales, móviles y virtuales, dice Carly Fiorina, Presidenta Directora General de Hewlett‑Packard. Las empresas con cadenas de mando verticales serán reemplazadas por estructuras de tipo horizontal, basadas en alianzas. Las empresas se regirán por nuevas pautas de comportamiento. "El nivel mínimo de lo que se considera aceptable es cada día más elevado", añade. Una visión más amplia de sus intereses llevará a las empresas a asumir un mayor compromiso con sus comunidades, lo que favorecerá el desarrollo de mercados, recursos humanos y alianzas.

    Michael Porter, de la Escuela de Negocios de Harvard, piensa que la evolución de la empresa estará determinada por tendencias de carácter más amplio. La primera es la reorientación de la demanda mundial, hacia los países en desarrollo; la segunda es el avance tecnológico, y la tercera, el menor crecimiento demográfico y los consiguientes déficit de mano de obra, especialmente entre los trabajadores altamente calificados.

    ¿Cuáles serán los cambios? Michael Porter los reparte en cuatro grandes grupos:
    • Las empresas tratarán de destacarse por su innovación, más que por el tamaño o la diversificación.
    • Las empresas ampliarán sus cadenas de valor, pero harán inversiones más importantes en menos lugares.
    • La escasez de personal calificado obligará a las empresas a prestar mayor atención a la conservación y motivación de sus trabajadores.
    • Como sostiene Carly Fiorina, las empresas tendrán que dar una respuesta más eficaz a las comunidades que las acogen.



    CCI identifica oportunidades de subcontratación

    • En Operaciones de Asistencia Empresarial Contratadas en el Exterior, el CCI explica la forma en que los proveedores de servicios empresariales de países en desarrollo pueden aprovechar las nuevas oportunidades derivadas del auge de la subcontratación y de los avances tecnológicos que hacen posible la deslocalización de dichos servicios. La obra está destinada a los funcionarios encargados del desarrollo económico, organismos de inversión y proveedores de servicios de apoyo capaces de extender estas operaciones.

    Contacto: Doreen Conrad, Jefa de la Unidad del Comercio de Servicios del CCI (conrad@intracen.org).

    • El CCI y su asociada camerunesa ASAFE (Asociación de Apoyo a la Empresaria), imparten a las mujeres de Camerún capacitación sobre operaciones de apoyo empresarial para ayudarles a comprender las nuevas oportunidades en este ámbito.

    Contacto: Lilia Naas, Oficial Principal de Promoción Comercial del CCI (naas@intracen.org).

    Artículos pertinentes de Forum

    • Los servicios de asistencia empresarial
    • Cómo innovar en la exportación de servicios
    • La ventaja competitiva nacional

    Consulte estos y otros artículos en el sitio web de Forum de Comercio (http://www.tradeforum.org).

    PdS




    Wayne Ellis es Gerente de Ventas de Rain Bird Corporation, en Nueva
    Jersey, Estados Unidos. Desde 1999, ha trabajado como redactor para la Reunión Anual del Foro Económico Mundial.