•  SP header 
  •  

    Elementos de un marco adecuado

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2006

    © Istockphoto/ E. Turudu

    Responsabilización nacional, una voz más fuerte para empresas y ONG, y un respaldo institucional más sólido son las lecciones esenciales que se sacan de un proceso idóneo para coordinar la asistencia al comercio de los países más pobres del mundo.

    A pesar de algunos inconvenientes, el Marco Integrado (MI) para la Asistencia Técnica relacionada con el Comercio en apoyo de los países menos adelantados se considera una base sólida de capacitación comercial y coordinación entre proveedores de asistencia.

    Propuesto en la Conferencia Ministerial de la OMC celebrada en Singapur en 1996 y aprobado en la Reunión de Alto Nivel sobre los Países Menos adelantados (PMA) de octubre de 1997, el MI ha sido el núcleo del Plan de Acción para los PMA destinado a ayudarles a participar con mayor efectividad en el sistema mundial de comercio.

    El procedimiento del MI fue reformado en 2000 y, actualmente, incluye una herramienta de diagnóstico de desarrollo comercial. Además, el MI se incorporó en la estructura de las estrategias de reducción de la pobreza.

    A fines de 2006, se habrán llevado a cabo estudios de diagnóstico sobre la integración comercial (EDIC) y talleres de validación nacional en 24 países. En otros nueve países se están iniciando o preparando estudios sobre el comercio y en diez más se estudia una revisión técnica.

    ¿Qué ingredientes coadyuvan para obtener resultados? Por lo menos, los que siguen.

    • Una estrategia comercial que sea coherente y esté integrada en la estrategia global de desarrollo del país.
    • Mecanismos efi caces de coordinación política intragubernamental para celebrar consultas entre las principales partes interesadas: gobierno, sector empresarial y sociedad civil.
    • Una red de instituciones de apoyo al comercio..


    Además, el procedimiento del MI ha de anclarse en una sólida responsabilización nacional y ser respaldado por un firme compromiso político

    Primera lección: Responsabilización y coherencia nacionales

    El gobierno debe ser capaz de proporcionar el liderazgo adecuado a la hora de formular y aplicar políticas de desarrollo comercial. A lo largo de todo el proceso, es preciso contar con el compromiso político, el respaldo y la participación de quienes toman las decisiones en el país: de la elaboración a la culminación exitosa del estudio de diagnóstico; de la aplicación de la matriz de asistencia técnica a la integración de políticas y programas comerciales a favor de los pobres en el documento clave, el Documento de Estrategia de Reducción de la Pobreza (DERP) y, en algunos casos, la incorporacióndel país a la OMC.

    • Aprovechar el conocimiento local. El gobierno cumple un papel importante en cuanto socio local y su aporte en términos de tiempo y conocimientos locales es crucial. Con demasiada frecuencia, las misiones técnicas estuvieron a cargo de consultores internacionales muy cualificados, pero, lamentablemente, la mayoría de ellos nunca había estado en los países que se suponía debían asesorar y, por lo tanto, desconocían las realidades locales.
    • Conciliar cultura del comercio y cultura del desarrollo. Sin un marco político que sea coherente resulta difícil incorporar el comercio en las políticas de desarrollo. En definitiva, esa incorporación implica dar mayor visibilidad a los vínculos entre el comercio y otras esferas relacionadas de la política económica. La capacitación impartida al gobierno debe apuntar a ayudarle a conciliar la cultura del comercio y la cultura del desarrollo. El comercio conlleva una negociación jurídica muy centralizada así como la aplicación de los acuerdos de la OMC y otros acuerdos comerciales. El desarrollo está descentralizado, es impulsado por la demanda y se basa en un proceso propio del país. La cultura del desarrollo respalda una multitud de reformas políticas complementarias, ajenas al ámbito de la OMC y costosas inversiones en instituciones, infraestructuras y recursos humanos relacionados con el comercio.
    • Coordinar el papel de las finanzas. En los esfuerzos de incorporación del comercio, la fi nanciación también es crítica, pues sin ella, tales esfuerzos se disiparían. A largo plazo, habrá que formular y consolidar políticas que se respalden mutuamente y conecten a las comunidades de comercio, desarrollo y financiación; esto requiere una coordinación efectiva entre instituciones estatales y asociados en el desarrollo (donantes y organismos), así como una asociación entre el gobierno y los integrantes del sector privado que participan en la economía.

