•  SP header 
  •  

    Combatir el paludismo con productos locales

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 4/2001 

    El paludismo es uno de los problemas sanitarios más graves del mundo. Según la OMS, cada año se registran entre 300 y 500 millones de casos, 90% de ellos en África. En octubre de 1998, la OMS, el UNICEF, el PNUD y el Banco Mundial emprendieron el programa Roll Back Malaria (RBM), con el propósito de reducir a la mitad la incidencia de esta enfermedad para el año 2010.

    El uso de mosquiteros, cortinas y otros artículos impregnados con insecticidas puede incrementar de forma significativa la protección contra los vectores del paludismo. Entre sus medidas preventivas, la iniciativa RBM distribuirá 32 millones de mosquiteros y botiquines especiales cada año. Esto ha generado una creciente demanda de mosquiteros y cortinas confeccionadas localmente. Se estima que hoy se fabrican en África seis millones de unidades. La República Unida de Tanzanía y Camerún exportan mosquiteros fabricados con telas artesanales; Togo, Kenya y Sudáfrica exportan mosquiteros fabricados con otros textiles. Senegal se ha convertido en un gran exportador de insecticidas.

    El caso de la República Unida de Tanzanía es un buen ejemplo de la influencia que una correcta política estatal puede tener a la vez en la lucha contra una enfermedad letal y en el desarrollo de un segmento del sector privado. En 1994, el Gobierno suprimió el impuesto de 100% que se aplicaba a la venta de mosquiteros. Se generó así un aumento considerable de la demanda, y el número de fabricantes pasó de uno en 1994 a tres en 2000. Su producción total anual es de 2,3 millones de unidades; de éstas, 1,58 millones se venden en la República Unida de Tanzanía, y el resto se exporta.

    Paul Baker es analista de mercado y colabora con el CCI (baker@intracen.org)