•  SP header 
  •  

    Estrategias nacionales de comercio-e : El acceso no es todo

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 3/2003

    Para aumentar las exportaciones y mejorar la competitividad nacional, los países en desarrollo necesitan estrategias específicas de comercio-e, que vayan más allá de la simple cuestión del acceso.

    Quienes comercian son las empresas, no los países. Una estrategia nacional de comercio que no se traduzca en resultados concretos a nivel de empresa (formación de nuevas compañías, mayor número de empresas en línea, negociación de exportaciones por medios digitales, creación de nuevos empleos, etc.), no merece la pena. La pregunta que deben hacerse los responsables gubernamentales es: "¿Influirá la extensión de las redes digitales en la forma de hacer negocios?" Si la respuesta es afirmativa, el comercio-e es entonces indispensable.

    Del acceso a la aplicación

    El debate sobre la capacitación digital se ha centrado en los contenidos de información, la conectividad y el acceso, por una parte, y en las aplicaciones digitales a los sectores de la salud, la educación y los negocios, por la otra. En cambio, hay muy pocos estudios sobre el uso de medios digitales en el comercio internacional. ¿Qué objetivos persigue el comercio-e, y cómo saber si se va por buen camino?

    En el CCI, hemos definido el comercio-e como la aplicación de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) para mejorar la competitividad exportadora de las empresas. Éstas pueden aprovechar las TIC para transformar sus procesos y competir de forma más rentable, y también para llevar a cabo sus operaciones comerciales por medios electrónicos, más allá de las fronteras nacionales.

    Ventajas para la exportación, y opciones de comercio-e

    Las TIC están transformando la forma de hacer negocios, pero también son en sí mismas un motor del comercio. En la última década, el intercambio mundial de productos y servicios de TIC de los países en desarrollo ha superado al comercio en general, en una proporción de dos a uno. Hoy, el comercio-e está concentrado en unos pocos países. Mientras, los países en desarrollo siguen obteniendo la mayor parte de sus ingresos de exportación de los productos básicos (agricultura, minería, madera, pesca, etc.).

    Los países en desarrollo se encuentran ante algunas opciones estratégicas. Por ejemplo, pueden introducir las TIC en los sectores de exportación tradicionales, o dedicar recursos a la "nueva economía", donde las TIC constituyen la totalidad o parte del producto o servicio. Su elección determinará la influencia que el comercio-e tendrá en las ventas de exportación, la promoción del empleo y el alivio de la pobreza.

    Cómo medir el rendimiento del comercio-e

    Supongamos que su país ya cuenta con un marco jurídico sobre comercio-e y una infraestructura de telecomunicaciones. ¿Qué esperaría usted del comercio en una economía digital dinámica y floreciente? Estas podrían ser sus expectativas:
    • aumento del comercio de equipos, programas y servicios para TIC;
    • aumento del comercio en sectores afines a la información y las técnicas digitales (por ej., medios múltiples, editoriales, finanzas y turismo);
    • aumento del comercio de productos básicos, en mercados electrónicos B2B (entre empresas);
    • nuevos interlocutores comerciales, usuarios de TIC;
    • menos importación de servicios web, y desarrollo de un sector nacional competitivo en aplicaciones de internet;
    • aumento del número de empresas usuarias de instrumentos digitales o con capacidad digital, y
    • aumento de los ingresos reales en los sectores con una implantación estratégica de TIC.
    Para afianzar este entorno basado en las TIC, los planificadores del comercio nacional deben fijar metas concretas y mensurables. En vez de formulaciones vagas, como "aumentar el comercio B2B", deben emplear términos cuantificables, por ejemplo, "incrementar en 20% el comercio-e de productos básicos en mercados B2B, para llegar a US$ 215 millones en 2004". La fijación de valores específicos les permite determinar los recursos necesarios para alcanzar las metas fijadas.

    Opciones para el comercio-e

    La palabra griega "strategia" significa "el arte de ser general". Y todo general sabe que los caminos que llevan a la victoria son múltiples. Análogamente, para lograr el éxito del comercio-e también hay más de una estrategia. En China, por ejemplo, el comercio-e se orienta ante todo a la digitalización; en segundo lugar vienen la tecnología, las incubadoras de empresas y el desarrollo rural. En Costa Rica, la decisión de Intel de invertir en el desarrollo digital hizo posible la aparición de un sector de programas informáticos y servicios de TIC capaz de competir a nivel internacional.

