•  SP header 
  •  

    La eficacia de nuestra red

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 1/2002

    A los participantes en el Foro Ejecutivo 2001 del CCI les preguntamos: "¿Están funcionando sus redes de colaboración?" Pero también ellos hubieran podido preguntar: "¿Y está funcionando la red del CCI?". Nuestra respuesta categórica hubiese sido: "¡Sí!".

    El Foro Ejecutivo sobre Estrategias Nacionales de Exportación, organizado por el CCI se celebró por primera vez en septiembre de 1999, confirmándose como una experiencia original de cooperación técnica entre los paises del Sur.

    En esa oportunidad, reunimos a orillas del lago Lemán (Suiza) a destacados planificadores y empresarios de 30 países en desarrollo y en transición durante tres días de intenso intercambio de ideas, del que esperábamos obtener orientaciones sobre las mejores prácticas en materia de diseño y gestión de estrategias nacionales de exportación. Pensábamos que en un mundo comercial donde el pez más grande devora a los pequeños, pero donde también el pez más rápido deja pronto atrás a los más lentos - sean éstos grandes o pequeños -, la cooperación tal vez permitiría dar a los peces más lentos algunos medios para nadar mucho más rápido y en la buena dirección.

    El CCI tiene una larga tradición de colaboración práctica con los países en desarrollo, y ha aportado a los dirigentes de las instituciones de apoyo al comercio (IAC), públicas o privadas, la información y los instrumentos necesarios para ayudar a las empresas locales a exportar mejor.

    Asimismo, hemos proporcionado a nuestros asociados en los países en desarrollo abundantes datos y estudios de mercado, así como orientaciones prácticas y materiales de formación.

    Al trabajar en estrecha y genuina cooperación con las instituciones de los países interesados, no nos hemos limitado a transmitir conocimientos, sino que hemos utilizado y desarrollado las competencias locales. Lejos de actuar solos, a menudo hemos compartido tareas con otros miembros de la familia de las Naciones Unidas.

    El enfoque producto-red interactiva

    Además de concebir productos de fomento de la competitividad, nos interesa que las redes nacionales de instituciones de apoyo al comercio reciban el respaldo necesario para adaptar nuestros instrumentos de competitividad a las condiciones locales.

    En esto consiste nuestro enfoque producto-red interactiva, cuya eficacia ya ha sido demostrada. A finales de 2001, más de 120 países en desarrollo y economías en transición contaban con redes de colaboración especializadas en determinados productos.

    La celebración de los Foros Ejecutivos es la etapa siguiente del enfoque productoredes. Su meta es aprovechar los instrumentos de apoyo operativo y concebir modelos de prácticas óptimas a nivel estratégico. El Foro Ejecutivo fue una experiencia innovadora en sí, pues buscó la participación de los planificadores estratégicos más que de los expertos de terreno, y congregó a autoridades y dirigentes de IAC y de los círculos empresariales. Nos pareció que no era suficiente reunir sólo a los responsables de las IAC, ya que muy pocos de ellos ejercen una influencia decisiva en la concepción y desarrollo de estrategias.

    Pero también comprendimos que los dirigentes de las IAC cumplen un papel esencial en la aplicación de las estrategias, y que ellos y los empresarios deben intervenir lo más pronto posible en este proceso. Para elaborar conjuntamente una estrategia, nuestros interlocutores en las redes de los países en desarrollo o en transición necesitan recibir orientaciones sobre las mejores prácticas y también intercambiar sus experiencias en el terreno. Por su parte, el CCI debe aprovechar estos conocimientos para comprender cómo debería ayudar a mejorar el proceso de definición de estrategias en cada país. El esquema del primer Foro (prioridad del análisis, el intercambio de experiencias y la formación de redes) se ha aplicado también en los Foros Ejecutivos sucesivos, si bien optamos por no imponer una metodología determinada.

    Nuevas perspectivas para la promoción del comercio

    El primer Foro Ejecutivo, en torno al tema "Por una nueva definición de la promoción comercial: La necesidad de una respuesta estratégica", fue una experiencia novedosa, ya que la definición de estrategias de promoción del comercio no era todavía una preocupación primordial de los países en desarrollo (de hecho, tres años después muy pocos cuentan con una estrategia promocional). Con todo, entre las organizaciones de promoción y las IAC especializadas está imponiéndose la idea de que el enfoque estratégico es fundamental.

    Como punto de partida del debate, presentamos a los participantes varios estudios de caso sobre las estrategias exitosas de algunos países exportadores, tanto industrializados como en desarrollo (por ejemplo, Finlandia y Flipinas). Estos casos se incluyeron en nuestro sitio web (http://www.intracen.org/execforum mucho antes de la consulta misma, y siguen allí ya que no han perdido actualidad.