    Segunda lección: Asociación multinivel

    Las asociaciones son importantes; el comercio interesa a tantos grupos distintos que se necesita la participación de todos.

    Lograr el respaldo de las principales partes interesadas - formuladores de políticas gubernamentales, burócratas, actores del sector empresarial, asociados en el desarrollo y sociedad civil - requiere un proceso inclusivo que cuente con ellas a lo largo de las diversas etapas del ciclo.

    • La consulta no es tan fácil como parece. Identificar cuestiones clave y enfoques amplios en la estrategia del sector comercial no es forzosamente lo más difícil. Establecer un plan de acción - que sea fruto de un verdadero proceso de consulta entre todas las partes interesadas y en el cual, cada una de ellas pueda aportar ideas- exige mucho más.
    • Incorporación del sector empresarial. Institucionalizar consultas sistemáticas entre organismos de los sectores público y privado puede tener efectos positivos a largo plazo. Las empresas privadas están en posición de detectar problemas e impedimentos relacionados con el comercio.
    Se ha constatado que es crucial capacitar a la comunidad empresarial, muchos de cuyos integrantes trabajan con instituciones de apoyo al comercio. Estas últimas, por tener acceso a quienes toman decisiones gubernamentales y participar activamente en reuniones de coordinación con el gobierno, pueden asegurar que se entiendan y se tomen en consideración las restricciones con que tropiezan las empresas privadas a la hora de diseñar una estrategia de desarrollo coherente. Asimismo, las instituciones de apoyo al comercio pueden asegurar que las autoridades utilicen recursos y potencialidades inexplotados del sector privado según proceda.


    • El rol de las ONG. En estos últimos años, muchas organizaciones de la sociedad civil participaron en la configuración del proceso de desarrollo comercial, aun cuando no existe un mecanismo de diálogo formal. Además de contribuir a negociar posiciones y apoyar (técnica y financieramente) determinados eventos comerciales, las ONG están perdiendo su piel de adversarias y, poco a poco, se van granjeando el respeto de quienes se oponían a ellas en el pasado, tanto en la sociedad como en círculos gubernamentales.

    Tercera lección: Tender un puente entre demanda e intervención

    La tercera lección que se saca de las iniciativas exitosas del MI reside en la necesidad de contar con un sólido mecanismo de aplicación, encabezado por un coordinador y respaldado por un equipo especializado. Es preciso disponer de recursos para reforzar la capacidad del coordinador de impulsar el proceso, incluida la creación de una unidad nacional de aplicación y la provisión de recursos de secretaría y de un respaldo adecuado de la capacitación en cuestiones relacionadas con el comercio.






    ¿Qué es el Marco Integrado?

    El Marco Integrado de la Asistencia Técnica relacionada con el Comercio es una iniciativa internacional en la cual, seis instituciones y organismos que se ocupan de comercio (Banco Mundial, CCI, Fondo Monetario Internacional, OMC, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y UNCTAD) coordinan sus esfuerzos con los donantes y los PMA para suplir las necesidades de desarrollo comercial de estos últimos.

    La mayoría de los PMA forma parte de este proceso (43 de 50).

    En el marco del programa de Ayuda para el comercio, se procede a "ampliar" el Marco Integrado que podría servir de modelo para otras iniciativas de apoyo al comercio.

    La OMC aceptó poner en marcha el Marco Integrado Ampliado a fines de 2006. ¿Qué es el Marco Integrado?

    Siphana Sok (sok@intracen.org), Director de la División de Coordinación de la Cooperación Técnica del CCI.