•  SP header 
  •  

    Bienes preenvasados: Sistema de certificación de cantidad del producto

     

     
     
    Forum de Comercio Internacional - No. 3/2010

    Se estima que los productos básicos preenvasados representan más del 75% del valor total de los bienes comercializados en el mundo. Aun así, en los países en desarrollo, la exportación de muchos productos de consumo preenvasados suele verse obstaculizada por engorrosos procedimientos de control en las fronteras o incluso rechazada por no conformidad con la cantidad de producto indicada.1

    Para eliminar esas barreras comerciales, la Organización Internacional de Metrología Legal (OIML) está elaborando un sistema de certificación de la cantidad de producto en preenvases (provisionalmente denominado Sistema de marcado IQ); se trata de un sistema internacional de certificación de carácter voluntario con el que se entiende facilitar el comercio reduciendo demoras en las fronteras debido a las verificaciones de cantidad e infundir confianza a los compradores en cuanto al cumplimiento de los artículos con sus especificaciones.

    Las complejidades del control de cantidad

    La mayoría de los países dispone de leyes para controlar la cantidad de producto en preenvases; estas leyes se basan en el denominado sistema de promedio, según el cual, se toma una muestra para determinar si el lote es aceptable.

    Ahora bien, la prueba en el punto de venta destruye el producto preenvasado y no siempre es factible por la insuficiencia de artículos disponibles para el muestreo.

    La solución es controlar en el punto de envasado, pero cada vez es más frecuente que el envasado no se haga en el mismo país donde se vende el producto al consumidor. Por lo general, los países no controlan los productos exportados ni disponen de instalaciones o recursos para verificar todos los lotes importados de productos preenvasados. La OIML publicó dos recomendaciones para facilitar el comercio de dichos productos: la OIML R 87 relativa a la cantidad de producto en preenvases y la OIML R 79 que estipula los requisitos de etiquetado de preenvases.

    El sistema de certificación de la OIML para preenvases

    La OIML está elaborando un sistema de certificación para la cantidad de producto en preenvases a fin de:

    • infundir confianza en la declaración de la cantidad nominal en preenvases,
    • promover la uniformidad de la declaración de la cantidad nominal,
    • facilitar el comercio de productos preenvasados y
    • aumentar la eficiencia de las autoridades en lo que respecta al control de preenvases.

    Además, procede a estipular los requisitos del sistema para envasadores y organismos de certificación.

    Al igual que los requisitos de marcado electrónico de la Unión Europea (UE), el sistema de certificación de la OIML probará que la exportación de bienes preenvasados cumple con los requisitos de cantidad cuando los importan países que implementaron las disposiciones de la R 87 y la R 79. Cabe señalar que el marcado electrónico de la UE es una autodeclaración del envasador que no conlleva la certificación de terceros en el momento del envasado. El envasador tiene que demostrar su capacidad de controlar la cantidad de producto antes que se le permita usar el marcado electrónico, pero en muchos casos, eso no se aplica en el país de origen. De ahí que, por lo general, las autoridades de los países receptores no confíen en la declaración de cantidad de los preenvases importados con dicho marcado. El sistema de certificación de la OIML incluirá la vigilancia del envasador por el organismo de certificación para garantizar el constante cumplimiento de los productos que lleven el marcado OIML, lo que aumentará la confianza de las autoridades y reducirá los controles en las fronteras.

    El diseño del sistema

    En función de la legislación nacional, la participación de entidades públicas y privadas será voluntaria para envasadores y organismos de certificación. También será voluntaria la aceptación de certificados de autoridades nacionales. El funcionamiento del sistema estará a cargo de un comité de gestión integrado por representantes nacionales de la OIML designados por organismos de certificación o expertos que éstos hayan nombrado para representarles.

    La designación de un organismo de certificación tendrá lugar tras la evaluación y aprobación de su aplicación que se notifica a la oficina de la OIML con fines de registro. Los organismos de certificación designados podrán entonces inscribir en el registro a envasadores que producen preenvases en el marco del sistema de certificación y que se especifican en el certificado emitido. Los certificados (o al menos sus referencias y ámbito de aplicación) serán publicados por los organismos de certificación en su respectivo sitio web. Los preenvases con un certificado de este tipo podrán llevar el marcado IQ, lo que permitirá a los inspectores rastrear la validez de dicho certificado.

    Las autoridades nacionales no estarán obligadas a aceptar los certificados emitidos según este sistema. Ahora bien, en numerosos países, las autoridades podrán fiarse de la prueba que los preenvases colocados en sus mercados cumplen con la legislación nacional. Algunas autoridades tal vez opten por aceptar únicamente certificados emitidos por otras autoridades y aunque el sistema así lo prevé, se espera que este último dé resultados creíbles y evolucione hacia un sistema de reconocimiento mutuo.

    Para más información, consulte: http://www.oiml.org/index.html?langue=es  o diríjase a Willem Kool: Willem.Kool@oiml.org

    1 La 'cantidad de producto' también se denomina contenido o contenido neto.


    RECOMENDACIONES DE LA OIML

    sobre preenvases

    La OIML es una organización intergubernamental que obra por promover la armonización mundial de los procedimientos de metrología legal (mediciones e instrumentos de medición). Publica recomendaciones que son reglamentaciones modelo y normas internacionales a tenor del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio de la OMC. Los países miembros de la OIML tienen el deber moral de incorporar las recomendaciones de esta última en su legislación nacional, en la medida de lo posible.