•  SP header 
  •  

    Conferencia: las compras públicas en África

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 1/1999

    «Sepan que han encendido un fuego que arderá en toda África, desbrozando el camino que conduce hacia una práctica adecuada de las compras públicas, un fuego en el que se consumirán las malas hierbas de la corrupción.»

    El representante de Sudáfrica resumió en estos términos la opinión de los participantes en la Conferencia sobre Compras Públicas en África (Abidján, 30 de noviembre - 4 de diciembre de 1998), convocada por primera vez para examinar conjuntamente las reformas necesarias para resolver los problemas de esta actividad en toda África.

    Patrocinada conjuntamente por el CCI, el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la reunión ofreció a una asistencia procedente de 30 países la oportunidad de analizar la situación y proponer soluciones. En su evaluación de la Conferencia, participantes y patrocinadores la calificaron de aporte decisivo para el proceso de reforma de las compras públicas.

    En el recuadro que sigue se presentan los aspectos más destacados de este proceso.

    Documento consensual de Abidján sobre la reforma de las compras públicas

    1. Ganar apoyo para la reforma. Es indispensable contar con: el apoyo activo de las autoridades políticas; una estrategia para lograr una legislación, instituciones y normativas pertinentes; funcionarios de compras bien formados y competentes, y una actitud favorable de las empresas y los sectores profesionales, a nivel nacional como internacional.

    2. Compromiso de las autoridades políticas. Es necesario para: promulgar la legislación requerida; lograr el apoyo público y que los funcionarios se identifiquen con el proyecto; dar prioridad a aspectos esenciales de las compras (como la transparencia y el rechazo de la corrupción); impulsar objetivos socioeconómicos e infundir confianza a los donantes potenciales.

    3. Asegurar recursos para la reforma. Quizás se necesite asistencia técnica para los estudios básicos preliminares y la elaboración de un plan comercial. Entre las fuentes de financiación pueden figurar: recursos propios (públicos y del sector privado); acuerdos de cooperación regionales y bilaterales; subsidios y préstamos de organismos multilaterales, como el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Mundial o el PNUD. Para apoyar la aplicación de la reforma, el CCI y otros organismos de las Naciones Unidas pueden potenciar capacidades; otros países pueden aportar información o enviar personal de refuerzo.

    4. Estrategia para la reforma. Los elementos cruciales de toda estrategia de reforma son: iniciarla por propia iniciativa, pero recabar la ayuda de los donantes conforme se necesite ésta; potenciar las capacidades locales y trasferir personal calificado; designar una persona que conducirá la reforma; integrar el proceso en el contexto socio-económico; vigilar y evaluar los esfuerzos de reforma; optimizar las competencias técnicas nacionales (y enriquecerlas con recursos exteriores); lograr que los medios de difusión ayuden a hacer aceptar la reforma; dar a conocer el compromiso nacional y los avances logrados; asegurar la definición de metas claras y comprensibles (la reforma no es un fin en sí), y prever los obstáculos para superarlos con prontitud.

    5. Pasos de la elaboración de una estrategia.

    • Determinar un proyecto a largo plazo y las metas del sistema reformado.

    • Fijar metas concretas para hacer realidad tal proyecto, como medidas contra la corrupción, prácticas transparentes, medidas de ahorro, rendición de cuentas financieras, desarrollo sostenible y promoción de objetivos socioeconómicos.

    • Encargar la conducción de la reforma a la persona más idónea (el Ministro de Hacienda o una autoridad superior).

    • Obtener asesoramiento de las entidades interesadas (como las dependencias sectoriales y los organismos compradores, los ministerios de Hacienda y Justicia, el Parlamento, el sector privado y las instituciones internacionales de desarrollo).

    6. Cambios para afianzar la reforma.

    Marco jurídico. Basarse en la legislación modelo sobre compras públicas, de la CNUDMI.

    Operaciones de compra. Crear entidades descentralizadas, con autonomía para efectuar las compras mismas (de conformidad con la política centralizada).

    Órganos controladores. Asegurar una capacidad efectiva de verificación y revisión de las compras y gastos.

    Estructura organizativa. Dependerá del alcance de la descentralización y de la estructura ministerial y administrativa de cada país.

    Política de compras en el centro de la actividad gubernamental. Encargar a un organismo de gestión que elabore políticas y normas, y que evalúe la eficacia del sistema de compras públicas.

    Infraestructura profesional. Crear y capacitar un cuerpo profesional de funcionarios de compras públicas, y constituir una base de información sobre prácticas óptimas.

    Evaluar el rendimiento del sistema reformado. Prever un sistema que permita medir los efectos del proceso de reforma.

    Solicite más detalles sobre la Conferencia, las actividades complementarias y las reformas del sistema de compras en general a Wayne Wittig, Asesor Principal en Compras Públicas, del CCI, e-mail wittig@intracen.org o fax +41 22 730 0328.