    Redefinir funciones y estrategias

    La discusión dejó en claro que, a fin de seguir la rápida evolución del mundo comercial, era preciso redefinir las estrategias nacionales y asignar nuevas funciones a las IAC. Para ser efectiva, una estrategia exportadora nacional tiene que integrarse globalmente en la planificación económica general. Ya no basta con aprovechar las oportunidades comerciales en el mercado internacional. A largo plazo, la planificación debería abarcar también cuestiones internas nacionales), como el establecimiento de un marco nacional de competitividad que genere una cultura de la exportación, el aumento de la competitividad empresarial y la creación de nuevos sectores de exportación. El experimento dio buenos resultados, y se reconoció la importancia de contar con una estrategia de exportación que se ocupe de cuestiones internas y externas. Así nació el concepto de red mundial de planificadores estratégicos globales.

    Ampliar el alcance del Foro Ejecutivo

    A los planificadores estratégicos de las economías en desarrollo y en transición les preocupaba el problema planteado a nivel nacional por la revolución digital mundial. Para algunos, ya era difícil formarse una idea general del nuevo mundo del comercio electrónico, y mucho más prever lo que ocurriría en el futuro o imaginar lo que deberían hacer para que las empresas exportadoras cobrasen conciencia del fenómeno digital y adquiriesen las competencias correspondientes.

    El Foro Ejecutivo 2000 analizó el tema "Desarrollo de las Exportaciones en la Economía Digital". La red del CCI se amplió para incluir a los planificadores nacionales encargados de las estrategias de telecomunicaciones. También fue importante que el propio CCI estuviese aplicando ya las cibertecnologías para ampliar su difusión y desarrollar su red. A fin de ampliar el ámbito de reflexión, organizamos una serie de debates por vía electrónica, en los que participaron unas 600 personas de 85 países. Así, lo que había comenzado como una actividad puntual fue convirtiéndose en una red de profesionales motivados. También se definió una pauta que pudimos aplicar luego en otras actividades del CCI, como la Mesa Redonda sobre el Sector Empresarial organizada para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Países Menos Adelantados en mayo de 2001 (Bruselas, Bélgica).

    Asegurar una promoción efectiva del comercio

    El Foro Ejecutivo de 2001 se centró en la etapa siguiente del proceso: la estrategia de aplicación. La formulación de una estrategia que dé buenos rendimientos es fundamental, pero también es esencial lograr que en ella se incorporen las tendencias más recientes de la práctica comercial (por ejemplo, el comercio electrónico). Con todo, la prueba de fuego es lo que ocurre en la práctica: ¿es fructífera la aplicación de dicha estrategia? Tal fue la preocupación central del Foro de 2001, que planteó la pregunta: "¿Está funcionando su red de apoyo comercial?"

    Se analizaron entonces algunos de los distintos enfoques nacionales. Por ejemplo, David Syz, de la Secretaría de Estado Suiza para Asuntos Económicos, explicó que en su país las responsabilidades del apoyo al comercio se habían delegado al sector privado. Por otra parte, el Gobierno Federal del Canadá ha clasificado las empresas según su capacidad exportadora, en las categorías "potencial", "en preparación" y "experimentada", creando redes institucionales específicas para cada grupo, pero ciberconectadas entre sí.

    ¿Cómo llegar a "internacional"?

    Una conclusión esencial de todos los debates ha sido que no existe una estrategia única para la promoción comercial, y que se deben considerar todas las opciones: ¿Quién debería coordinar la red de apoyo nacional? ¿Cómo debería financiarse dicha red? ¿Es eficaz el modelo de multiservicios en ventanilla única (o pantalla única, en la internet)? ¿Habría que integrar en una sola red la promoción comercial y la promoción de las inversiones?



    Tareas de la promoción comercial a nivel nacional
    Las organizaciones nacionales de promoción comercial deben encargarse de crear nuevos servicios, o de respaldar la acción de las instituciones de apoyo al comercio que los ofrecen. Sus actividades deberían orientarse a:

    • lograr que las empresas desarrollen su competitividad general, en vez de aumentar sus exportaciones en lo inmediato;
    • dar respaldo a las asociaciones sectoriales y agrupaciones de empresas, en vez de centrarse en empresas a título individual;
    • ofrecer apoyo a largo plazo, en vez de prestaciones puntuales;
    • fomentar las capacidades de producción y gestión, y no sólo las aptitudes de comercialización, y
    • promover la adquisición de tecnologías, las inversiones y las actividades de subcontratación, en vez de limitarse a "sacar mercancías fuera del país".


    Basado en: Redefinición de la Promoción del Comercio: Necesidad de una Repuesta Estratégica (2000)



    Un rico intercambio de ideas

    El Foro Ejecutivo de 2001 tuvo un carácter muy profesional. Al comienzo, los grupos nacionales se reunieron para esbozar prioridades, necesidades, metas y medidas necesarias. Respondiendo a nuestra idea inicial, este Foro no se limitó a un simple diálogo, sino que fue un intenso intercambio de ideas entre expertos. Un participante comentó que gracias al Foro Ejecutivo el CCI estaba convirtiendo en ciencia el arte de la formulación de estrategias.

