•  SP header 
  •  

    El mercado de la ayuda internacional

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2001

    Día tras día, de algún rincón perdido del planeta donde se ha producido un conflicto o una catástrofe, o donde se lleva a cabo un programa de asistencia al desarrollo, nos llegan imágenes de la distribución de alimentos, material de albergue, medicamentos y otros suministros por los organismos de ayuda internacional. Lo que estas imágenes no nos dicen es que las compras de dichos suministros para la asistencia humanitaria y de desarrollo constituyen un gran segmento comercial, con transacciones por un valor total de unos US$ 50.000 millones al año. Dicho mercado, hasta ahora dominado por los países industrializados, ha comenzado a limitar la práctica de la ayuda «condicionada» o «vinculada» y abre grandes posibilidades a las empresas de países en desarrollo.

    En este número de Forum examinamos los mecanismos de este mercado y ponemos de relieve sus nuevas tendencias. Nuestra meta es que los países en desarrollo capten una proporción mayor de las compras del sector humanitario. Nos hemos centrado en las nuevas tendencias del mercado humanitario y las prácticas de los principales organismos; además, describimos la capacitación ofrecida por el CCI en este campo, explicamos los pasos a seguir para convertirse en proveedor de los organismos internacionales y damos algunos ejemplos de empresas que han entrado en este mercado.

    Dos factores han influido radicalmente en las compras humanitarias: el aumento de los fondos de ayuda no condicionada y el auge de la internet como medio para realizar transacciones «empresa-a-empresa» entre proveedores y compradores. Las compras electrónicas pueden ser aprovechadas por las empresas de países en desarrollo para lograr acceso al mercado institucional. La Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la institución caritativa ActionAid, del Reino Unido, proponen sus puntos de vista y explican las últimas novedades en cuanto a la desvinculación de la ayuda humanitaria.

    Los estudios del CCI en África han mostrado que algunos de los artículos que los organismos internacionales compran en otras regiones están disponibles en los mercados locales. Hay que cambiar las actitudes con respecto a las manufacturas de los países en desarrollo. Consideramos que la reducción de la pobreza, la buena gestión pública y otras dimensiones del desarrollo sostenible están estrechamente relacionadas con la voluntad de hacer inversiones en estos países y comerciar con ellos. Los organismos internacionales podrían liderar las iniciativas a este respecto y responder al llamamiento de un empresario africano: «Más que ayuda, necesitamos la posibilidad de comerciar.»

    Sandra Woods, Redactora interina
    Jean Milligan, Redactora asociada