•  SP header 
  •  

    En Sierra Leona, el jengibre contribuye a la recuperación

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 1/2007, © Centro de Comercio Internacional

    Clasificación y preparación del jengibre para exportación.© CCI/R. Franz

    Las autoridades que se ocupan del desarrollo de las exportaciones de Sierra Leona trabajan para revitalizar la industria del jengibre, una vía para salir de la pobreza tras años de guerra. Este artículo se basa en una entrevista con Abu Bakkar Kebbay de la agencia de desarrollo de las exportaciones del Ministerio de Comercio e Industria.

    "La guerra civil entre 1990 y 2001 generó al menos un millon de refugiados y destruyó casi por completo nuestros servicios. Las Naciones Unidas nos declararon seguros en 2002 pero hay quien todavía no sabe que la guerra terminó y los empresarios recuerdan las atrocidades que vieron. De ahí que sean pocos quienes vienen a Sierra Leona a hacer negocios. Todavía arrastramos esa imagen de país en guerra", explica Abu Bakkar Kebbay.

    Para contribuir a la reintegración de los refugiados que regresan y los agricultores desplazados por el país, el nuevo Gobierno se propuso revitalizar aquellos sectores de Sierra Leona que prosperaban antes de la guerra. Uno de esos sectores es el de las especias pues ofrece muchas oportunidades de crear un gran número de puestos de trabajo y, por ende, de reducir la pobreza.

    Además, las especias tienen un alto potencial de exportación. Cuando el Gobierno de Sierra Leona se propuso estimular la economía, se centró en fomentar nuevos proyectos empresariales y oportunidades de exportar con alto potencial de crecimiento. En ese contexto, definió el desarrollo del sector de las especias, en general, y la producción y exportación de jengibre, en particular, como una prioridad de su estrategia de desarrollo económico para crear puestos de trabajo y generar ingresos para los agricultores desplazados.

    Puestos de trabajo e ingresos



    La venta de jengibre de calidad superior a los mercados europeos es una de esas oportunidades de exportación. Además, ofrece la ventaja de aportar ingresos a los grupos más pobres y generar empleo, en particular, para las mujeres.

    Años antes, el Gobierno había intentado revitalizar las exportaciones pero abandonó el proyecto a causa de la guerra. El comercio de jengibre de Sierra Leona, otrora floreciente negocio de exportación, se había venido abajo debido a la competencia de los países asiáticos que cultivan una variedad de jengibre más apreciada en occidente.

    En 2002, en el marco de un programa asistencial de China, la Corporación de Desarrollo de las Exportaciones e Inversión de Sierra Leona (SLEDIC) obtuvo 53 toneladas de semillas de jengibre chino. SLEDIC las distribuyó en las zonas productoras de jengibre de los distritos de Kambia y Moyambo, donde también impartió formación e hizo demostraciones. Pero debido a las malas prácticas agrícolas y la inexperiencia con la variedad mejorada, la cosecha fue relativamente escasa.

    En octubre de 2003, el Ministerio de Comercio pidió ayuda al CCI para desarrollar las exportaciones de jengibre. Este último elaboró un programa para proporcionar trabajo e ingresos a más de 9.000 agricultores de subsistencia, sobre todo a las mujeres que representan más del 60% de la mano de obra agrícola.

    Un experto internacional hizo una evaluación preliminar de las condiciones de la oferta y la demanda. Propuso exportar a Europa jengibre procesado, el segundo año de producción con mejores métodos y tecnología. Pelar, secar y acondicionar el jengibre aumenta su valor en un 90% y da trabajo a más agricultoras.

    Demanda imprevista, teléfonos móviles y bicicletas



    El CCI organizó un taller técnico sobre el tratamiento del jengibre después de cosechado y asesoró sobre la demanda, las tendencias y la promoción de mercado. Asimismo, dispuso que dos funcionarios de Sierra Leona (un coordinador de extensión agrícola y un especialista en desarrollo de las exportaciones) visitaran la India, mayor productor y exportador de jengibre de alta calidad.

    En Sierra Leona, la variedad local de jengibre se suele utilizar más bien para bebidas que para alimentos. Además de tener un aroma y sabor intensos, se le atribuye la valiosa propiedad de reducir la presión sanguínea. Los funcionarios de Sierra Leona encontraron posibilidades de exportar dicha variedad -cultivada en una superficie cinco veces mayor que la variedad mejorada- en el mercado de aceites esenciales de la India.

    Los US$ 100.000 previstos para el proyecto incluían la compra de motocicletas, bicicletas y teléfonos móviles para los agrónomos y trabajadores de extensión. Los teléfonos y las bicicletas facilitaron la recolección y divulgación de datos, así como el seguimiento y la evaluación del proyecto, principalmente, en la estación de lluvias.

    Gracias a los talleres de formación e información que se organizaron en las zonas de cultivo del jengibre, los agricultores consiguieron cuadruplicar sus resultados al final del tercer año, lo que les permitió devolver la dotación inicial de semillas que habían recibido.

    Primeras exportaciones de jengibre en 22 años



    En 2006, Sierra Leona consiguió preparar cuatro pruebas de exportación: dos toneladas de la variedad china y otras dos de la variedad local que fueron las primeras exportaciones de jengibre desde 1984. Entre los compradores había importadores de 11 países, entre ellos, Alemania, India, Nigeria, Países Bajos, Reino Unido y Sudáfrica. En 2007, se ha previsto exportar 80 toneladas de jengibre seco, lo que requerirá procesar 320 toneladas de jengibre fresco.

    Los análisis indican que el jengibre es de buena calidad, está exento de aflatoxinas y cumple las normas de la Asociación Europea de Especias. El CCI financió estas pruebas de control de calidad que contribuirán a que los exportadores obtengan mayores ingresos.

    Hasta ahora, en el marco del proyecto se han creado 150 puestos de procesador y 30 de capataz, cargador, transportistas y otros. El proyecto también generó ingresos para el Estado por concepto de tarifas portuarias.

    Visto que actualmente el cultivo de jengibre se ve limitado por insuficiencia de semillas, la agencia de desarrollo de las exportaciones se propone obtener al menos 50 toneladas para mediados de 2007 a fin de ampliar el proyecto.

    Intercambio de conocimientos



    La capacitación que imparte el CCI en el proyecto del jengibre forma parte de la cooperación técnica entre países en desarrollo, lo que permitió que se establecieran vínculos entre agricultores y expertos de Kenya, India, Sierra Leona y Uganda.

    La cooperación entre Kenya y Sierra Leona, por ejemplo, tiene el potencial de acrecentar el comercio intraafricano. 

    Para más detalles, diríjase aRamin Granfar, Oficial de Promoción del Comercio.

    Este artículo se basa en informes de C.K. George y Roger Clarke, consultores del CCI.

    Entrevista de Prema de Sousa y Peter Hulm.