•  SP header 
  •  

    La Ayuda para el Comercio en Asia y el Pacífico

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 2/2009 

    Gracias al crecimiento impulsado por las exportaciones, la región de Asia y el Pacífico prosperó inmensamente en los últimos 40 años, pero en muchos países subsisten el retraso económico y la extrema pobreza. El Banco Asiático de Desarrollo (BAsD) estima que 900 millones de personas viven con menos de $EE.UU. 1,25 por día en el Asia en desarrollo. Incluso en los países más prósperos coexisten regiones ricas y pobres, retrato de las dos caras de la estremecedora realidad de Asia.


     

    La crisis económica mundial ha exacerbado la situación. A raíz de la caída a pique de las exportaciones de nuestra región, se prevé que este año el crecimiento agregado del PIB en el Asia en desarrollo pase del 6,3 por ciento de 2008 al 3,4 por ciento. Aun si la región se recuperara hasta el 6 por ciento previsto para 2010, seguramente, los países de ingresos más bajos y los Estados pequeños seguirán a la zaga. La agudización de la pobreza es una gran preocupación.

    En reuniones celebradas recientemente en la región, se subrayaron tres puntos fundamentales para que la Ayuda para el Comercio sea más efectiva: primero, los enfoques regionales de apoyo a las estrategias nacionales de desarrollo son mejores para multiplicar los beneficios de dicha ayuda; segundo, establecer corredores económicos transfronterizos es determinante para que los programas de Ayuda para el Comercio den resultado, y tercero, forjar sólidas asociaciones entre gobiernos, el sector privado y la comunidad de donantes garantiza la sostenibilidad de los beneficios.

    Reequilibrar el crecimiento hacia una mayor demanda interior y regional es una clave importante para la recuperación de la región, pues propiciará el aumento del comercio intrarregional, ayudará a la región a recuperarse más rápido y reforzará la perspectiva de Asia acerca de un regionalismo abierto. Ahora bien, en ese ámbito es esencial que los países no recurran a medidas proteccionistas. Tras la caída de la demanda y la pérdida de puestos de trabajo, las presiones proteccionistas están en aumento, debido en gran medida a la influencia política que ejercen los grupos de presión de sectores en decadencia. Algunos países están recurriendo a formas tradicionales de protección como aranceles y subsidios, mientras que otros están aplicando medidas más sutiles, en particular, medidas sanitarias, fitosanitarias y antidumping e incluso el llamado "proteccionismo verde". Para contrarrestar todo eso, la región de Asia y el Pacífico tiene que mantener abiertos los mercados, cooperar a escala regional, capacitar a los trabajadores y crear redes de seguridad.

    La Ayuda para el Comercio en acción



    El BAsD participa en la Ayuda para el Comercio desde 2006; miembro del Grupo Consultivo de la OMC, también fue coanfitrión de las reuniones del Examen Regional celebradas en Manila, Filipinas, en septiembre de 2007, y Siem Reap, Camboya, en mayo de 2009. Además, lleva la secretaría del Grupo Técnico Regional.

    Hace ya muchos años que el banco reconoció que la Ayuda para el Comercio es vital para la recuperación económica, el desarrollo a largo plazo y el cambio estructural. Aunque no existe un "enfoque único" para todos los proyectos de dicha ayuda, la experiencia del BAsD sugiere que la asistencia a los mismos genera grandes dividendos. Por supuesto, es aún mejor cuando se combinan la voluntad política y una coordinación efectiva de los donantes. De hecho, esas son las enseñanzas más importantes que se extrajeron en más de 15 años de apoyo al programa de la Subregión del Gran Mekong (SGM). Camboya, la República Popular China, la República Democrática Popular Lao, Myanmar, Tailandia y Viet Nam mancomunan esfuerzos en dicho programa para promover el desarrollo mediante vínculos económicos más estrechos.

    Desde que se iniciara en 1992, se avanzó muchísimo. Hasta ahora, en la SGM se llevaron a cabo 41 proyectos con un costo total estimado en $EE.UU. 11.000 millones. De esa cifra, el BAsD extendió créditos por valor de $EE.UU. 3.800 millones y cofinanció otros $EE.UU. 4.000 millones. El corredor norte-sur de la SGM, que une a China con Tailandia pasando por Laos, es una muestra de lo que se puede lograr. En 1997, transportar mercancías por una pista de tierra de 270 km a lo largo del corredor de Laos llevaba tres días; actualmente, ese mismo recorrido lleva cuatro horas, gracias a un proyecto de $EE.UU. 90 millones financiado también por China, Tailandia y el BAsD que redundó en un incremento considerable del tránsito comercial. Y lo que es más importante, el año pasado, el PIB per capita aumentó notablemente en una de las provincias más pobres de Laos.

    Globalmente, la proporción del comercio de los países de la SGM entre sí aumentó en la pasada década. Las iniciativas del citado programa propiciaron la rápida ampliación de los proyectos del corredor. Cabe señalar que este programa de facilitación del transporte y el comercio ya surtió un efecto de demostración y se repite en otras subregiones aledañas de Asia en desarrollo; citemos como ejemplo la reciente iniciativa de Cooperación Económica Regional para el Asia Central.

    Banco de desarrollo regional, el BAsD es el agente catalítico natural para ayudar a movilizar y canalizar eficientemente la Ayuda para el Comercio, lo que en un principio se puede hacer de tres maneras: la primera, aumentando los préstamos para infraestructura relacionada con el comercio en los planos nacional, subregional y regional; la segunda, contribuyendo a coordinar a los muchos participantes en la Ayuda para el Comercio por conducto de la secretaría del Grupo Técnico Regional, creado recientemente y copresidido por Camboya y Japón, y la tercera, compartiendo experiencia transfronteriza y pericia técnica en dicha ayuda mediante estudios y diálogos políticos.



    Este artículo es una adaptación del discurso pronunciado en el Segundo Examen Global de la Ayuda para el Comercio: Mantener el impulso, el 6 de julio de 2009 en Ginebra, Suiza.