•  SP header 
  •  

    El CCI seguirá avanzando

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 2/2006

    J. Denis Bélisle deja una floreciente organización de desarrollo del comercio que confía en su futuro.

    En los 12 últimos años, la atmósfera de las reuniones anuales del CCI cambió radicalmente, conforme a la nueva madurez y la propia confianza en la organización. Ese cambio es fruto de la dura labor, el entusiasmo y el espíritu empresarial del personal y la dirección del CCI, equipo que no teme a los retos. El último reto de esa dirección era pasar las riendas a un nuevo equipo, capaz de llevar al CCI a niveles más altos, lo que se está haciendo sistemática y exitosamente.

    El equipo saliente se enorgullece de haber creado programas, herramientas y publicaciones que tienen una gran demanda en todo el mundo en desarrollo.

    Nos complace haber ofrecido a los países en desarrollo, una plataforma donde los negociadores comerciales gubernamentales y el sector empresarial pueden entablar un diálogo constructivo sobre la ronda de Doha. También nos complace haber apoyado el comercio Sur-Sur y haber ayudado a las instituciones de apoyo al comercio para que prestaran mejores servicios a las pequeñas empresas. Todos estos son medios idóneos de utilizar el comercio para mitigar la pobreza.

    En la gran evaluación externa, concluida el año pasado, se hacen comentarios favorables sobre el CCI, así como en los informes de la Junta de Auditores y la Oficina de Supervisión de los Servicios Internos de las Naciones Unidas.

    Todavía hay espacio para seguir mejorando. El CCI es una organización que está siempre en la brecha. Ya empezamos a instrumentar las recomendaciones que nos hicieran los evaluadores y la dirección del CCI apoya vigorosamente aquellas relativas a: sus partes interesadas; la armonización del apoyo de los donantes; la creación de un grupo de expertos, pequeño y eficiente, que sea el núcleo de la estructura de gobierno del CCI; la adaptación de los mecanismos de supervisión de la ONU a las realidades del CCI; el mayor uso de los fondos adelantados para varios años y que éstos se aporten en el momento oportuno.

    Sucesión de altos dirigentes



    Los integrantes del nuevo equipo de dirección forman un mosaico de gran experiencia laboral, considerable conocimiento del terreno y clara visión de la futura y pujante conducción.

    Patricia Francis, mi sucesora, presidió la Corporación de Promociones de Jamaica, (JAMPRO) en los 10 últimos años, convirtiéndola en una de las organizaciones de promoción del comercio más exitosa del mundo en desarrollo. Además, fue Presidenta de la Asociación Mundial de Organismos de Promoción de las Inversiones y trabajó mucho en el sector privado.

    En marzo, Stephen Browne, economista británico, asumió su cargo de Director Ejecutivo Adjunto del CCI. Él cuenta con una experiencia de 21 años en cooperación técnica y fomento de la capacidad nacional que adquirió trabajando en el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en varios países en desarrollo. También tuvo a su cargo la cartera comercial de este último y su colaboración con el CCI y la UNCTAD. Agudo observador de cuestiones de desarrollo, escribió cuatro libros sobre el tema.

    Siphana Sok, oriundo de Camboya y primer Director nuevo, cumplió una función clave en la admisión de su país a la OMC y en el Marco Integrado del programa para Camboya y otros países de Asia y África. Su dinamismo y su larga experiencia añadirán valor para los clientes del CCI.

    Eva Murray, oriunda de Canadá, la nueva Directora de la División de Apoyo a los Programas del CCI, asumió su cargo el pasado verano boreal.

    Mi sincero agradecimiento a los miembros del Comité del Equipo Directivo: Ramamurti Badrinath, Director de la División de Servicios de Apoyo al Comercio; Gian Piero Roz, Director de la División de Apoyo a los Programas, y Peter Walters, Director de la División de Desarrollo de Productos y Mercados. Los tres contribuyeron en gran medida a modelar el CCI actual.

    Futuros retos y oportunidades



    • Reforma de la ONU. Se estudian varios proyectos de reforma. El enfoque del CCI se sigue centrando en la ayuda a las economías en desarrollo y en transición para propiciar un desarrollo sostenible mediante el comercio. Esperamos que en la ONU reformada, al CCI se le siga dando la posibilidad de contribuir a la altura sus capacidades.
    • Asistencia técnica relacionada con el comercio (ATRC). Nuestra función de prestar asesoramiento práctico a pequeñas empresas y contribuir a la interacción entre el mundo empresarial y los negociadores comerciales fue reconocida en la Declaración Ministerial de Hong Kong. En febrero, comunicamos claramente nuestros pareceres y nuestro compromiso a Pascal Lamy, Director General de la OMC.
    El CCI cree firmemente que la ATRC, como ampliación del Marco Integrado, es esencial. También consideramos que es preciso avanzar para que el mundo en desarrollo conserve la confianza en el sistema multilateral.

    • Un nuevo modelo para el CCI. Habiendo aumentado la prestación de asistencia técnica en más de un 80% en los cinco últimos años, tan sólo con un pequeño aumento de los recursos presupuestarios regulares, el CCI ha llegado a un punto en el que tiene que articular un nuevo modelo para seguir creciendo. Asimismo, para alcanzar un nivel de prestación mucho más alto, necesita más recursos permanentes.

    Proactividad con los donantes



    El CCI estableció excelentes relaciones con un creciente número de donantes, entre ellos, algunos de países en desarrollo. Aguardamos con interés un nuevo tipo de relación acorde con los principios de la Declaración de París sobre la Eficacia de la Ayuda. El CCI ya entabló conversaciones con los donantes para encontrar un método más estructurado de movilización de recursos, asociado con la aplicación de un enfoque más orientado a los resultados tanto en la programación como en la presentación de informes.

    Miembros entrantes y miembros salientes de la plana mayor del CCI en la reunión anual.
    © Photo Bianco 

    Un futuro promisorio



    Pasando revista a mis 12 años en el CCI, puedo afirmar que su futuro y el de sus partes interesadas son promisorios. Habrá más retos y oportunidades para el CCI. Algunos relacionados directamente con sus servicios fundamentales, otros no tanto. Será importante que el CCI no pierda de vista lo que hace mejor, es decir, poner el comercio al servicio del desarrollo en formas prácticas. Permanecer al margen del debate político y resistir a la tentación de hacer lo que otras organizaciones pueden hacer mejor no siempre será fácil, pero debería primar. Hemos constatado que algunas de nuestras últimas iniciativas tienen gran potencial y deben seguir siendo el núcleo de nuestra acción.

    Permítanme terminar agradeciendo al personal y las partes interesadas por su firme y constante apoyo durante estos 12 años. En el sistema budista, 12 años es un ciclo completo. He completado el mío y me enorgullece poner en manos de Patricia Francis, mi amiga y sucesora, una organización sólida en momentos en que la atención mundial se fija cada vez más en las mayores posibilidades de desarrollo que ofrece el comercio.

    Artículo basado en la declaración del Sr. Bélisle en la 39.ª Reunión del Grupo Consultivo Mixto, celebrada en abril de 2006. El Sr. Bélisle se jubiló el pasado mes de junio.