•  SP header 
  •  

    Impulsar la exportación de servicios en Nigeria: Estrategias de ayuda a empresarias

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2003

    El Programa de Exportación de Servicios del CCI organizó un seminario para empresarias nigerianas en febrero de 2003.
    Izq. a der.: O. Omotosho, Directora Ejecutiva, Corporación de Fomento del Turismo de Nigeria; D. Akunyili, Directora General, Agencia Nacional de Control de Alimentos y Fármacos, y F. Boyede, Jefe Ejecutivo de Koinonia Enterprises.

    1. Difundir los éxitos e innovaciones de las empresas de mujeres

    Son pocas las mujeres nigerianas que han logrado un reconocimiento a nivel nacional o internacional. Recomendamos la creación de una entidad federativa de todas las organizaciones no gubernamentales (ONG) que se interesan por las empresarias, a fin de: contribuir a coordinar la asistencia internacional y la formación ofrecida a las propietarias de empresas de servicios, de manera que puedan organizarse y ganar imagen; crear programas de galardones, y divulgar públicamente las experiencias exitosas de las nigerianas que operan dichas empresas.

    2. Buscar clientes entre las empresas y oficinas de propiedad extranjera

    En Nigeria se necesita una estructura capaz de organizar periódicamente actividades de red con empresas y embajadas extranjeras, y de controlar los resultados. En dichos eventos, las propietarias de empresas de servicios podrían tomar contacto con directores de compras.

    Pocas empresas de servicios controladas o administradas por mujeres nigerianas consiguen contratos con arreglo a los principios de la "igualdad de oportunidades". Y en la literatura económica, por ejemplo sobre promoción de inversiones, se hace muy poco para poner de relieve las cuestiones de género o las capacidades de las propietarias de empresas de servicios.

    La Comisión de Promoción de las Inversiones en Nigeria y otras organizaciones podrían destacar en sus publicaciones el potencial de estas empresas.

    El Ministerio de Asuntos de la Mujer y Desarrollo de la Juventud de Nigeria debería compilar una base de datos en línea sobre las capacidades de las empresas de servicios propiedad de mujeres. También debería velar por que esta información sea difundida entre las embajadas extranjeras y empresas transnacionales en Nigeria, así como entre las misiones de Nigeria en otros países.

    3. Aprovechar al máximo las asociaciones existentes

    A pesar de que en Nigeria abundan las asociaciones y ONG de promoción de la mujer, éstas no aportan a las beneficiarias soluciones prácticas para la colaboración en redes. Son escasas las mujeres miembros de cámaras de comercio. Las mujeres que ejercen responsabilidades de dirección son la excepción que confirma la regla.

    Es necesario impulsar campañas de captación de mujeres y de sensibilización, a fin de que puedan beneficiarse de las ventajas de las redes. Las mujeres que ya tienen influencia en este tipo de organizaciones podrían cambiar radicalmente la situación, proponiendo a otras mujeres para ocupar cargos importantes.

    Las asociaciones de nivel regional y mundial podrían ayudar a las empresarias a crear redes de promoción. Las asociaciones profesionales (por ejemplo, de abogadas, contables o médicas) también pueden aportar su contribución; otra fuente de apoyo son los acuerdos con asociaciones homólogas en el extranjero.

    4. Consolidar las empresas propiedad de mujeres

    Modelos dignos de emulación

    A menudo, los ejemplos más influyentes entre las niñas y las jóvenes son las mujeres ocupadas en actividades agrícolas o artesanales. Pero también hay propietarias de oficinas jurídicas y de contabilidad, corredoras de propiedades, agencias de viajes, etc. Recomendamos una campaña a nivel de comunidades, que incluya la participación en jornadas de orientación profesional en los establecimientos de enseñanza secundaria y programas de tutoría.

    Mecanismos privados de financiación

    Por regla general, las nigerianas no poseen activos materiales para ofrecer como garantía a los bancos de crédito. El medio más habitual para conseguir capital de explotación ­ - la línea de sobregiro con cargo a cuentas por cobrar - no se admite en Nigeria. Además, los bancos pueden exigir que las mujeres aporten garantías de sus maridos o padres. Los requisitos son tan difíciles que resulta más simple recurrir a fondos privados.

    Las empresarias consagradas deberían unirse para fundar bancos y otras instituciones financieras que faciliten el acceso a fuentes de crédito de bajo costo para proyectos o servicios de las mujeres. También deberían negociar con la Comisión de Bancos y otras asociaciones financieras la oferta de condiciones favorables para las empresas de servicios propiedad de mujeres.

    Visitas a clientes y conferencias regionales e internacionales

    Para afirmar su credibilidad y ampliar las redes de promoción, las proveedoras de servicios deberían asistir a conferencias regionales e internacionales y, en lo posible, hacer uso de la palabra en las mismas. También deben desplazarse para concluir y prestar sus servicios. Por ende, necesitan disponer de visados de negocios, dietas y ayudas para el cuidado de los hijos durante su ausencia. Recomendamos que las asociaciones de mujeres establezcan sólidas alianzas y alcancen un nivel de eficacia óptimo en la promoción de las empresas de servicios de sus miembros.

