•  SP header 
  •  

    Inversión en África: Retos por delante

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 1/2007

    Supachai Panitchpakdi© UNCTAD

    Lograr que la inversión propicie el desarrollo a largo plazo es un reto que se plantea tanto a los países ricos en recursos como a los de escasos ingresos.

    En África, la inversión extranjera directa (IED) se ha disparado en los 12 últimos meses con una afluencia sin precedente de US$ 38.800 millones en 2006, es decir, un aumento 26,5% y, todo hace suponer que esta renovación continuará. África tiene ante sí el reto de aprovechar esta oportunidad para impulsar las capacidades productivas nacionales y fomentar un mayor desarrollo humano y económico a largo plazo.

    La IED debería utilizarse para crear cuantos vínculos virtuosos sea posible con la economía nacional estimulando el desarrollo de infraestructuras y la transferencia de competencias y facilitando la generación de empresas y empleo nacional, además de ganar ingresos por exportaciones.

    Inversión procedente del Sur

    Ese aumento de la IED sugiere que África ocupa una nueva posición, pero la parte de este continente en los flujos globales sigue siendo baja y la distribución desigual ya que 10 países reciben casi 90% del total. Es más, la inversión extranjera se concentró en minerales, petróleo, gas y otros productos básicos y sólo una pequeña proporción se destinó a otras actividades con alto coeficiente de mano de obra donde también es preciso invertir.

    Las fuentes clave de afluencia son cada vez más diversas y aumenta la inversión procedente del Sur, liderada por la China, la India, la República de Corea, Malasia y Taiwán (Provincia de China). Todo ello, junto al enorme crecimiento del comercio entre Asia y África, puede redundar en beneficio de África si esas tendencias le permiten desarrollar la infraestructura que tanto necesita y diversificar sus opciones.

    Servicios sorprendentes

    Aparte del auge de los productos básicos, que atrae al grueso de la IED, los flujos restantes se abren camino hacia un conjunto de ramas de actividad. Los países africanos están disfrutando de los aumentos de la IED en sectores como telecomunicaciones, banca y turismo, pero en otros sectores, África no lo está pasando tan bien.

    En algunos países, la industria textil se derrumbó tras expirar el Acuerdo Multifibras de la OMC a finales de 2004, lo que en gran medida puso fin a las ventajas que suponían los cupos para los países africanos. Esta experiencia demuestra la necesidad que tiene África de reforzar los vínculos entre sus capacidades nacionales de inversión y producción para crear fuentes de ventajas comparativas y competitivas a largo plazo, junto con el aporte que pueda proceder de las preferencias comerciales y la IED.

    Hay que evitar el "tirón a la baja"

    Entre otras directrices sobre el enfoque equilibrado de la inversión extranjera figura la de evitar aspectos negativos de la competencia intrarregional tales como, incentivos excesivos que puedan traer aparejado un "tirón a la baja". Los incentivos pueden ser útiles en algunos casos, pero se pueden obtener mayores beneficios mediante la armonización y la coordinación de las pertinentes políticas nacionales a fin de crear una potente sinergia regional.

    África también necesita marcos políticos que refuercen la infraestructura nacional y regional en sectores como el transporte, la energía y los servicios de comunicación, y que generen empleo y transferencia de competencias. Dichas políticas ayudarían a catalizar tanto la inversión nacional como la extranjera y darían mayor sostenibilidad a esa inversión a largo plazo.

    Tanto en sentido literal como figurado, África ocupará el centro de la escena en el 12.° período de sesiones de la UNCTAD que tendrá lugar en Accra, Ghana, en abril de 2008 y en el cual se tratarán éstas y otras cuestiones relacionadas con la inversión, el comercio y el desarrollo.





    Más información en el sitio web de la UNCTAD

    En http://www.unctad.org busque lo que sigue:

    • Inversión extranjera directa
    • La IED de los países asiáticos en África: Inicio de una nueva era de cooperación entre los países en desarrollo
    • Desarrollo económico en África (en inglés)
    • 12.° período de secciones de la UNCTAD, Accra, Ghana, 2008

    La "paradoja de la abundancia"

    La actual explosión de precios de los productos básicos ofrece oportunidades prometedoras a los gobiernos africanos de invertir sus beneficios imprevistos en crecimiento a largo plazo, diversificación, financiación de inversión nacional y reducción de la pobreza. En la edición de este año del informe World Investment Report se examina cómo evitan los países en desarrollo la proverbial maldición de los recursos o "paradoja de la abundancia". Se publicará en septiembre de 2007 y se centrará en la función de la IED en las industrias de extracción.