•  SP header 
  •  

    Consecuencias del huracán Katrina para los exportadores de café

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 3/2005

    Los exportadores que habían enviado embarques de café a Nueva Orleans consultaron el sitio web La Guía del Café cuando el puerto fue cerrado.

    Poco después que las autoridades se vieran obligadas a cerrar el puerto de Nueva Orleans debido al huracán Katrina, los exportadores de café destinado a Estados Unidos mandaron preguntas al sitio web del CCI para el gremio cafetalero (http://www.laguiadelcafe.org). Querían saber qué consecuencias tendría para sus empresas, el cierre de un puerto al que habían enviado café.

    El sitio web La Guía del Café, creado en marzo de 2005, contiene información exhaustiva sobre el comercio del café verde, basada en la publicación Café - Guía del exportador, totalmente actualizada. Además, ofrece un excelente servicio de "Preguntas y respuestas" a cargo de un grupo de expertos. En la sección "Archivo de P&R" encontrará el texto completo de las respuestas a las preguntas de los exportadores (véase PR 050), respuestas que se resumen a continuación.

    La causa de fuerza mayor ampara a vendedores y compradores

    Muchos exportadores de café están acostumbrados a recurrir a la cláusula de "fuerza mayor" para postergar o cancelar contratos debido a imprevistos que impiden la entrega. Pero el cierre del puerto de Nueva Orleans demostró que las compañías marítimas y los compradores también pueden hacerlo.

    Una vez que el puerto se declaró oficialmente cerrado, los embarques se desviaron a otros puertos. Entonces, los transportistas invocaron la causa de fuerza mayor. En tal caso, siempre pueden hacerlo, pero se espera que velen por reducir al mínimo los costos del receptor de la mercancía. Por lo general, el embarque desviado se debe descargar en el puerto más cercano posible (esta vez, sobre todo el de Houston) y los gastos suplementarios corren por cuenta del receptor.

    En cuanto al café que aún no se embarcó, pero que está listo en el puerto de embarque, el cierre del puerto implica que tanto el exportador como el comprador pueden invocar la causa de fuerza mayor; el exportador por no haber podido embarcarlo a su debido tiempo, y el comprador porque el puerto estaba cerrado. Siempre y cuando la notificación se haga correctamente y en su debido momento, las normas del comercio del café de Estados Unidos y Europa prevén el recurso a la cláusula de fuerza mayor para postergar el embarque durante un tiempo prudencial hasta que se resuelva la situación que impide la entrega. En circunstancias normales, ambas partes deberían poder llegar a un acuerdo para enviar el embarque a otro puerto, pero en situaciones extremas, una de las partes puede alegar que si el retraso supera el plazo establecido, el contrato queda anulado automáticamente.

    Los exportadores que no habían entregado el café al puerto de embarque podían pedirle al comprador que eligiera otro puerto porque el de Nueva Orleans ya no funcionaba como puerto principal o puerto de base (en el comercio del café se entiende por tal, el puerto donde las compañías marítimas hacen escala con frecuencia). No obstante, el comprador podía negarse, invocando la causa de fuerza mayor y, por lo tanto, retrasar el embarque, o pedir que el exportador corriera con los gastos suplementarios en el puerto de destino.

    En ambos casos, si las partes no lograban llegar a un acuerdo, la cuestión debía someterse a arbitraje para determinar quién tenía derecho a hacer qué. Hay dos motivos para ello: en primer lugar, el cierre de puertos en países importadores de café es excepcional y, los casos tan contados que, prácticamente, no hay jurisprudencia (veredictos anteriores) en la materia; en segundo lugar, los contratos de café de Estados Unidos y Europa estipulan que los controversias han de resolverse mediante arbitraje y no en los tribunales.


    Hein Jan van Hilten, Moderador Principal del Servicio Preguntas y Respuestas del sitio web Guía del Café.