•  SP header 
  •  

    La confección se globaliza

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 1/2005

    Foto: Talapparel Limited

    Hoy, la ropa que vestimos tal vez ha viajado más que nosotros mismos. La camisa que ilustra esta página es un buen ejemplo. Producida para un gran minorista de Estados Unidos por una megaempresa con sede en Hong Kong (China) y filiales en distintos países, esta camisa simboliza el carácter globalizado del comercio de textiles y prendas de vestir.

    Su costo de producción hasta el lugar de embarque es de US$ 6,30. El transporte de esta camisa a Estados Unidos y los aranceles elevan su costo a US$ 8,50. Llevarla hasta la tienda lo aumenta a US$ 11,30. Por último, su PVP es de US$ 28.

    Conforme a las nuevas funciones del comprador y del proveedor, el fabricante ha asumido la gestión del aprovisionamiento y la distribución, además de la producción. Gracias a la práctica de "inventario accesible" del comerciante minorista, el fabricante puede conocer la situación de las existencias en los almacenes del primero. Cuando dichas existencias bajan, el fabricante aumenta la producción, envía las prendas de vestir al minorista y luego le remite la factura correspondiente.

    Ante tales competidores, los pequeños productores de los PMA deben luchar cuesta arriba. Por separado, no podrán ofrecer un servicio integrado. Para sobrevivir a los rápidos cambios del sector, están obligados a unirse, crear economías de escala, identificar los productos complementarios y perfeccionar sus competencias técnicas.

    Pasaporte de una camisa



    Algodón:Pakistán.
    Proveedor de buena calidad; el fabricante confía en la selección de la fábrica.

    Hilado: Malasia.
    Integración vertical regional con hilandería.

    Tela: Malasia.
    Elección de técnicas de teñido y buenas relaciones con principal productor.

    Entretela (cuello y puños): Malasia y Japón.
    La entretela es un producto de más valor, con alto coeficiente de capital.

    Botones: China.
    Único componente especificado por los compradores. Los demás quedaron a discreción del fabricante.

    Prenda final: China.
    La camisa es confeccionada en la fábrica propiedad de la empresa proveedora.

    Texto de Prema de Sousa

    Contribuciones de Gail Taylor (Instituto del Textil y la Confección, Universidad Politécnica de Hong Kong), Matthias Knappe (CCI), y TAL Apparel Limited.