    Por cierto, no pretendemos tanto. Pero sí hemos ampliado nuestro dominio del tema. Tras el Foro Ejecutivo de 2001, a fines de noviembre se celebró en Nairobi (Kenya) el primer Foro Ejecutivo Regional. Allí, los representantes de ocho países del África Oriental y Meridional examinaron las mejores prácticas señaladas en los Foros de Montreux. También se dieron a conocer otras informaciones sobre el apoyo que necesitan las IAC para aplicar eficazmente las estrategias.

    Lecciones aprendidas

    En este número de Forum seguimos profundizando nuestro análisis. No se trata de dar cuenta de los Foros Ejecutivos y Regionales, sino de pasar revista rápidamente a las lecciones aprendidas de la promoción comercial en todos los niveles, desde el artesanal hasta la planificación estratégica. También se presentan algunas instantáneas sobre experiencias nacionales, sectoriales y de empresa, que pueden ayudar a nuestros lectores a comprender los problemas que surgen y la aplicación práctica de las soluciones propuestas.

    Nos reconforta saber que algunos de nuestros lectores se inspiran en los materiales de Forum para implantarse en distintos segmentos de los mercados internacionales. Esperamos que este número sirva también como material de referencia para las empresas de países en desarrollo y las economías en transición.

    Por tal motivo, hemos dedicado la sección Perfil de Mercado a los productos artesanales, uno de los sectores donde cada país, rico o pobre, posee sus propios productos comerciables. Consideramos que, si se procede correctamente, es bastante fácil, o por lo menos posible, crear redes eficaces y productivas.



    Elementos de un marco nacional de competitividad viable
    • Condiciones macroeconómicas estables y predecibles para la creación de empresas (déficit presupuestario reducido, control estricto de la inflación y competitividad de los tipos de cambio real).
    • Un régimen comercial e industrial de mercado, abierto al exterior y orientado a suprimir los aranceles y otros obstáculos a la importación.
    • Una estrategia de inversiones extranjeras dinámica, centrada en algunos sectores y países con mayor potencial, que conciba a las oficinas de promoción en el exterior como entidades público-privadas, e impulse iniciativas de inversión competitivas y la racionalización de los procedimientos de aprobación de inversiones.
    • Inversiones sostenidas en recursos humanos en todos los niveles (en especial, en la enseñanza científica superior, tecnologías de la información e ingeniería) e intensificación de la formación en la empresa (ayuda a las asociaciones sectoriales para llevar a cabo programas de capacitación, campañas de difusión entre los empresarios sobre los beneficios de la formación profesional y ventajas fiscales para estas actividades).
    • Un apoyo tecnológico global sobre gestión de la calidad, mejora de la productividad, metrología y servicios técnicos para PYME (inclusive subsidios para obtener la certificación ISO 9000), creación de centros de productividad y oferta comercial de los servicios de las instituciones tecnológicas públicas.
    • Un acceso amplio a una financiación industrial con tasas de interés competitivas, mediante una gestión prudente de la política monetaria, la competencia en el sector bancario, la formación del personal de la banca para evaluar los riesgos del crédito a las PYME y la oferta de préstamos en condiciones favorables a estas empresas.
    • Una infraestructura eficiente, de bajo costo y competitiva en relación al transporte aéreo y marítimo de carga, las telecomunicaciones, el acceso a la internet y la electricidad.


    Contribución al Foro Ejecutivo de 1999, de Ganeshan Wignaraja (Secretaría del Commonwealth, Londres).



    Nuevo libro y nuevo CD-ROM del CCI

    En una próxima publicación sobre las cuestiones estratégicas más complejas analizaremos a fondo otras consideraciones de orden general. Esta tercera entrega de nuestra serie sobre los Foros Ejecutivos incluirá un CD-ROM con los temas destacados de los tres Foros celebrados hasta ahora. El CD-ROM se ha concebido para facilitar su uso por quienes elaboran estrategias. De esta manera, esperamos difundir el concepto de redes en otros círculos, además de las instituciones de apoyo al comercio, y lograr que las empresas y los planificadores de los ministerios se integren a la red de elaboración y aplicación de estrategias.

    Sin una red basada en el diálogo permanente, todas las iniciativas de promoción del comercio estarán condenadas al fracaso, y en particular lo estarán las iniciativas de alivio de la pobreza que hoy reclaman los donantes. A fin de evitar que esto ocurra, procuraremos que las ediciones futuras del Foro Ejecutivo ayuden a los países en desarrollo y en transición a superar sus dificultades. Seguiremos, pues, extendiendo y perfeccionando nuestra red.

    La Secretaría de Estado Suiza para Asuntos Económicos (seco) ha sido nuestro firme asociado en los dos últimos Foros Ejecutivos. Deseo agradecer públicamente el apoyo constante de esta Secretaría, que cumple por cierto un papel fundamental en la red de cooperación del CCI.

    J. Denis Bélisle es Director Ejecutivo del CCI.