•  SP header 
  •  

    Envases y embalajes: Cómo asegurar un futuro sostenible

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 2/2001

    El sector de los envases y embalajes - vital para casi todas las economías - es un gran consumidor de recursos. Dado que estos materiales suelen tener una vida útil limitada, algunos sectores consideran que en su fabricación se derrochan recursos y energía, y en consecuencia reclaman insistentemente que se reduzcan los volúmenes de embalajes y que éstos sean reutilizados o por lo menos reciclados. Existe un consenso creciente sobre la necesidad de planificar un futuro sostenible, lo que anuncia grandes cambios en esta industria.

    Las grandes empresas nacionales e internacionales están cada vez más convencidas de que la sostenibilidad es un objetivo realista y una estrategia de comercialización acertada. Los mercados financieros reconocen también que se trata de un factor económico, dada su incidencia en la viabilidad a largo plazo de las actividades empresariales.

    Los consumidores están cobrando conciencia de la influencia que pueden ejercer sobre los mercados en materias ambientales. Se considera que toda imagen negativa en relación a cuestiones ambientales compromete directamente las posibilidades futuras de las empresas o servicios cuestionados. ¿Qué ocurre con las industrias del embalaje y los exportadores de los países en desarrollo?

    En realidad, el embalaje contribuye a conservar los recursos mundiales al evitar la descomposición y el consiguiente derroche de los productos, que son protegidos hasta que cumplen la función a que están destinados. Sin embargo, para evitar nuevos daños al medio ambiente y armonizar las normas en materia de contacto con los alimentos, es cada vez más indispensable que los embalajes usados en los países en desarrollo exportadores sean compatibles con el medio ambiente y con las exigencias de los clientes y los países importadores. De ahí que sea necesario mantenerse informados sobre los cientos de nuevas leyes, reglamentos y otras iniciativas relacionadas con los embalajes.

    Para ayudar a las PYME de los países en desarrollo y en transición, el CCI llevó a cabo un programa de estudio y desarrollo con el fin de introducir los conceptos, principios y prácticas del ecoembalaje. El CCI encargó la realización de estudios sobre embalajes y gestión de desechos en Colombia, India y Zimbabwe, y organizó seminarios en Kenya, Nepal, la República Unida de Tanzanía y Uganda, donde introdujo el concepto de envase y embalaje seguro y ambientalmente aceptable. En Colombia, India, Jamaica, Malawi y Zimbabwe se establecieron centros para impulsar actividades piloto y difundir la experiencia acumulada en materia de ecoembalaje.

    Siete enseñanzas

    Este proceso puso de manifiesto siete problemas comunes:

    1. Los países en desarrollo no cuentan en general con organismos de coordinación en materia de embalajes.

    2. Hay muy pocas fuentes de información de fácil consulta sobre esta materia.

    3. No se comprende satisfactoriamente el papel del embalaje en el comercio, ni tampoco su tecnología.

    4. Existe una gran preocupación por las condiciones higiénicas de los embalajes y la eliminación de plásticos, embalajes y desechos.

    5. La recolección y eliminación de desechos son casi siempre ineficaces e irregulares. Las infraestructuras de recolección y reciclaje de embalajes usados son escasas o inexistentes.

    6. También es motivo de inquietud la carencia de leyes adecuadas.

    7. Aunque hay conciencia sobre los problemas ambientales, entre éstos no se incluye a los embalajes.

    Otras informaciones

    El CCI ha sistematizado las enseñanzas adquiridas, en un documento técnico titulado Guía de envase y embalaje de exportación seguro y ambientalmente aceptable. Además de los aspectos ambientales, esta Guía analiza las cuestiones de seguridad y salud relativas a los embalajes y envases de alimentos. Habida cuenta de la complejidad del tema, que exige la orientación de especialistas, el documento no da detalles de las normativas, sino que se concentra en explicar los principios y políticas principales.

    Para apoyar a los exportadores de los países en desarrollo, se incluye una lista de verificación de aspectos de embalaje y un cuestionario destinados al importador del producto. Ambos instrumentos pueden ser muy útiles para conocer por adelantado los requerimientos propios del embalaje para la exportación.

    El CCI está preparando una carpeta integrada de información sobre embalajes de exportación, llamada PACKit. Esta carpeta se centra en cuatro perfiles: productos y su embalaje; materiales de embalaje; prácticas de embalaje de los países exportadores, y prácticas de los principales mercados o países importadores.

    Artículo basado en la publicación del CCI Diseño de Envases y Embalajes: Manual del Utilizador, escrita por Tuula Ramsland. Para más detalles, diríjase a Elizabeth Piskolti-Caldwell, Oficial Adjunta de Información sobre Embalajes para la Exportación (piskoltie@intracen.org).

    • Artículos asociados
      • •  Colombia: Reciclaje rentable
      • •  Mumbai (Bombay), India: La conversión de desechos en energía es comercialmente viable
      • •  Zimbabwe: Adaptar los embalajes a los sistemas locales