•  SP header 
  •  

    Aprovechar al máximo las negociaciones sobre servicios en Cancún… y después

     

     
     
    © Centro de Comercio Internacional, Forum de Comercio Internacional - No. 2/2003

    El sector servicios ha estado insuficientemente representado en las negociaciones comerciales internacionales. A pesar de que las negociaciones del AGCS comenzaron en 2000, las empresas de servicios de muchos países en desarrollo están mal preparadas para hacer aportes al proceso, lo que es paradójico, ya que según diversos estudios serían las más beneficiadas por la liberalización. La Conferencia Ministerial de Cancún es una oportunidad para que hagan oir su voz en relación a las negociaciones del AGCS, que culminarán en enero de 2005.

    Aunque en los países en desarrollo y las economías en transición hay numerosas asociaciones del sector servicios, rara vez se conoce su opinión sobre la liberalización del comercio. De ahí que los negociadores que defienden los intereses comerciales nacionales tengan tantas dificultades a la hora de recomendar políticas que reflejen fielmente las perspectivas de su sector servicios.

    Falta la opinión de las empresas de servicios

    Si se tiene en cuenta la magnitud y fuerza económica de estas empresas, resulta sorprendente que su voz no se oiga con más claridad en la OMC. La importancia económica mundial de los servicios es incuestionable, como lo muestra el aumento continuo del valor añadido por estas empresas - en especialidades que van desde la contabilidad y la publicidad a los servicios de construcción e ingeniería - como porcentaje del producto interno total. Para un número creciente de economías en desarrollo, el sector servicios es el mayor contribuyente a la producción, por encima de la agricultura o la industria.

    El plazo de Doha

    Desde la reunión de Doha, la hora de la verdad se aproxima para el sector servicios. Sus empresas, repartidas en 12 subsectores clave y con operaciones en más de 150 servicios esenciales para el bienestar económico de cualquier país, han estado en el centro de las negociaciones de la OMC respecto del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS) por más de tres años. La Declaración de Doha suscribió las iniciativas tomadas en relación al AGCS desde 2000, y fijó el 1.° de enero de 2005 como plazo para culminar las negociaciones. En México, durante la Quinta Conferencia Ministerial de la OMC, los gobiernos harán un balance de la situación en materia de liberalización del comercio de servicios.

    El hecho de que el sector servicios no haya dado a conocer su opinión en el proceso del AGCS puede obedecer en parte a que, por varias décadas, muchas empresas han exportado servicios con independencia de las barreras no arancelarias. Partiendo del principio de que "si no está roto, no lo repares", el sector servicios quizás no ha visto ningún interés en comprometerse en un proceso complejo y lento, sin relación directa con la obtención de utilidades inmediatas. Pero esto es un error. Con el tiempo, los representantes del sector servicios en el proceso de liberalización del comercio lograrán más beneficios para el sector. Para los exportadores de servicios es más útil una política dinámica que una política proteccionista. Para asegurar que el marco normativo sea equilibrado y favorable a las empresas, el sector tendrá que participar y contribuir activamente en las negociaciones del AGCS, en el seno de la OMC.

    Falta un diálogo franco

    En muchos países en desarrollo sigue haciendo falta un diálogo y un intercambio franco y abierto de opiniones sobre los servicios entre los sectores público y privado, debido, entre otros motivos, a que:

    • a nivel nacional, las asociaciones del sector servicios no suelen dar prioridad a la liberalización internacional del comercio, de manera que no formulan recomendaciones sobre políticas comerciales que reflejen los intereses del sector y puedan ser defendidas por los funcionarios de comercio;

    • las empresas de servicios prefieren afiliarse a organismos profesionales, y no a las instituciones de apoyo al comercio (IAC), que prestan una mayor atención a las cuestiones relacionadas con la OMC;

    • a raíz del menor interés de las asociaciones profesionales por los problemas del comercio internacional y de la escasa participación de las empresas de servicios en las IAC, hay pocos mecanismos nacionales que comuniquen la opinión del sector servicios a los representantes oficiales en las negociaciones comerciales, y

    • en todo el mundo, las asociaciones del sector servicios se han centrado más bien en los problemas locales, restando importancia a las cuestiones relacionadas con la OMC.

      A continuación, Doreen Conrad, Jefa de la Unidad de Comercio de Servicios del CCI, responde a algunas de las preguntas más frecuentes sobre el papel del sector servicios en las negociaciones de la OMC sobre el AGCS:

      ¿Qué tipo de mecanismos u organizaciones pueden contribuir a incrementar la participación del sector servicios en las negociaciones internacionales?

      El CCI está promoviendo la formación de organizaciones de servicios federativas en los países en desarrollo, como la Asociación de Exportadores de Servicios de Uganda, que asisten a las principales reuniones de la OMC en representación del sector.

      ¿Cómo podrían los sectores público y privado del mundo en desarrollo colaborar para lograr una mejor representación del sector servicios?

      Hoy, los gobiernos de los países en desarrollo comprenden mejor la importancia del AGCS, pero necesitan asistencia para lograr apoyo de las empresas, sobre todo cuando sus asociaciones desconocen las proyecciones que tiene el proceso del AGCS. El GATS Consultation Kit del CCI es un buen instrumento para comenzar a promover una interacción más eficaz entre las organizaciones del sector servicios y los respectivos gobiernos.

      ¿Qué papel desempeñan las IAC en la representación de las empresas de servicios, y especialmente las PYME, en los países en desarrollo y las economías en transición?

