•  SP header 
  •  

    Estudio de caso 2: Estrategia de exportación del sector cafetalero de Camerún

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 4/2009

    © ITC

    En 2003, el Gobierno de Camerún aprobó su Documento de Estrategia de Reducción de la Pobreza (DERP) en el que establece las políticas y programas macroeconómicos, estructurales y sociales. En el marco del DERP, el Gobierno decidió centrarse en el desarrollo sostenible de determinados sectores agrícolas, -entre ellos, los del café, el cacao y el algodón- para respaldar el crecimiento económico en zonas rurales.

    El sector cafetalero de Camerún que había sido floreciente atravesaba un período de deterioro de la producción desde 1979 y la crisis internacional de superproducción de 2001 había dejado fuera del negocio a muchos más caficultores. No obstante, el Gobierno reconoció un renovado potencial en el café y el Ministerio de Comercio pidió ayuda al ITC para elaborar una estrategia destinada a revitalizar e impulsar la competitividad de ese sector de gran importancia para familias pobres.

    El apoyo financiero vino de la Comisión Europea (CE) en el marco del Programa de productos básicos agrícolas para todos los países ACP financiado por la Unión Europea.

    Para elaborar la estrategia, el ITC organizó talleres en asociación con el Consejo Nacional del Café y el Cacao, y el Consejo Interprofesional del Café, a los que asistieron representantes de todas las partes interesadas del sector, a saber: investigadores, instituciones de microfinanciación, propietarios de fábricas, delegados del gobierno, agricultores, directores de proyectos, productores, compradores, funcionarios de aduanas, organizaciones profesionales y exportadores.

    En esos talleres se entabló el diálogo para:

    • analizar oportunidades, requisitos y dificultades de los mercados potenciales;
    • detectar las limitaciones de capacidad y desempeño en cada etapa de la cadena de valor del sector en relación con los requisitos de los mercados y los compradores;
    • diseñar y dar prioridad a actividades y reformas políticas para mejorar la respuesta empresarial a las oportunidades de mercado, incluidas medidas relativas a las necesidades de recursos, avance y desempeño,
    • determinar oportunidades de desarrollo y diseñar proyectos con potencial.

    Después de los talleres, se encargó a un grupo de trabajo la elaboración de una estrategia para el sector cafetero. Esta última fue entregada tras un intensivo período de planificación de 11 meses y aprobada por el Gobierno en octubre de 2009. En ella se identifican tres objetivos clave:

    1. aumentar el volumen de producción y mejorar la calidad, elevando el nivel de pericia y las instalaciones;
    2. integrar internamente la comercialización y ofrecer formación a lo largo de toda la cadena de suministro, y
    3. desarrollar nuevos mercados para productos competitivos.

    Las prioridades inmediatas de la estrategia incluyen organizar las actividades y los recursos necesarios para su aplicación y el seguimiento del avance en la consecución de los objetivos. Se elaboró un plan de acción en el que cada miembro del grupo de trabajo se encarga de tareas concretas.

    Aunque en cada objetivo se prevé una amplia gama de actividades, el énfasis inmediato se pone en la formación y la mejora de la calidad y el nivel de producción. Los programas de formación se basan en la definición participativa de necesidades y materiales de cultivo. Además, la asistencia técnica y la capacitación para gestionar los aspectos comerciales del sector contribuirán a reforzar las organizaciones de productores.

    Otra prioridad importante de la estrategia es aumentar la participación de la mujer en la cadena de suministro y ampliar las oportunidades de presencia activa de toda la familia en diferentes etapas de dicha cadena.

    Si se aplica, la estrategia podría beneficiar a más de 3 millones de personas a lo largo de toda la cadena de producción de café. El costo de aplicación se calcula en $EE.UU. 10,3 millones que el Gobierno intenta procurarse de donantes internacionales. La CE y el Banco Mundial se comprometieron a financiar proyectos en el marco de esta estrategia.