•  SP header 
  •  

    El ITC en acción

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 2/2009 

    Con ayuda de exportadores del sector privado, los países en desarrollo pueden salir de la pobreza. Tal es la convicción del ITC, cuyos proyectos están abriendo brecha allí donde cuenta: en el terreno.

    Auge de las exportaciones de mango de Malí

    Malí, país africano sin salida al mar, cuadruplicó con creces sus exportaciones de mango en sólo cuatro años y probablemente llegará a quintuplicarlas a fines de 2009. Gracias a un proyecto fomentado por el ITC, Malí pasó de exportar a un solo país (Francia) en 2005, a tener múltiples mercados en 2008: cinco países europeos, varios Estados árabes y diversos países de la región. Los productores aprendieron a identificar los requisitos de mercado, recopilar datos precisos, diversificar sus mercados, mejorar los embalajes y cumplir con las normas internacionales de calidad y sanidad. El ITC actúa de mediador honesto en las negociaciones comerciales para ayudar a los exportadores de Malí a tomar contacto con posibles importadores en ferias internacionales como la Fruit Logistica de Berlín.

    Mejores ingresos para tejedores de seda de Laos

    Basándose en la experiencia exitosa de la vecina Camboya, desde hace dos años el ITC ayuda a tejedores de seda pobres de las zonas rurales de la República Democrática Popular Lao para que cumplan con las normas de calidad exigidas por compradores extranjeros. Además de incorporar diseños innovadores que mejoran la calidad de los productos, se perfeccionaron competencias profesionales de promoción y comercialización. El proyecto, centrado en cuatro comunidades piloto, incluyó un viaje de estudios a Camboya para que los tejedores ampliaran sus conocimientos en técnicas de procesamiento y comercialización. Las primeras 50 familias beneficiarias declararon que sus ingresos aumentaron mucho.

    Respaldo a artesanas camboyanas

    En una de las provincias más pobres de Camboya, las agrupaciones de artesanas vienen reforzando su capacidad de producción y estableciendo vínculos duraderos con el mercado. La Alianza para la Equidad de Género -iniciativa conjunta del ITC, el Ministerio de Asuntos de la Mujer de Camboya y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo- tiene por objetivo ayudar a grupos de productoras a alcanzar los niveles de calidad indispensables para aumentar las ventas nacionales y las exportaciones de sus productos. También contribuye a desarrollar las capacidades nacionales para prestar servicios de apoyo empresarial a la mujer.

    Ayuda a las empresas para que saquen el mejor partido del Acuerdo de Asociación Económica CE-CARIFORUM



    En el marco de sus programas en América Latina y el Caribe, la ayuda que el ITC presta a las empresas para que aprovechen oportunidades de exportación abarca: mejores embalajes; cumplimiento de los requisitos de calidad para entrar en mercados internacionales; explotación de marcas; búsqueda de segmentos de mercado; promoción del comercio, trámites aduaneros y financiación del comercio. El ITC preparó una guía sobre el Acuerdo de Asociación Económica CE-CARIFORUM para que las empresas del Caribe puedan detectar oportunidades de inversión y exportación en el sector de servicios. 

    Empresas tayikas obtienen certificación de calidad



    Por primera vez en Tayikistán, dos empresas de procesamiento de frutas y verduras obtuvieron una certificación de gestión de la seguridad alimentaria que es reconocida a escala internacional. Hasta ahora, la mayoría de los productos alimenticios de Asia central no cumplía con las normas internacionales de calidad y seguridad alimentaria, por lo cual, tampoco podían competir en los mercados mundiales. Estas dos empresas tayikas participaron en proyectos piloto del ITC; se espera que la certificación les ayude a entrar en mercados internacionales y a mejorar su imagen y reputación ante la clientela y otros interlocutores.

    Acceso a la inteligencia de mercado en Rumania

    El ITC y el Gobierno de Rumania trabajaron juntos para crear un portal interactivo de información comercial en línea que permitirá fortalecer los vínculos entre la comunidad empresarial de dicho país y mercados de Europa y otros continentes. Ese portal forma parte de un proyecto más amplio que financia Suiza con el objetivo de aumentar el potencial de exportación de Rumania. A pesar del buen crecimiento económico del país tras su ingreso a la Unión Europea en 2007, la reciente recesión mundial viene a recordar la importancia que reviste tener acceso a una inteligencia de mercado exhaustiva, oportuna y fiable.

    Mejores niveles de artesanía vietnamita



    El ITC y cuatro organismos especializados de las Naciones Unidas formaron equipo para impulsar el desarrollo de la artesanía rural, mejorando los niveles del sector y vinculando a los productores con mercados potenciales. Destinado a 4.450 hogares rurales pobres, el programa tiene como objetivo aumentar el ingreso de los artesanos y fabricantes de muebles pequeños, así como de productores o recolectores de las materias primas que se utilizan en el sector.

    Éxito de productos frescos de Kirguistán



    En estos últimos años, gracias a un proyecto de promoción del comercio del ITC, las exportaciones de frutas y verduras de Kirguistán se dispararon. Se alentó a los productores a analizar detalladamente sus productos para detectar y descartar aquellos que generaban pérdidas y centrarse en exportaciones y mercados rentables. De 2006 a 2007, el valor de las frutas y verduras exportadas creció en 59 por ciento y los ingresos globales de la Asociación de Procesadores de Frutas y Verduras aumentaron un 67 por ciento.

    Hacia la certificación orgánica del café ugandés



    El ITC ayuda a unos 3.000 caficultores, en su mayoría mujeres, del sudoeste de Uganda para que aumenten sus ingresos con la certificación orgánica que les permitirá colocar sus productos en supermercados del Reino Unido. A su vez, el programa Comercio y Medio Ambiente del ITC se centra en reducir la erosión del suelo y mejorar la calidad del agua en las zonas cafetaleras. Además, los métodos de producción orgánica contribuyen a aumentar la retención de carbono y, por ende, a luchar contra el cambio climático.