      En general, las PYME se integran en asociaciones profesionales, por ejemplo, de contabilidad o arquitectura, y suelen carecer del tiempo y los recursos para adherirse a una asociación empresarial generalista, como las cámaras de comercio, que tienen una escasa representación en el sector servicios de los países en desarrollo. Algunas cámaras de afiliación obligatoria, como la de Croacia, tienen personal encargado específicamente de los asuntos de la OMC.

      ¿Qué subsectores tienen el mayor potencial exportador?

      A juicio del CCI, uno de los ámbitos con mayor potencial para aumentar la exportación es el de los servicios para empresas y profesionales, al que dedica una atención especial. Otro ámbito es el turismo.




      Calendario AGCS: aún se puede contribuir

      Las negociaciones de Doha confirmaron el calendario para el AGCS. Estas son las fechas clave:

    • Marzo de 2001: Se aprueban directrices y procedimientos de negociación del AGCS.

    • 30 de junio de 2002: Vence plazo presentación solicitudes de acceso a mercados.

    • 31 de marzo de 2003: Ofertas iniciales de acceso a los mercados.

    • Septiembre de 2003: Balance del AGCS en Quinta Conferencia Ministerial de la OMC (Cancún, México).

    • 1.° de enero de 2005: Vence plazo para las negociaciones del AGCS como partes de un todo único.




      Cuando el fomento empresarial da buenos resultados

      Durante las negociaciones de la Ronda Uruguay relativas al acuerdo sobre el comercio de servicios se dieron varios ejemplos exitosos de fomento empresarial, basados en la movilización focalizada de grupos de presión con recursos adecuados.

      Hubo básicamente dos grupos que lograron adecuar a sus necesidades la formulación final del AGCS. Las multinacionales, que consiguieron normas más flexibles sobre el establecimiento de filiales en el extranjero y el traslado de personal entre distintos mercados, y, en segundo lugar, los representantes de categorías profesionales que se emplean temporalmente en el extranjero - durante uno o dos años -, como el personal docente y de enfermería.

      Así, se descuidaron las necesidades de una mayoría de las pequeñas empresas de servicios, que no disponían de grupos de presión bien organizados. Esta categoría, representativa del sector servicios de muchos países en desarrollo, no pretende establecer filiales en el extranjero, sino desplazarse a mercados extranjeros para llevar a cabo operaciones de corta duración, generalmente inferior a diez días. Esta es una lección que deberían recordar las organizaciones de servicios de los países en desarrollo en el marco de las actuales negociaciones del AGCS.

      El fomento empresarial exige prioridades claras, recursos bien orientados y un planteamiento firme, sustentados en una planificación adecuada y oportuna. Hay algunos enfoques que las IAC de países en desarrollo o las agrupaciones de exportadores de servicios podrían aplicar para orientar las negociaciones del AGCS en beneficio de sus miembros.

      Emular los éxitos

      Por ejemplo, ¿qué podría hacer un grupo de presión de un país en desarrollo para resolver en el contexto del AGCS el problema del visado de ingreso para sus exportadores de servicios?

      Sobre este problema hay una abundante literatura. Con demasiada frecuencia se impone a los pequeños exportadores de servicios de países en desarrollo una larga tramitación de los visados de ingreso a los mercados donde se abren nuevas oportunidades.

      Estos procedimientos no sólo exigen mucho tiempo y dinero, sino que impiden que los pequeños exportadores aprovechen las oportunidades de última hora. Las IAC de países en desarrollo o las asociaciones empresariales más generales podrían agruparse para lograr que sus gobiernos presenten una postura común a la reunión del AGCS que examinará el tema.

      Los grupos de presión, que en lo posible deberían representar a varios países de una misma región, se ocuparían de plantear las repercusiones que la lenta tramitación de los visados tiene a nivel de costos, operaciones en general e ineficiencia de la burocracia. Los representantes de las empresas deberían tratar de demostrar que la cuestión de la lentitud de los visados es contraria a las metas generales del AGCS.

      Una reivindicación firme y clara, y una movilización eficaz para lograr que los funcionarios de comercio nacionales conozcan las preocupaciones de los empresarios pueden ser sumamente eficaces. En realidad, las más de las veces, los exportadores de servicios de los países en desarrollo se ponen en campaña demasiado tarde y de forma desorganizada. El sector tiene que rectificar sus métodos si quiere defender con más fuerza sus intereses en el proceso del AGCS.




      Cómo usar el GATS Consultation Kit

      Este es un instrumento que las instituciones de apoyo al comercio pueden usar en beneficio de su sector servicios. El Kit pone a disposición de los funcionarios de comercio datos de gran utilidad y les ayuda a identificar las concesiones que desean obtener los exportadores de servicios. También pone de relieve el impacto que el AGCS ha tenido en el país desde 1995, y describe el calendario de liberalización de los servicios a nivel nacional.

      El GATS Consultation Kit está disponible en la dirección http://www.intracen.org/worldtradenet /docs/information/referencemat/gats_consultation_kit.htm


      Alison Clements-Hunt contribuyó a este artículo basándose en entrevistas con directivos del CCI, datos sobre la OMC y diversos sitios web sobre comercio internacional. Para más detalles sobre la preparación para las negociaciones del AGCS, diríjase a Doreen Conrad, Jefa de la Unidad de Comercio de Servicios del CCI (conrad@intracen.org).