•  SP header 
  •  

    Evolución del mercado: Los recursos digitales

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 3/2003

    Para que los países en desarrollo se beneficien de la innovación tecnológica, es imprescindible aprender a utilizar los recursos digitales. Pero la tecnología en sí misma es una cosa, y aplicarla para aumentar las exportaciones, el empleo y el ingreso, otra muy distinta.


    Este número de Forum de Comercio forma parte de la contribución del CCI a la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI), que tendrá lugar en Ginebra (diciembre de 2003) y Túnez (noviembre de 2005). Con su aporte, el CCI trata de ayudar a las pequeñas empresas a mejorar su competitividad mediante las tecnologías de la información y las comunicaciones.

    La tecnología cumple un papel, ya sea en la agricultura o la producción industrial, de bienes de consumo o de servicios empresariales.Tanto en las exportaciones tradicionales como en los nuevos segmentos de exportación, las empresas están usando los recursos digitales para potenciar su competitividad.

    Los pequeños exportadores de países en desarrollo lo saben. Pero la rapidez de los cambios, el volumen de información disponible y la complejidad de la terminología técnica pueden ser un peso abrumador a la hora de adoptar decisiones. Hay muchas aplicaciones de comercio-e, pero casi todas se orientan a las grandes empresas. Además, los exportadores de países en desarrollo tropiezan con otros escollos, que van desde la conectividad y la falta de personal calificado hasta la protección de datos y el acceso restringido al crédito.

    No invertir en tecnología conlleva el peligro de quedar rezagado, ya que la proporción del comercio mundial realizada por internet es cada vez mayor. El comercio-e no se reduce a las transacciones en línea, sino que abarca otras funciones. En Hungría, Kenya, Nepal, Filipinas, Sudáfrica y la Cuenca del Mekong, por ejemplo, los exportadores están aprovechando los recursos digitales para gestionar aspectos de distribución, relaciones con los clientes, servicios auxiliares y comercialización. También están exportando servicios relacionados con las nuevas tecnologías. En este proceso, no invierten necesariamente en las soluciones más caras, sino en las más adecuadas. Muchas empresas están aprovechando también la presencia de un número importante de connacionales en el extranjero (las redes de diáspora) para abrir mercados y obtener recursos y contactos.

    Los mercados-e son una nueva opción para las pequeñas empresas. Según una opinión, estos mercados incitan a los exportadores a aunar recursos para captar compradores, obtener servicios de asistencia empresarial y llevar a cabo la gestión de clientes. En cambio, hay quienes sostienen que los mercados-e sirven, cuando mucho, como servicios o repertorios de orientación comercial, y son un factor de presión que lleva a competir en un mercado determinado por la demanda.

    Al preparar este número, analizamos diversos puntos de vista, de investigadores, empresas de consultoría, exportadores y asociaciones empresariales, y decidimos citar dos casos de mercados regidos por la oferta, uno de café gourmet y otro de turismo, como ejemplos prácticos que ofrecen enseñanzas a los pequeños exportadores.

    Al mismo tiempo, es útil conocer los planes que los principales exportadores tienen en materia de tecnología. Para ello, presentamos los resultados de una encuesta realizada por la empresa Forrester Research entre gerentes de exportación de grandes multinacionales y mercados-e. Dada la influencia de estos actores, sus opiniones permiten formarse una idea de las tendencias que regirán la aplicación tecnológica a las operaciones de exportación.

    Por último, nos interesamos en el debate sobre la capacidad digital (la que para muchos es una brecha tecnológica cada vez más profunda). Si bien es cierto que, para aprovechar los recursos digitales, las empresas no necesitan imperiosamente conexiones de alta velocidad, terminales en cada puesto de trabajo o un marco jurídico acabado, la existencia de condiciones favorables puede determinar el triunfo o el fracaso en este campo. Los planificadores de las exportaciones nacionales que ignoran el comercio-e pierden una oportunidad fundamental.

    El apoyo a las exportaciones reviste diversas formas. Analizamos algunos ejemplos, de Brasil a la India, Singapur y Sudáfrica, en cuanto a las necesidades y modalidades de apoyo en países en desarrollo. Los gobiernos pueden respaldar proyectos de innovación, de creación de infraestructuras y de inversiones de capital. Las redes empresariales, las ONG y las organizaciones internacionales pueden impulsar estudios y campañas de promoción empresarial, ofrecer formación y facilitar el intercambio de ideas. La gran empresa también puede contribuir, facilitando alianzas, asesoramiento, capitales semilla y equipo.

    Como siempre, esperamos sus opiniones, esta vez sobre formas de aprovechar los recursos digitales, y también sus contribuciones sobre estudios o ejemplos de utilización de estos recursos, en su empresa, sector o país. Los mensajes recibidos se analizan sistemáticamente con miras a su inclusión en el sitio web de Forum de Comercio o en ediciones futuras.