    Cada país debe determinar qué activos son los más apropiados para el comercio-e, en función de las tendencias mundiales y de la oferta de los países competidores. Hay tantas formas de comercio-e como países. Según las prioridades de cada uno, los planificadores tal vez deban tener en cuenta las políticas en esferas como la reducción de la pobreza, el comercio-e nacional, la sociedad del conocimiento, el fomento de las PYME o la reforma agraria. Las estrategias de comercio-e deberían armonizarse con las políticas impulsadas por los ministerios competentes.

    Ante la escasez relativa de modelos de estrategia sobre comercio-e, el CCI concibió el programa de formación "E-Trade Bridge" (Puentes para el comercio-e), de dos días de duración, con el fin de ayudar a los planificadores a elaborar distintas opciones y estrategias para fomentar el comercio-e. Su objetivo es reunir a los principales estrategas en TIC y comercio, de los sectores público y privado, para definir un proyecto de futuro del comercio-e y fijar criterios para medir sus resultados. Este programa se aplicó por primera vez en Viet Nam (Hanoi y Ho Chi Minh City), con el respaldo y la coopera-ción del Ministerio de Comercio y de Vietrade. En los próximos dos años se pondrá en práctica en otros seis países. En total, E-Trade Bridge se está aplicando en 27 países.

    El enfoque del CCI para la formulación de estrategias nacionales de comercio-e recoge la experiencia de los profesionales. En la actualidad, estudiamos las posibilidades de asociarnos con interlocutores de los sectores público y privado que puedan ayudar a los países en desarrollo a pasar de la teoría a la práctica digital.

    Plan de Acción de la CMSI

    Los países en desarrollo abrigan la esperanza de que las TIC elevarán significativamente su calidad de vida. Por ende, es importante que las estrategias nacionales de comercio-e mejoren el rendimiento económico y la justicia social. Estos son aspectos esenciales del Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI), destinado a definir estrategias digitales a nivel nacional.

    Los programas del CCI se ocupan específicamente del impacto del comercio-e en el desarrollo nacional, y son, por ende, complementarios de los programas de otras organizaciones internacionales, como la Digital Opportunity Initiative, del Grupo de Tareas de las Naciones Unidas sobre las TIC (dirigido por el PNUD) y el Proceso de Documentos de Estrategia de Lucha contra la Pobreza, del Banco Mundial, y su Programa de Información para el Desarrollo (InfoDev).

    El CCI redefinirá sus programas, para incorporar las recomendaciones que resulten del Plan de Acción de la CMSI (Ginebra, 2003). El CCI presentará a la CMSI de Túnez (2005) un informe sobre los resultados de su estrategia de capacitación y programas de fomento de comercio-e.



    Preguntas para el planificador de comercio-e

    Competitividad
    • ¿Está perdiendo su país partes de mercado en sectores de exportación esenciales, captadas por países con más capacidad en las TIC?
    • ¿Qué volumen estimado anual de ingresos pierde su país en concepto de servicios web comprados en el extranjero, debido a la falta de oferta digital nacional o de competencias de TIC?
    Estrategia
    • ¿Forma parte el comercio-e de su estrategia exportadora nacional?
    • ¿Tiene usted una estrategia de aplicación de las TIC en los sectores de exportación tradicionales?
    • ¿Tiene usted una estrategia de diversificación de la producción hacia segmentos de mercado para productos o servicios de TIC (códigos básicos de programación, procesamiento y almacenamiento de datos, sistemas de información geográfica, etc.)?
    • ¿Cuál es la facturación total de sus sectores de productos y servicios de TIC?
    PYME
    • ¿Cuántas PYME usan TIC para mejorar sus resultados comerciales?
    • ¿Cuántas PYME tienen su propio sitio web o acceso a un portal comercial nacional o sectorial?
    • ¿Está el comercio-e integrado en su encuesta anual sobre las exportaciones?
    Transacciones electrónicas
    • ¿Cuál es la facturación total de las transacciones electrónicas con interlocutores extranjeros?
    • ¿Qué porcentaje del comercio-e se lleva a cabo en mercados digitales sectoriales o de otra índole?
    • ¿Cuántas empresas tienen acceso a facilidades de pago en línea, directamente o por medio de proveedores de sistemas de pago electrónico?


    Para más detalles sobre este artículo o el Programa de Formación sobre Estrategias Nacionales de Comercio-E, del CCI, diríjase a John Gillies, Oficial Superior de Capacitación (Comercio) (gillies@intracen.org).

    Para más detalles sobre el E-Trade Bridge, diríjase a etradebridge@intracen.org