    Perfeccionamiento y tutorías para propietarias de empresas de servicios

    La formación en gestión y comercialización está casi siempre destinada a las empresas que venden bienes, no servicios, y las diferencias son fundamentales. Dado que el mercado de servicios está subvalorado, la oferta de formación en este campo es mediocre, y suele limitarse a calificaciones de secretaría.

    Personal calificado

    Para ser competitivas, las empresas necesitan un personal con excelentes calificaciones en comunicación, solución de problemas, adopción de decisiones y servicio a la clientela. Tal formación es muy limitada, en especial para las mujeres. Recomendamos que las escuelas presten mayor atención a las competencias relacionadas con los servicios.

    Calidad de los servicios

    Para que un servicio interese a los clientes extranjeros, debe ser competitivo a nivel mundial, es decir, su calidad ha de ser excelente: disponibilidad, rapidez de respuesta, precisión e innovación continua. Los clientes extranjeros están dispuestos a pagar buenos precios si la calidad es óptima.

    No muchas empresas de mujeres cumplen los requisitos ISO 9000. Recomendamos que las asociaciones de mujeres establezcan programas de galardones para recompensar la excelencia de los servicios, la creatividad y la innovación, basándose en criterios estrictos de calidad y excelencia.

    5. Reconocer oficialmente los problemas de las empresas de mujeres

    A menudo, las iniciativas destinadas a ayudar a las pequeñas empresas se concentran sólo en aquellas cuyos propietarios son hombres, y las que se dedican específicamente a las mujeres no forman parte de programas duraderos. Lo esencial de la 'integración de género' es la voluntad de cambiar las actitudes, para que hombres y mujeres tengan las mismas posibilidades de participar en cualquier iniciativa del sector privado, y la adopción de indicadores adecuados para verificar los avances al respecto.

    Integración en las principales asociaciones empresariales

    Además de la ayuda que puedan obtener de las asociaciones y redes de mujeres, es esencial que las empresarias se integren en las cámaras de comercio, redes profesionales y asociaciones a las que tienen acceso los hombres. La participación en redes establecidas eleva automáticamente la credibilidad de las empresas de servicios propiedad de mujeres.

    Funciones gubernamentales

    El actual Gobierno de Nigeria se ha comprometido políticamente a 'garantizar' a las mujeres un cierto porcentaje de altos cargos a nivel federal. Esta garantía podría consolidarse en una política permanente, oficializada mediante un proyecto sometido a la Asamblea Nacional.

    Apoyo al Ministerio de la Mujer

    El actual Gobierno ha dado un apoyo sin precedentes al Ministerio Federal de Asuntos de la Mujer y Desarrollo de la Juventud. Convendría llevar a cabo un estudio sistemático sobre las mujeres en el sector servicios, que serviría de base para efectuar un verdadero diagnóstico de sus dificultades y definir las soluciones adecuadas.


    Nigerianas en el comercio de servicios

    Potencial exportador

    Entrevista con Dorothy Riddle, de Service-Growth Consultants, y Femi Boyede, de Koinonia Enterprises

    P ¿Están exportando las mujeres nigerianas?

    R En efecto. Sus empresas proveen servicios a filiales de empresas extranjeras, como Cadbury Nigeria, Andersen Consulting, Nestlé Foods Nigeria, y a multinacionales del petróleo y servicios conexos. Además, tienen clientes entre las organizaciones internacionales, como la OMS y el UNICEF, y las embajadas. También hay empresas de mujeres que exportan servicios a Côte d'Ivoire, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Francia, Ghana, Reino Unido y Sudáfrica.

    P ¿Cuál es su perfil?

    R Estas empresarias tienden a tener un nivel de instrucción superior al promedio. Muchas son profesionales con competencias técnicas avanzadas.

    P ¿Qué problemas afrontan estas mujeres?

    R Para la ma-yoría, la ob-tención de créditos bancarios ha sido prácticamente imposible, lo que las ha obligado a recurrir a sus familiares y a otras fuentes personales.

    También carecen de una formación apropiada sobre métodos de exportación de servicios, no tienen acceso a los mercados de exportación, y les falta una financiación suficiente y el apoyo administrativo y logístico indispensable.

    P ¿Existe en Nigeria un potencial para las empresarias que deseen exportar?

    R Creemos que sí. En Nigeria, los servicios constituyen todavía un pequeño porcentaje de las exportaciones (menos del 10%), a pesar de que aportan al menos el 42% del producto interno bruto. Quisimos saber más sobre las empresarias de Nigeria, pero el registro mercantil no mantiene estadísticas desglosadas por género.


    Para este artículo, Natalie Domeisen resumió las conclusiones de un informe preparado por las autoras en 2003.