•  SP header 
  •  

    Comercio de servicios: Ante todo, saber de qué se trata

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 2/2005

    Photodisc

    Los retos

    A menudo, los planes nacionales de desarrollo excluyen al sector servicios.

    Las estrategias de exportación de muchos países en desarrollo se centran en la producción de bienes, y descuidan las oportunidades de diversifi car el comercio y crear empleo en los servicios. Los mercados mundiales para los servicios están creciendo, y ofrecen posibilidades en los segmentos de la asistencia empresarial, los servicios profesionales y el turismo, gracias a innovaciones tecnológicas como las telecomunicaciones, hoy más rápidas y baratas, y al menor costo de los viajes, que facilitan la comercialización y la búsqueda de nuevos clientes.



    La importancia de los servicios rebasa su propio ámbito, ya que éstos constituyen la espina dorsal de todo el comercio, inclusive para los países exportadores de bienes. La competitividad de los productores agrícolas e industriales y de las propias empresas de servicios depende de la calidad de la educación, de los servicios fi nancieros, de la logística y de las telecomunicaciones.

    El auge de la exportación de servicios también contribuye al desarrollo general, pues genera empleos para categorías menos presentes en las exportaciones tradicionales, como, por ejemplo, las empresarias o los trabajadores discapacitados que ofrecen servicios de consultoría. Algunos de los segmentos de servicios requieren de inversiones de capital reducidas, y su prestación puede hacerse por internet.

    ¿Cómo explicar, entonces, la reticencia de los países en desarrollo y sus empresas? Diversos estudios muestran que unos y otras tienen capacidad y potencial de exportación en muchos segmentos. Los servicios aportan al menos el 50% del producto interno bruto en la mayoría de los países en desarrollo.

    El principal escollo es la falta de información. Debido a la diversidad y fragmentación del sector, la recopilación de datos es difícil y las estadísticas comerciales, incompletas. Muchos países en desarrollo están exportando ya servicios, pero las pequeñas empresas quizás no tienen conciencia de que sus transacciones con visitantes extranjeros o el suministro de servicios por internet son formas de exportación.

    Las empresas de servicios de los países en desarrollo tropiezan con la reglamentación de los mercados vecinos y regionales, que pueden coartar su capacidad para establecer representaciones en mercados con potencial y llegar a los clientes extranjeros, y por ende, su crecimiento.

    Alcanzar credibilidad en el extranjero es otro reto. Es frecuente que los países en desarrollo tropiecen con prejuicios desfavorables en los mercados internacionales. Para mejorar su imagen, las empresas de servicios de estos países deben dar prioridad a la mercadotecnia y al control de la calidad.


    Las soluciones

    • Divulgar el potencial de la exportación de servicios. Se pueden organizar desde seminarios para altos funcionarios y empresas sobre las oportunidades del sector, hasta campañas en los medios de comunicación para informar a los parlamentarios, círculos académicos e instituciones de apoyo.
    • Integrar los servicios en las estrategias nacionales de exportación. Invertir en sectores con potencial. Mejorar las estadísticas del comercio de servicios y utilizarlas en la formulación de estrategias y la sensibilización. Organizar y coordinar el sector: fomentar redes y alianzas nacionales y regionales.
    • Mejorar el nivel de preparación para exportar servicios. Dar prioridad a un acceso barato y amplio a las telecomunicaciones. Mantener niveles de educación elevados para apoyar las industrias del conocimiento. Favorecer una perspectiva mundial, que genere una cultura empresarial orientada a la exportación.
    • Ganar credibilidad. Incorporar los servicios en las estrategias de creación de una imagen de marca nacional. Promover la certifi cación de la calidad de los servicios. Promover la oferta agrupada de servicios conexos. Apoyarse en las redes nacionales e internacionales creadas por las asociaciones del sector servicios.
    • Refl exionar sobre la reforma de las políticas. Propugnar la transparencia de la reglamentación nacional y la colaboración con países limítrofes y vecinos para eliminar obstáculos al comercio de servicios. Estudiar la forma de mejorar el acceso a la fi nanciación y la libre circulación transfronteriza de trabajadores.
    • Alentar la defensa de los intereses empresariales en las negociaciones sobre los servicios. Éstas son una oportunidad para mejorar las normativas nacionales y negociar la eliminación de los obstáculos al comercio. Hay que celebrar consultas con las empresas para conocer sus intereses y negociar prioridades para la mejora del acceso a los mercados. 

    Contribuyeron a este artículo Doreen Conrad, Natalie Domeisen, Prema de Sousa y Linda Schmid