•  SP header 
  •  

    El abecé de la economía de mercado

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2004

    Posicionarse en la economía mundial no es un juego de niños. Al ayudar a Mongolia a obtener conocimientos empresariales, el CCI ha contribuido de forma decisiva a que las empresas locales comprendan cómo deben competir y se liberen de las trabas comerciales.Foto: Mongolian National Chamber of Commerce and Industry

    Tras el desmembramiento de la Unión Soviética a comienzos de los años noventa, Mongolia, país sin litoral, se encontró de pronto en un mundo sin fronteras. El nuevo orden económico obligó a su naciente sector privado a pasar con rapidez de la teoría a la práctica del libre mercado. El CCI estuvo allí para brindarle ayuda y orientaciones.

    "EL CCI enseñó a Mongolia el abecé de la economía de mercado", dice Sambuu Demberel, Presidente Director General de la Cámara Nacional de Comercio e Industria (CNICM). Desde que Mongolia abrazó la economía de mercado, hace 14 años, el otrora crisol del imperio de Genghis Khan, en el siglo XIII, se ha esforzado por superar el estricto sistema de planificación centralizada del régimen comunista.

    Desde los años noventa, Mongolia ha emprendido profundas reformas económicas; en 1997, se incorporó a la Organización Mundial del Comercio.

    No obstante, las dificultades para participar en el comercio subsistieron. Las exportaciones de Mongolia consisten principalmente de productos básicos. Su crecimiento económico se estancó a raíz de una serie de catástrofes naturales ocurridas a mediados de los años noventa y de la caída de los precios mundiales del cobre y la cachemira. El sector agrícola se deprimió. Mongolia sigue teniendo un incipiente sector empresarial. La manufactura y el comercio emplean sólo a un sexto de la fuerza de trabajo.

    Junto con aplicar varias políticas de reforma, el Gobierno actual se ha centrado en prioridades sociales y de orden público. Pero sus líderes tienen conciencia de la necesidad de desarrollar aceleradamente las exportaciones y de formular políticas favorables a las exportaciones, usando los mejores conocimientos disponibles.

    "En los primeros años de la transición, a pesar de sus esfuerzos teóricos por introducir la economía de mercado, Mongolia tenía graves dificultades para adaptarse al nuevo sistema económico, tanto en el plano de los conocimientos como de la experiencia empresariales", recuerda el Sr. Demberel, que también es Consejero Económico del Primer Ministro. La Cámara Nacional de Comercio e Industria, que dirige, ha venido actuando independientemente desde hace 12 años, y es el principal organismo representativo de las empresas. "Gracias a las orientaciones y publicaciones del CCI, como guías, periódicos, manuales y materiales técnicos para las empresas, en la CNICM hemos aprendido mucho sobre la economía de mercado."

    A su juicio, los materiales del CCI son "un extraordinario tesoro de conocimientos empresariales", que la CNICM ha aprovechado "para facilitar al flamante sector privado nacional toda la información práctica sobre el comercio […] contribuyendo así en gran medida a la acelerada madurez experimentada por el sector privado de Mongolia". Estas fueron algunas de las iniciativas de la CNICM:

    • Adaptación de los contenidos de diversas publicaciones del CCI para producir 50 textos de formación empresarial, y elaboración de un programa de estudios empresariales.
    • Realización de la primera encuesta de mercado para la carne de caballo, utilizando la metodología publicada por el CCI.
    • Elaboración de un Plan Nacional de Promoción de las Exportaciones, con orientación metodológica del CCI.
    • Oferta de orientaciones sobre promoción de las exportaciones.

    Impulsar asociaciones público-privadas

    Según el Sr. Demberel, la metodología del CCI ha permitido mejorar la política de defensa de los intereses de las empresas de Mongolia: "Concretamente, se ha creado un mecanismo eficaz de colaboración entre los sectores público y privado." Las autoridades establecieron el Comité Consultivo entre el Gobierno y el Sector Privado, con representación equitativa de ambos sectores. "El Comité está velando por que todos los interesados participen en el proceso de formulación de políticas", dice.

    Siguiendo el ejemplo de las reuniones del Foro Ejecutivo, organizadas en Montreux (Suiza) con las autoridades helvéticas, la CNICM celebró en abril de 2004 su primer Gran Foro Empresarial, sobre el tema de Empresas para el Desarrollo. Asistieron más de 2.000 directivos de empresa de todo este gran país (1,5 millones de kilómetros cuadrados) encerrado entre China y la Federación de Rusia. Asistieron al Forum el Primer Ministro y Ministro de Hacienda y Economía, y los jefes de los servicios nacionales de aduanas, inspecciones, normalización e impuestos.

    Como resultado, el consejo de ministros aprobó una resolución en el sentido de crear un entorno empresarial más favorable en Mongolia. La resolución recogió los puntos de vista del sector empresarial y respondió a sus preocupaciones. Sus principales aspectos eran: asegurar la ampliación del mecanismo de cooperación público-privada y establecer una Comisión de Facilitación del Comercio de Mongolia y una Comisión de Aduanas y Aranceles para ofrecer servicios de ventanilla única al sector empresarial, reducir la burocracia y controlar las leyes contrarias a las empresas.

    Formar competencias empresariales

    El Sr. Demberel también reconoce el aporte de las publicaciones del CCI, que alentaron la creación del primer centro de estudios empresariales de Mongolia, centrado en las transacciones comerciales y el comercio internacional: el Centro de Comercio Exterior y Formación Empresarial, cuyo programa de estudios se basa en materiales del CCI. Los expertos de la CNICM ayudan a impartir formación a los estudiantes del centro y les ofrecen acceso a la biblioteca y las instalaciones informáticas de la CNICM.

    La CNICM y el CCI han mantenido una prolongada relación, en el marco de actividades financiadas por distintos donantes. En la CNICM recuerdan a Jacqueline Rigoulet, del CCI, quien les enseñó las "primeras lecciones sobre promoción del comercio y diseño de sólidos programas de promoción del comercio", y contribuyó "significativamente a fortalecer sus capacidades institucionales y de desarrollo de los recursos humanos".

    Hoy, los Trade Maps del CCI son considerados como un servicio que ha ayudado a la CNICM a crear y desarrollar nuevos servicios de apoyo al sector comercial exportador. También le han sido provechosos los análisis sobre tendencias y los datos contenidos en la revista trimestral del CCI, Forum de Comercio, y la participación en los programas World Tr@de Net y E‑trade Bridge.


    Texto de Peter Hulm

    Organizaciones mencionadas en este artículo: