•  SP header 
  •  

    Comprar en África para África

     

     
     
    Entrevista realizada por Jean Milligan
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2001

    Hendrik Roelofsen, nuevo Director de la División de Coordinación de la Cooperación Técnica del CCI, describe a continuación el programa «Favorecer el acceso de las empresas africanas al aprovisionamiento de las agencias internacionales de desarrollo».

    P ¿Qué busca el CCI al promover el acercamiento entre las empresas africanas y los organismos humanitarios?

    R El interés del CCI por el fomento de las compras humanitarias en los mercados locales es consecuente con nuestro programa de promoción del comercio intraafricano. Mediante dicho programa, el CCI ha desplegado considerables esfuerzos para cambiar la actitud de las empresas, locales y extranjeras, respecto de los productores y los consumidores africanos.

    Las posibilidades de expansión del comercio en África son todavía considerables. El CCI ha revelado la existencia de distintas barreras a esta expansión: la falsa impresión, tan difundida, de que África sólo produce o exporta unos pocos productos básicos primarios; la falta de transparencia e información en los círculos comerciales de la región y, por último, el escepticismo en cuanto a la capacidad de los productores africanos para ofrecer materiales de buena calidad y precios competitivos.

    La experiencia del programa de promoción del comercio intraafricano nos hizo comprender que era preciso favorecer el acercamiento entre los organismos humanitarios y los proveedores africanos. En la actualidad, éstos no conocen las necesidades de los organismos de ayuda, que por su parte no están convencidos de la capacidad de las empresas africanas para suministrar los bienes o servicios requeridos, en los niveles de calidad y de precio que ofrecen las empresas de otras regiones.

    El CCI confía en que, si estas oportunidades se aprovechan seriamente, los actores humanitarios cambiarán su comportamiento ante las empresas africanas.

    P ¿Qué enfoque propone el CCI para impulsar las compras en África?

    RLos estudios hechos por el CCI muestran que las empresas africanas tienen un gran potencial como proveedores del mercado humanitario. Para desarrollar dicho potencial, el CCI ha creado un programa especial de cooperación técnica en el que participan varios organismos internacionales.

    Se trata de capacitar a las empresas para cumplir con los requisitos de los organismos humanitarios. En la iniciativa participan empresas africanas que ya están en condiciones de exportar alimentos, materiales de albergue, enseres domésticos, material para el abastecimiento de agua y suministros médicos, y artículos pedagógicos y recreativos, y organizaciones humanitarias, gubernamentales y no gubernamentales, activas en África.

    P ¿Quiénes son los donantes?

    REl programa es financiado por el Gobierno de Noruega, con contribuciones de Dinamarca y los Países Bajos.

    P ¿Quiénes son sus asociados?

    RDiversos organismos de ayuda internacional, tanto de Naciones Unidas como ONG, que reconocen las ventajas del abastecimiento con proveedores locales: fortalecimiento de la capacidad empresarial local; repartición geográfica más amplia y equitativa de las compras, y también reducción de los costos de las compras destinadas a África y mejora de la capacidad de respuesta en la región. Estos organismos han manifestado su voluntad de recurrir a proveedores africanos, a condición de que éstos ofrezcan buenas condiciones de costo y calidad.

    Por ahora, siete organizaciones participan en el programa: Oficina de Servicios Interinstitucionales de Adquisición, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Organización Mundial de la Salud, Programa Mundial de Alimentos, Comité Internacional de la Cruz Roja y Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. En colaboración con estas organizaciones, el CCI ha levantado un inventario de los principales requisitos cualitativos y cuantitativos que cada una fija a sus proveedores.

    Otros interlocutores del programa son las entidades nacionales de promoción del comercio, como las cámaras de comercio y las asociaciones de fabricantes. Éstas analizan las características de sus mercados de abastecimiento, por cuenta del CCI. Su papel es, de hecho, muy importante, ya que a ellas les incumbe seleccionar a las empresas que serán invitadas a participar en las reuniones de compradores/vendedores. Al terminar el proyecto, se ocuparán también de dar asesoramiento a las empresas de sus países respectivos sobre las posibilidades que ofrece el mercado humanitario internacional.

    P ¿Cuáles son las metas a largo plazo del programa?

    R En general, sus metas son coherentes con el objetivo general del CCI, que consiste en aumentar la participación de los países en desarrollo en la economía mundial.

    Más específicamente, se trata de dar mayor información a la comunidad humanitaria sobre la capacidad de las empresas africanas para proponer artículos competitivos, de familiarizar a las empresas africanas con los requisitos cuantitativos y cualitativos de los organismos de ayuda internacional y con los procedimientos de oferta y promoción, de contribuir al desarrollo del sector privado en África y de detectar los problemas de los proveedores locales, así como posibles soluciones.

    P ¿Qué se ha logrado con el programa del CCI?

    R El CCI ha terminado un análisis de las corrientes comerciales de dos sectores de productos fundamentales en el mercado humanitario (materiales de albergue y enseres domésticos), e identificado 19 países africanos que podrían suministrarlos. También ha llevado a cabo auditorías de los potenciales proveedores en esos 19 países. El CCI se esfuerza ahora por propiciar encuentros entre representantes de los organismos internacionales y las empresas interesadas. Este tipo de reuniones favorece el establecimiento de vínculos de confianza entre las partes.

    P ¿Cuál será la evolución futura del programa?

    R El programa, cuya duración es de tres años, se encuentra en su fase inicial. La primera reunión de compradores/vendedores se celebró en Nairobi (Kenya), en noviembre de 2001. El CCI organizará otras reuniones sobre los dos mismos sectores de productos - albergue y enseres domésticos - en Sudáfrica y las regiones septentrional y occidental del continente. Luego, el programa escogerá al menos otro sector de productos y organizará las correspondientes reuniones de compradores/vendedores en toda África.

    Con el tiempo, esperamos que aumente la participación africana en el mercado de las compras de organismos de ayuda internacional.

    Confiamos en que estos organismos comprenderán mejor tanto el potencial como las dificultades de las empresas africanas. Por último, consideramos que las organizaciones de promoción del comercio estarán en mejores condiciones para asesorar a las empresas nacionales sobre la manera de ganar licitaciones y abastecer a la comunidad humanitaria.

    Cuando el programa llegue a su fin, en 2003, habremos identificado, estudiado y capacitado a 300 empresas africanas, con el objeto de que cumplan los requisitos técnicos y comerciales de los organismos internacionales.

    Al mismo tiempo, está previsto el establecimiento de una red de empresas, organismos internacionales y organizaciones locales de promoción del comercio, que asegurará un intercambio continuo de información sobre oportunidades comerciales.

    Esperamos poder impugnar la idea tan extendida entre los organismos internacionales de que sólo los productos extranjeros pueden satisfacer las necesidades humanitarias de África. Esperamos también poder convencerlos de que tal vez vale la pena estudiar el potencial y la capacidad de abastecimiento de los productores locales.